Felicidades, África, por tu lactancia inducida

publicado en: Relactac.-Inducción | 3

En la blogosfera maternal hay varios rincones que son especiales, pues relatan vivencias que nos hacen aprender cada día un poquito más de la vida y nos hacen sentir que aún nos queda mucho camino por recorrer. Hoy compartimos con vosotros una entrada que publicó Eloísa López, autora del blog Una maternidad diferente, a la que agradecemos el habernos permitido acercaros esta historia bella, conmovedora y real. Una historia que reivindica que las mujeres podemos llegar donde nos propongamos y que es posible, la mayoría de las veces, hacer nuestros sueños realidad, siempre que contemos con la información necesaria, con el apoyo del entorno y con la confianza en nosotras mismas.

Tenía varios post pensados para cerrar el año. Alguno puede que caiga el lunes, pero hoy os quiero contar una historia que me ha alegrado tremendamente el día, una historia de superación, de lactancia, de las que a mi me gustan. Y, además, he tenido oportunidad de vivirla en tercera persona y muy cerquita.

Se trata de la historia de África, una mamá, que ya era toda una mamá cuando se acercó al grupo de lactancia para contarnos que iba a ser mamá de un bebé adoptivo y que quería inducirse la lactancia para poder darle el mejor alimento posible desde el primer día.

He de decir que mi labor como asesora de lactancia ha sido fácil y sencilla desde el primer día. Puramente la de apoyo entre madres, la de felicitarla por su decisión y animarla a seguir adelante. Le expliqué a grandes rasgos el proceso:

  • Todas las mujeres pueden dar el pecho, incluso sin haber estado embarazada. Simplemente la estimulación del tejido mamario mediante la succión, es suficiente para poner al pecho a trabajar.
  • Su principal baza a favor es