Tercera edición del curso de Sina “Lactancia materna: sesiones de formación para estudiantes y profesionales” – 16/10/2013 a 13/11/2015

publicado en: Formación LM/crianza | 0
ÚLTIMA HORA: Ya nos han confirmado que está actividad está acreditada por la Comisión de Formación Continuada de Profesionales Sanitarias de la Comunidad Valenciana con 2,2 créditos.

Cartel curso 2015 EVES pdte 3 ED reducida

El próximo mes de octubre dará comienzo la tercera edición de las sesiones de formación sobre lactancia materna que llevan por título:

Lactancia Materna: sesiones de formación para estudiantes y profesionales

Lugar: Universitat de València. Facultad de Medicina, aula número 10.

Conscientes de la necesidad de que la información y el apoyo a las madres que quieren amamantar cuente con una base científica, y de la escasa formación sobre lactancia materna que reciben los estudiantes sanitarios a lo largo de sus carreras, Sina considera una necesidad llevar a cabo esta serie de sesiones de formación impartidas por profesionales expertos en lactancia materna.

Estas sesiones formativas estarán dirigidas especialmente a estudiantes de medicina y de enfermería, matronas y profesionales sanitarios que quieran actualizar sus conocimientos en lactancia materna, y a asesoras de lactancia. Este curso será válido para superar la parte teórica de los requisitos para ser asesoras de Sina.

También pueden ser de interés para estudiantes de psicología, biología, estudiantes de trabajo social, educadores y para cualquier persona que quiera adquirir conocimientos en esta materia.

Desde Sina estamos convencidas de que si se forma al personal sanitario desde su etapa de estudiante, la lactancia materna recibirá la atención que se merece y podrá llegar a normalizarse.

Las sesiones formativas tendrán lugar los viernes 16, 23 y 30 de octubre y 6 y 13 de noviembre de 2015, con una duración total de 20 horas.

Este curso está acreditado por la IHAN y estamos pendientes de la aprobación de la acreditación de la EVES.

El periodo de inscripción será hasta el 14 de octubre.

El pago se realizará en la siguiente cuenta de BANKIA:

ES 31 2038-6091-81-6000038908

Para formalizar la inscripción, se enviará a formacion@asociacionsina.org la siguiente documentación:

  • Justificante de pago.
  • Ficha de inscripción. Puedes descargarla AQUÍ.

Puedes descargar el cartel del curso en pdf AQUÍ y la información sobre el programa y los ponentes del mismo AQUÍ y AQUÍ.

Cartel Curso 2015 - Programa reducida

Cartel Curso 2015 - Ponentes reducida

Prácticum de psicología en Sina: Laura y Olaya

publicado en: ASÍ TRABAJAMOS, UNETE A SINA | 0

 

Un año más en Sina contamos con la inestimable colaboración de dos alumnas de prácticas, estudiantes de psicología de la Universidad de Valencia, Olaya y Laura. Ya es el cuarto año y la experiencia en todas las ocasiones ha sido muy enriquecedora, contar con estudiantes en prácticas es un paso más hacia la normalización de la lactancia.

Para nosotras tener cada año a estudiantes con tantas ganas y motivación es todo un aprendizaje. Además en este proceso no sólo aprenden ellas, realizan su trabajo en la asociación a lo largo de todo el año y contribuyen a que Sina sea cada vez un poco más grande y mejor. Ellas nos van a contar qué es lo que les ha traído hasta nosotras y al final del curso, cuando ya se hayan empapado de la esencia de Sina, nos contarán qué han hecho y cuáles son sus conclusiones.

Ruth, voluntaria de Sina.

(Tutora del practicum, psicóloga, Consultora Internaciona de lactancia IBCLC)
Coordinadora del Grupo de Trabajo Sina Asesoría en lactancia materna

________________________________________________

Laura Estudiante de Psicología en prácticas
Laura
Estudiante de Psicología en prácticas

¡Hola a todos!

Mi nombre es Laura y voy a formar parte de esta asociación durante mi período de prácticas. Espero compartir muchísimas alegrías y experiencias con todos vosotros.

 Soy estudiante de psicología y me encuentro ya en el último año de carrera.

Quiero a la psicología, me encanta, la adoro. Y ello es porque me ayuda a desarrollar más mi lado humano, a tener un criterio más objetivo, y desarrollar una capacidad de empatía, comprensión y aceptación mucho más amplia.

Es por ello que mediante ella, llego a mi cumbre de mi realización personal.

Estoy contenta y espero que mi estancia sea muy agradable.

Laura

Estudiante de Psicología en prácticas

________________________________________________

Olaya Estudiante de Psicología en práctica

Hola a todos compañeros y amigos de Sina:

Me presento, soy Olaya y soy estudiante de último curso de Psicología en la Universidad de Valencia. Es un verdadero placer para mí el tener la oportunidad de realizar mis prácticas universitarias en un lugar como este, donde se respira vida en cada una de sus propuestas y proyectos.

Me decanté por Sina ya que adoro a los niños, y la maternidad me parece una maravilla, en primer lugar, y mi segundo motivo sería el tener la opción de completar algo más el currículum ya que durante toda la carrera apenas se habla de este tema.

Creo que no hay nada más maravilloso en el mundo que tener la capacidad de dar la vida y como amante de ella que soy, pienso que la maternidad es un regalo del que somos receptoras privilegiadas las mujeres, por ello, mujeres y mamás del mundo entero ¡FELICIDADES!

Respecto a una de las primeras tomas de contacto con la asociación, el pasado miércoles 25 de septiembre, tuve la oportunidad de disfrutar de una tarde en el Hospital General junto a Concha, una de las voluntarias de Sina, y observar en primera persona el fantástico trabajo que realiza con las mamás que deciden dar el pecho a sus bebés. De Concha observé un entusiasmo y una pasión por su trabajo que me enamoró y me hizo contagiarme desde el primer momento de todo ello. Para ser más explícita, tuve los pelos de punta durante todas las visitas realizadas.

Olaya

Estudiante de Psicología en prácticas

 

Y, desde Sina, estamos seguras de que el paso de Laura y Olaya por nuestra asociación va a enriquecernos tanto a ellas como a nosotras. Nuevas experiencias, nuevas estudiantes interesadas por saber cómo es el día a día en los grupos y para las madres lactantes. ¡Estamos muy contentas de tenerlas entre nosotras!

Suplementación con yodo durante la lactancia

publicado en: Lactancia en general | 0
El 30 de octubre de 2012, en un taller llevado a cabo por la Dirección de Salud Pública del Gobierno Vasco con la colaboración de la Dirección General de Investigación y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, se analizó y discutió la evidencia disponible sobre la necesidad y seguridad del uso de suplementos de yodo y ácido fólico durante el embarazo y la lactancia. El pasado mes de septiembre, la revista Endocrinología y Nutrición publicaba un artículo sobre la toma de posición del Grupo de Trabajo de Trastornos relacionados con la Deficiencia de Yodo y Disfunción Tiroidea de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición sobre este tema, que daba un giro de 180 grados a lo recomendado en el taller del año anterior. Dada la importancia de mantener unos niveles adecuados de yodo durante el embarazo y la lactancia, hemos considerado de interés dar difusión a este artículo.

File:Iodine-sample.jpgEl 30 de octubre de 2012, la Dirección de Salud Pública del Gobierno Vasco, con la colaboración de la Dirección General de Investigación y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, llevaba a cabo un taller en Bilbao en el que se estudió la evidencia disponible que ha llevado desde hace tiempo a recomendar los suplementos de yodo y ácido fólico durante la gestación y la lactancia. En el documento que publicaron a raíz de lo estudiado en el taller (lo puedes consultar aquí), se recomendaba en el punto 2 lo siguiente: “La suplementación universal con comprimidos de IK [yoduro potásico] durante la gestación y la lactancia materna en estos momentos no está justificada en España, ya que con el contenido de yodo en la sal yodada y en la leche y derivados lácteos es posible cubrir las necesidades en la gestación y lactancia, evitando asimismo los posibles riesgos del exceso. La suplementación farmacológica durante el embarazo y la lactancia podría realizarse, como una medida temporal, en las áreas donde haya evidencia clara de yododeficiencia en la población. Cuando no sea así, debería quedar restringida exclusivamente para las mujeres en riesgo de realizar ingestas insuficientes de yodo o desarrollar disfunción tiroidea en estas etapas. Es decir, a las mujeres que no toman ni van a tomar leche ni derivados lácteos y mujeres que no consumen ni van a consumir sal yodada.”

Desde el Comité de Lactancia de la AEPED no se secundaron estas recomendaciones. Así, en una consulta realizada el 10 de diciembre de 2012 en el foro que tienen para padres (puedes consultar el hilo aquí), ante la pregunta de si se debía seguir suplementando a la luz de lo publicado en el mencionado documento, la respuesta fue esta: “Hasta que no tengamos buenos estudios y la recomendación, basada en estudios adecuados, de un organismo oficial, lo ideal es seguir como hasta ahora.”

Como entenderéis, desde Sina hemos seguido con gran interés este tema, ya que es importante que los niveles de yodo en la madre durante la gestación y la lactancia sean adecuados, pues las carencias pueden tener consecuencias importantes para el bebé.

Hoy mismo ha llegado hasta nosotras un nuevo artículo, editado el pasado mes de septiembre en la versión on-line de la revista  Endocrinología y Nutrición, que arroja nuevos datos sobre este tema. El artículo lleva por título: “Suplementación con yodo durante el embarazo y la lactancia. Toma de posición del Grupo de Trabajo de Trastornos relacionados con la Deficiencia de Yodo y Disfunción Tiroidea de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición” y las conclusiones dejan clara la recomendación:

“En espera de alcanzar la meta de que la inmensa mayoría de la población gestante de nuestro país presente un adecuado estado nutricional de yodo, nuestro Grupo de Trabajo TDY-DY mantiene la recomendación explícita de la prescripción de yoduro potásico antes de la gestación, si es posible, durante la misma y en el período de lactancia.”

Podéis consultar el artículo completo aquí.

Fiesta de la Lactancia materna y celebración del 20 aniversario de Sina – 06/10/2013

cartel flm 2013

La XI edición de la Fiesta de la Lactancia Materna se celebra en los Jardines de Viveros (Valencia) el próximo domingo 6 de octubre, en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Estará organizada por Sina, Lactancia y Crianza, y colaborarán asociaciones y organismos como Amamanta, Volem Creixer, El Parto es Nuestro, Som de Pit, Criar sin Manual y Mammalia.

La Fiesta de la Lactancia Materna será un evento lúdico e informativo, abierto a la participación, que contará con multitud de actividades para toda la familia. Dará comienzo a las 11.30 hrs con la bienvenida y degustación de horchata; a las 12.00 hrs seguiremos con la actuación musical de Dani Miquel; a las 13.00 hrs se impartirá una charla de lactancia para embarazadas y se llevará a cabo un encuentro de madres en grupos de apoyo.

Como sabéis, la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM) es convocada a nivel mundial por WABA (World Alliance for Breastfeeding Action), para crear conciencia de la importancia de la Lactancia Materna y conmemorar el aniversario de la Declaración de Innocenti (elaborada en 1990 por OMS / UNICEF, sobre la protección, promoción y apoyo de la Lactancia Materna).

La Semana Mundial de la Lactancia Materna este año 2013 se celebra bajo el lema: “Apoyo a las madres que amamantan: cercano, continuo y oportuno”. Con este lema, se quiere poner el acento en el apoyo entre pares, pues, aunque las mujeres sean capaces de tener un buen comienzo, muchas veces, tras las primeras semanas o meses después del parto hay un gran porcentaje de abandonos de la lactancia y, más concretamente, de la lactancia materna exclusiva. El periodo durante el cual las madres no acuden a un profesional sanitario que les pueda ayudar (y, muchas veces, como complemento a estas visitas, si el sanitario no tiene conocimientos en lactancia materna) el apoyo de una comunidad de madres es esencial.

La “consejería entre pares” o “apoyo madre a madre” consiste en madres que ayudan a otras madres que, en este caso, comparten el deseo de amamantar a sus hijos. Las consejeras son mujeres en su misma situación o que ya han pasado por ella; son las asesoras de lactancia, que, además de su experiencia personal, tienen formación teórica y práctica en temas de lactancia.

Este tipo de apoyo suele organizarse mediante asociaciones o grupos de apoyo a la lactancia materna, que mantienen reuniones periódicas con las madres para prestar apoyo y dar información. Muchas veces este servicio viene completado por la asistencia telefónica (en Sina el teléfono de consultas es el 677 202 129), correo electrónico (info@asociacionsina.org) o lugares de la red a través de los que contactar con el grupo (en el caso de Sina, la página de la asociación de Facebook) o estar al tanto de las noticias que se van publicando (Twitter de Sina).

Pero, además, este año, la fiesta de la lactancia se viste de largo.

 ¡Sina, Lactancia y Crianza, cumple 20 años!

Blue candles on birthday cake

No sabemos si las fundadoras se lo imaginaban, no sabemos si alguna de las madres que empezaron a acudir a ese primer grupo de apoyo pensaba que la asociación tendría una proyección como la que ha tenido en este tiempo.

Las que ahora estamos en Sina éramos muy jóvenes en aquel entonces. Alguna ni siquiera tenía en la cabeza ser madre algún día. De lactancia no teníamos ni idea, ya que la mayoría habíamos sido criadas con leche de fórmula y en nuestro entorno no era común ver a mujeres amamantando. Cuando nos llegó el turno de ser madres, algo se removió dentro de nosotras, algo muy primigenio… lo llaman instinto… y lo dejamos salir y le dimos alas y nos llevó por caminos inimaginables. Y nos sentimos fuertes, poderosas, capaces. Y tuvimos claro que esa experiencia la merece toda mujer y decidimos luchar por que todas las que quisieran pudieran vivirla (eso sí, entre nosotras, ahora que no nos oye nadie, os confesamos que nunca avisamos a ninguna de lo que llega a enganchar).

Los años, desde aquel 1993, han pasado rápidamente y las que fundaron la asociación vieron cómo sus hijos crecían y sus prioridades cambiaban. A unas voluntarias venían a sucederlas otras y todas íbamos acumulando las experiencias de nuestras predecesoras, de las madres que venían a Sina, de nuestras compañeras… A eso se añadía la formación, ya que las publicaciones y las investigaciones relacionadas con la lactancia materna y la crianza con apego han aumentado de forma espectacular en este tiempo. Y, de madres, que tan sólo (¡tan sólo!) llevaban una mochila con su experiencia personal, pasábamos a ser, además, asesoras, con una formación y unas prácticas que exigían un buen nivel de conocimientos, y nuestras vidas se enriquecían.

La lucha sigue siendo la misma y aún nos encontramos sintiéndonos un poco raras, un poco fuera de lo normal. Y nos sorprende que lo normal, la lactancia materna, se salga de la normalidad… ¡Menudo juego de palabras!

Lo que tampoco cambia son los gestos y las imágenes que día tras día nos acompañan. Sigue habiendo manos cálidas consolando, brazos acogiendo, sonrisas, bebés aferrados al pecho de su madre, tranquilos, sintiéndose seguros y madres que recuperan la sonrisa tras encontrar el apoyo que les ha ayudado a superar su problema, a recuperar su fuerza.

Siguen nuestras reivindicaciones, nuestras movilizaciones por lograr que la lactancia se normalice, que los sucedáneos de leche materna ocupen su lugar de sucedáneos y que las madres así lo vean. Sin sentirse culpables, sólo sabiendo llamar a las cosas por su nombre.

Seguimos organizando eventos, fiestas, charlas, cursos, jornadas… Todo lo que se nos ocurre para divulgar la cultura de la lactancia, para hacer llegar a los profesionales de la salud y a la ciudadanía en general conocimientos sobre lactancia y que se destierren mitos y prejuicios.

Seguimos estando al lado de las que vienen buscando apoyo. Seguimos respetando y ayudando, en la medida que podemos, a las que no lo necesitan o deciden otra opción para sus bebés.

Seguimos teniendo claro que todas somos buenas madres independientemente de que demos un alimento u otro a nuestros hijos. Lo que nos encantaría es que la decisión se tomara teniendo toda la información veraz y basada en la evidencia científica y que se hiciera teniendo en cuenta qué es lo mejor para el bebé, que no tiene voz, ya que cuando nace no puede hablar.

Apoyamos a todas las madres y las acogemos en nuestros grupos siempre que lo deseen.

Sina es una asociación, pero quiere ser tribu y referente para las personas que buscan un lugar en el que compartir sus experiencias con la maternidad o paternidad, que en estos tiempos no es fácil encontrar el lugar para desahogarse con tranquilidad.

En Sina son más que bienvenidos los padres (sí, ellos que nos han acompañado en nuestro camino, aún sin entender muy bien en muchas ocasiones qué era lo que estaba ocurriendo), las abuelas, las amigas, y, por supuesto, los demás hijos. Porque ellos son fundamentales a la hora de que la madre se sienta apoyada. Y nos gusta verles, ponerles cara y hablar con ellos sobre cómo se sienten con todo esto de la lactancia y ayudarles a ser el sostén que la madre necesita.

20 años dan para mucho, pero nos hemos dado cuenta de que no son nada comparados con lo que nos queda.

Hemos tenido épocas mejores y peores, pero hemos logrado siempre salir airosas y con energías renovadas.

Así que, como estamos muy contentas y en estos tiempos y con el calor que hace en Valencia no está de más una fiesta con horchata, buen ambiente y grata compañía, nos hemos lanzado de nuevo a la piscina.

Este año celebramos los 20 años de Sina

y la XIª edición de la Fiesta de la Lactancia Materna.

¡Os esperamos!

Puedes descargar el cartel del evento en pdf AQUÍ.

Segregando la lactancia materna

Llevamos un tiempo sin publicar, pues muchas voluntarias están de vacaciones y con los servicios mínimos como son la atención telefónica, los amadrinamientos, el correo, el hospital y la atención personalizada… ¡las pocas que quedamos en la ciudad no damos abasto!

Por otra parte, el verano, época de poca actividad en la prensa, período de calor y de surgimiento de pasiones encontradas, mueve a que se den situaciones un tanto desagradables.

Estos últimos días, parece que le ha tocado a la lactancia. Suponemos que terminada la semana de la lactancia, es lo que ha quedado más a mano y sobre ella se están cebando en muchos lugares.

Leemos con estupor y preocupación cómo se están dando cada vez más situaciones de segregación de las madres lactantes. Personas que publican en prensa artículos en los que refieren como un acto de “mal gusto” el que una madre amamante a su bebé en un espacio público, mujeres que son expulsadas de lugares públicos por saciar el hambre de sus hijos (podéis ver varias de estas noticias aquí, aquí y aquí).

¿Qué está ocurriendo?

En un artículo de Huffington Post de principios de este verano (lo puedes leer aquí), se hablaba de la belleza de los daguerrotipos que están apareciendo con fotos de madres lactantes. En la época victoriana, muchas mujeres quisieron inmortalizar el dulce momento de amamantar a su bebé y se hicieron retratar en ese instante. Instante íntimo, que se vive entre dos personas, como el beso de amor de dos amantes, como el pasear cogidos de la cintura. Momentos íntimos, pero que no por ello deben ocultarse. El amor no es obsceno, el amor no es antihigiénico, el amor no hace daño, el amor no puede corromper.

Corrompen las miradas de aquellas personas que, más allá de una madre que alimenta a su hijo, ven obscenidad, suciedad u ofensa en un acto tan puro, sagrado y especial para las dos personas que lo protagonizan.

Y nos preguntamos:

¿Qué hay de obsceno en esto?

Breastfeeding

 

¿Qué mirada es la que tiene la persona que ve en esta imagen obscenidad, suciedad u ofensa?

Algo está fallando en esta sociedad…

Según los datos publicados en la Encuesta Nacional sobre Hábitos de Lactancia, el principal inconveniente que las madres perciben a la hora de lactar a sus hijos se basa en la relación con el entorno. Un 43% destaca, como uno de los obstáculos, la dificultad de dar el pecho en lugares públicos. Estas noticias que nos llegan estos días no hacen más que refrendar esta estadística. Un entorno hostil, con información limitada de lo que es amamantar a un bebé, que repudia y aparta a las mujeres mientras tratan de calmar el hambre o el llanto de sus hijos.

Estas actitudes sociales conducen a que las mujeres abandonen sus lactancias. Muchas optan por esconderse para amamantar y esto, durante un tiempo, se puede sobrellevar mal que bien, pero una mujer no puede encerrarse entre cuatro paredes durante meses.

En China, están probando un proyecto piloto que consiste en asientos especiales en los autobuses para que las madres puedan amamantar a sus bebés lejos de las miradas de los otros pasajeros; en muchos comercios, han habilitado desde hace tiempo salas de lactancia para que las mujeres den de mamar a sus hijos sin que se las vea; y, el último grito para ocultarse, son los cubres lactancia. ¿Qué será lo siguiente?

Las personas que critican a una madre que amamanta a su bebé no son conscientes del daño que están haciendo. Madres que, en muchos casos, han tenido que luchar con su entorno, han sufrido dolor, han tenido miedo, han superado dificultades, han librado batallas con sus pediatras, médicos o familiares. Presión, miedo, dolor, frustración… y una vez todo esto se supera, vergüenza y segregación. ¿Por qué?

Podría pensarse que una ola de puritanismo está sacudiendo el planeta, pero las imágenes que cada día amenizan los programas televisivos, o acompañan artículos o anuncios en prensa, nos demuestran que no es así.

Son los bebés comiendo de un pecho lo que molesta a un sector de la sociedad. Estas personas consideran que las madres cuando están en un lugar público, deberían amamantar en el retrete. A ellos va dirigido este spot de la Australian Breastfeeding Association:

Desde Sina, instamos a las madres que amamantan a que miren a los ojos de sus bebés mientras les alimentan, que los sientan, que olviden el mundo que les rodea y que sepan que los grupos de apoyo estamos para luchar por su bienestar, por que las dejen libres de disfrutar sus lactancias.

Que no nos roben la opción de vivir plenamente una experiencia tan pura e íntima.

Es nuestra y no debemos permitir que la ignorancia y la mala fe nos la quiten.

Más del 60% de los miembros del Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría han renunciado a su cargo

Indignadas y un poco huérfanas. Así nos sentimos al leer el motivo por el que más del 60% de los miembros del Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría (AEPED), haciendo gala de su honradez y su ética, han decidido dejar el Comité.

Nurse the Baby poster by Erik Hans KrauseEl Comité de Lactancia de la AEPED lleva años apoyando a las madres que hemos optado por amamantar a nuestros hijos. Han puesto a disposición de quien lo necesite un foro en el que responden a multitud de dudas que se plantean las madres lactantes (también hay uno para profesionales). Publican de forma regular documentos con información relevante y de gran interés. Organizan congresos a los que invitan a pretigiosos ponentes y eventos que tienen gran repercusión mediática. En los grupos de apoyo, nos basamos en sus indicaciones cuando, atacadas y menoscabadas, tenemos que justificar nuestras lactancias, porque nos tildan de snobs, de excéntricas y tratan de convencernos de que total es lo mismo…

k

Años de trabajo, de dedicación en cuerpo y alma de los profesionales que componen este Comité, han sido menospreciados por la Asociación Española de Pediatría que no sólo ha pasado por encima de un trabajo de años, sino que ha cometido una falta muy grave al violar el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna.

La noticia nos llegaba a través de esta publicación en la Telasmoteca (la puedes ver aquí).

Por lo que comentan en ella, en la revista Anales Españoles de Pediatría, en su última edición, la AEPED ha dado su visto bueno a la publicidad engañosa de una leche de fórmula de inicio, violando de forma flagrante el artículo 7.2. del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna que dice lo siguiente:

7.2 La información facilitada por los fabricantes y los distribuidores a los profesionales de la salud acerca de los productos comprendidos en las disposiciones del presente Código debe limitarse a datos científicos y objetivos y no llevará implícita ni suscitará la creencia de que la alimentación con biberón es equivalente o superior a la lactancia natural. Dicha información debe incluir asimismo los datos especificados en el párrafo 4.2.

680*420Como se puede ver en el anuncio, que no reproduciremos aquí, la información dada es totalmente sesgada. En él se da a entender que, en casos de cesárea, el alimentar a un bebé con esa leche de fórmula evita en un 46% el riesgo de infección gastrointestinal en el neonato. Obvian, de manera insultante, el papel protector de la leche materna en las infecciones gastrointestinales, entre otras. En concreto, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) Food and Agriculture Organization, en uno de sus documentos sobre lactancia materna, establece que:

el calostro y la leche materna tienen elementos anti infecciosos que ayudan a limitar las infecciones;

la alimentación con biberón aumenta el riesgo de infecciones por contaminación con organismos patógenos en la leche, la fórmula láctea y el agua que se usa en la preparación, así como los biberones, chupetes y otros artículos utilizados para la alimentación del niño;

Un caso de publicidad engañosa con todas las de la Ley. En Telasmos comentan que es denunciable ante Baby Milk Action. Añadimos que, según lo dispuesto en nuestro país en el artículo 9.2. del Real Decreto 867/2008, de 23 de mayo, por el que se aprueba la reglamentación técnico-sanitaria específica de los preparados para lactantes y de los preparados de continuación:

2. Los anuncios de los preparados para lactantes cumplirán las condiciones establecidas en los artículos 6.4.d); 7.b); 7.c) y 7.d) y contendrán únicamente información objetiva de carácter científico.

Tal información no deberá insinuar ni hacer creer que la alimentación con biberón es equivalente o superior a la lactancia materna.

Por lo tanto, según este mismo Real Decreto, existe en España un régimen sancionador que regula estas prácticas y que determina lo siguiente (artículo 15.2 del Real Decreto):

2. En particular, el incumplimiento de los preceptos referidos a etiquetado, información y publicidad de los productos contemplados en esta reglamentación técnico-sanitaria, tendrán la consideración de una infracción grave, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 35.B).1.º, de la Ley 14/1986, de 25 de abril.

Por otra parte, en nuestro país también contamos con una Ley General de Publicidad (Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad) que regula la práctica publicitaria y define la publicidad ilícita en su artículo 3.d. de la siguiente manera:

d. La que infrinja lo dispuesto en la normativa que regule la publicidad de determinados productos, bienes, actividades o servicios.

Así que, indignadas es poco…

La AEPED en este caso nos ha echado un jarro de agua fría por encima. Prácticas ilegales en una institución que debe velar por la salud de nuestros hijos… ¿Hasta dónde pueden llegar? ¿Qué será lo siguiente?

Con una acción tan pusilánime han echado por la borda años de trabajo del Comité de Lactancia y años de voluntariado de las asociaciones. Cuando tratamos de informar al personal sanitario y a los pacientes sobre la alimentación óptima del lactante es mucho el esfuerzo para los resultados obtenidos. Mucha lucha contra titanes, pues un sanitario desinformado echa por tierra una labor informada de una asesora con una facilidad pasmosa. Hasta ahora contábamos con la AEPED para respaldarnos, pero vemos que los que la dirigen bien poco piensan en sus pacientes y en sus mismos compañeros del Comité de Lactancia. Consideramos un gesto de menosprecio abrumador el que han tenido con ellos.

Desde Sina nos posicionamos totalmente en contra de esta actuación de la AEPED y damos nuestro apoyo a todos los componentes del Comité de Lactancia, tanto a los que renuncian, como a los que se quedan.

m

Gracias, Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría por vuestra dedicación y vuestro apoyo.

m

Hoy nos sentimos un poco huérfanas, pero seguimos el camino que iniciamos hace años. Parece que hoy algunos miembros de la AEPED lo han hecho más escarpado, pero a las madres lactantes no hay obstáculo que se nos resista porque sabemos que podemos.

No hay guerra si uno no quiere…

Estamos hasta la coronilla. Sí. Ya estamos llegando a un punto muy molesto.

Los medios de comunicación, en su afán de hacer caja, venden guerras que no existen. En este artículo, nos referimos a la guerra contra la leche de fórmula que supuestamente mantenemos algunas asociaciones y profesionales defensores de la lactancia materna. Ahora le ha tocado el turno a Venezuela…

¡Qué empeño más aThe Home Front in Britain during the Second World War HU36171gotador! ¡Qué ganas de poner palabras inventadas en boca de otros!

Llevamos varios días leyendo en diversos medios que Venezuela ha declarado la guerra al biberón.

Como en otras ocasiones, tras leer el titular, se encienden los ánimos y nos ponemos a la lectura de los artículos que ilustran tan polémicas afirmaciones, para encontrarnos que la realidad dista mucho de lo que se anuncia en esos avances demagógicos.

Lo que leemos es que Venezuela ha decidido imponer una sanción económica para quien incumpla lo dispuesto en el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, que lleva aprobado desde 1981. Nada más. Multar a quien cometa una infracción.

El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna es un código que promueve la lactancia materna porque: (1) es el alimento creado por la naturaleza para los lactantes, igual que el oxígeno es el elemento natural para nuestros pulmones (no hay sucedáneo del oxígeno que los haga funcionar de forma óptima); (2) la administración de sucedáneos de leche materna a bebés lactantes conlleva riesgos para su salud cuantificados y probados.

  • Los grupos de apoyo defendemos que toda madre tiene el derecho y es totalmente libre de alimentar a su bebé con la leche (materna o de fórmula) que considere más conveniente, pero promovemos que esta decisión se base en información veraz y científicamente probada.
  • Mantenemos que alimentar a un bebé con una leche que no es la idónea para su desarrollo lleva parejas consecuencias y que las personas tienen derecho a tener la información necesaria para tomar una decisión que puede tener efectos importantes sobre la salud de sus hijos.
  • Los grupos de apoyo llamamos la atención sobre el hecho de que ninguna empresa de fórmula ha publicado un compendio de los perjuicios que tiene el consumo de sus productos, algo que es de obligado cumplimiento por parte de los fabricantes de otros productos.
  • Siendo que hay una vasta bibliografía sobre los riesgos que conlleva alimentar a los bebés con sucedáneos de leche materna, instamos a que los cuidadores y responsables de la crianza de los niños se informen, e informen a su vez a aquellas personas en su misma situación, de los efectos nocivos que tiene sobre la salud de los lactantes el no ser alimentados de la forma más conveniente.

La defensa de la lactancia materna no es una cuestión de guerra o no guerra, es una cuestión de salud pública.

Curiosamente, la defensa y promoción de la lactancia materna no cuenta con el sostén económico que tienen las fórmulas artificiales.

Curiosamente, no hay un sólo estudio que avale que la afirmación de que “una y otra son iguales” sea cierta.

Curiosamente, no hay evidencia sobre la similitud de la composición de una y otra leche.

Curiosamente, detrás de la leche de fórmula hay una industria que ingresa millones, mientras que detrás de la promoción de la leche materna sólo hay personas que no obtienen ingresos por promocionarla.

Curiosamente, sobre los riesgos que conlleva la alimentación con leche artificial no sólo hay evidencia científica, sino cifras (y son muy alarmantes).

Los grupos de apoyo damos sostén a las madres que quieren amamantar y que tienen dificultades para hacerlo; aconsejamos sobre cómo conseguir una lactancia exitosa; nos basamos en las recomendaciones de organismos internacionales (no empresas privadas de ámbito internacional); reivindicamos que la lactancia materna sea, como lo fue hasta hace bien poco, considerada el alimento normal del bebé lactante.

No hay guerra si uno no quiere.

Nosotras tenemos bastante con apoyar a quien quiera ser apoyado y con informar a quien quiera escuchar.

La guerra para quien tenga tiempo y dinero que perder.

Algunas de las fuentes que nos han inspirado (e irritado):

Venezuela: guerra al tete y biberón con ley de lactancia

EFE: se abre la guerra al biberón en Venezuela para incentivar la lactancia materna

 

Folleto “Lactancia materna y medicamentos: una compatibilidad casi siempre posible”

En la asesoría sobre lactancia materna, uno de los temas recurrentes es la compatibilidad de la lactancia materna y algún tipo de sustancia: desde café, alcohol o tabaco, hasta medicamentos de todo tipo.

ComprimidosLas madres que amamantan no son seres de otro planeta y también enferman, se hacen pruebas diagnósticas y necesitan, cuando la salud decae, medicarse. A muchas les gusta beber café o té, alguna puede que tenga un evento familiar y prevea tomar alguna copa o encontremos una que esté preocupada por si un tratamiento de estética puede afectar a su lactancia.

Muchas personas ya conocen la posibilidad de consultar sus dudas sobre la compatibilidad entre una sustancia concreta y la lactancia materna en la web www.e-lactancia.org; pero el gran problema, la mayor parte de las veces, radica en el profesional sanitario que atiende a la madre y le receta un tratamiento. En la mayoría de casos, hay un enorme desconocimiento de esta herramienta tan útil. Esto tiene como consecuencia que muchas madres lactantes sean instadas a suspender temporalmente la lactancia o, incluso, a destetar cuando, realmente, no hay riesgo en que sea administrado el medicamento pertinente a la madre. Incluso, si se diera el caso de que no es compatible, podría buscarse en esa misma web otro alternativo que no diera problema de ningún tipo.

Por lo tanto, como no es fácil a veces hacerse escuchar, la web de la iHAN en su apartado de publicaciones ha colgado este magnífico documento que compartimos con todos vosotros con el ánimo de que os sea de utilidad… ¡Hay que hacerle un hueco en la cartera al lado de la tarjeta sanitaria!

El documento es un folleto que lleva por título Guía Rápida de Compatibilidad entre Medicamentos y Lactancia Materna “Lactancia Materna y Medicamentos, una Compatibilidad casi siempre posible” y ha sido editado por José Mª. Paricio y Juan José Lasarte.

¡Esperamos que os sea de ayuda!

Lactancia materna y desarrollo cerebral

Según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Brown University (EEUU), la materia blanca puede crecer hasta un 30% más en bebés amamantados al menos durante tres meses.

Support for the developing brain - MRI images, taken while children were asleep, showed that infants who were exclusively breastfed for at least three months had enhanced development in key parts of the brain compared to children who were fed formula or a combination of formula and breastmilk. Images show development of myelization by age, left to right.

h

El estudio se llevó a cabo utilizando imágenes del cerebro tomadas mediante resonancia magnética (MRI) a niños menores de cuatro años mientras dormían. Los investigadores hallaron que hacia los dos años, los niños que habían sido amamantados de forma exclusiva durante, al menos, tres meses, tenían un mejor desarrollo en algunas áreas clave del cerebro en comparación con los alimentados exclusivamente con fórmula o los que recibieron lactancia mixta. El desarrollo era mayor en áreas del cerebro relacionadas con el lenguaje, función emocional, y cognición.

El estudio analizó la cantidad de mielina de 133 niños con edades comprendidas entre los 10 meses y 4 años. Se tuvo en cuenta el tiempo de gestación y el estatus socioeconómico familiar.

Para llevar a cabo el estudio, se dividió a los niños en tres grupos: en uno estaban los bebés amamantados de manera exclusiva durante al menos tres meses; en otro los que fueron alimentados con lactancia mixta; y en el tercero estaban los alimentados con leche de fórmula. Además, se comparó a niños mayores y niños pequeños para establecer trayectorias de desarrollo de la materia blanca en cada grupo.

Lo que observaron los investigadores fue que en el grupo de lactancia materna exclusiva el crecimiento de la materia blanca era mucho más rápido que en el resto, le seguía el grupo de lactancia mixta y por último el de lactancia artificial (entre estos dos últimos la diferencia no fue tan importante). Según declaraciones de Sean Deoni, autor principal del estudio “encontramos que la diferencia (en el crecimiento de la materia blanca) es entre el 20 y el 30 % superior en los niños amamantados.”

Deoni y su equipo también realizaron una serie de tests para evaluar el desarrollo cognitivo entre los niños más mayores del estudio. Observaron que los niños amamantados tenían mejores puntuaciones en lenguaje, visión y control motor que el resto.

h

Influencia de la duración de la lactancia

En el estudio también se evaluó la influencia de la duración de la lactancia. El equipo de Deoni comparó a niños amamantados más de un año con los que lo fueron durante menos de un año y hallaron un desarrollo mucho mayor en los que habían sido amamantados más tiempo, especialmente en las áreas del cerebro relacionadas con la función motora.

“Pienso que, teniendo en cuenta toda la evidencia, parece que la lactancia materna es absolutamente beneficiosa” declaró Deoni.

 

Desde Sina añadimos, que no es que la lactancia materna sea absolutamente beneficiosa, es que es lo natural y el alimento creado por la naturaleza para los bebés humanos.

Y a la naturaleza es difícil superarla.

 

Fuente: http://news.brown.edu/pressreleases/2013/06/breastfeeding

Cuando lo natural se convierte en espectáculo

Una portada de revista con una madre amamantando a su hijo de tres años, un presentador probando la leche materna directamente del pecho de una madre invitada a su programa, una famosa declarando que amamantará a su hijo hasta que empiece la universidad

Hace pocos años, las mujeres que lactaban eran denostadas, criticadas, señaladas. De un tiempo a esta parte, la lactancia se ha convertido en espectáculo de masas.

De ser algo que se ocultaba, de lo que no se hablaba en público, a la televisión y al papel cuché. Ninguna postura beneficia, porque la lactancia materna ni es buena ni es mala, es lo natural.

Imaginemos todas estas situaciones teniendo de protagonista a otra función biológica, pongamos el embarazo. Imaginemos un mundo en el que los niños se crearan en un laboratorio. Imaginemos un grupo de madres que defendieran su naturaleza de mujer y decidieran gestar a sus hijos y disfrutar de su embarazo.

Imaginemos el capital que moverían esos laboratorios, los intereses económicos que habría detrás de todo ello. Consideremos un marketing que consiguiera hacer creer a las mujeres que no son capaces de crear vida, de que el embarazo es un fastidio que se puede evitar y así la figura femenina permanece inalterada.

Pensemos en esas madres que optaran por una gestación normal. ¿Cómo las vería el resto de la sociedad? Snobs, raras, extremistas… Sería difícil para ellas llevar a cabo un embarazo placentero pues a la primera molestia alguien vendría a recordarles que es que se habían empeñado en un absurdo. Que si no salía bien no tenían porqué sentirse mal pues otras opciones eran posibles.

La mayoría de los profesionales de la salud dejarían de estar formados en el tema de la gestación. Ya no haría falta saber sobre ese asunto y, cuando una gestante se acercara a sus consultas con algún problema con su embarazo que las preocupase, no sabrían cómo atenderla, le darían pautas erróneas y llegarían incluso a menospreciar su decisión de ser madres gestantes, borrando también de un plumazo su derecho al duelo si su sueño se viese truncado.

Estas mujeres se agruparían, tratarían de encontrar lugares en los que compartir con iguales sus experiencias, sus inquietudes, lugares en los que buscar apoyo. Lugares en los que hubiese mujeres que, como ellas, pensaran que el embarazo es bello, que no sólo es posible sino lo natural, pues para eso somos mamíferas, y las acompañaran en su proceso, haciéndolas sentir bien con su cuerpo, disfrutar de su momento, vivirlo plenamente.

Y cuando, además, la ciencia empezara a tratar de demostrar que la gestación es lo óptimo (¡qué absurdo, tener que demostrar que lo natural es lo más recomendable!), que conlleva beneficios tanto para la madre como para el hijo, se iniciaría el cambio.

Volverían las mujeres a vestir ropa que no tratara de esconder su tripa llena de vida. ¡Qué escándalo!

Y los medios, empezarían a mostrar interés en esta nueva tendencia… Una mujer saldría en la portada de una prestigiosa revista enseñando su barriga de 41+6 semanas, una presentadora de televisión decidiría ponerse una barriga de embarazada falsa para saber qué se siente, si pesa mucho, si la figura cambia tanto; una famosa declararía que iba a mantener su gestación hasta la semana 40.

¿Contribuiría esto a normalizar la gestación?

¿Qué intentaban la revista Time, el presentador holandés y Shakira? ¿Su momento de gloria, provocar, escandalizar? ¿O pensaban realmente que estaban favoreciendo a la lactancia?

En el camino hacia la normalización de la lactancia, los cambios deben producirse poco a poco, sin sobresaltos, sin aspavientos, sin desnaturalizar lo que es un acto biológico, común a toda la especie y, por ende, natural.

La lactancia no es ni una moda, ni una rareza promovida por un grupo de mujeres, es un proceso biológico propio de los mamíferos.

No confundamos, por favor.

1 2 3 4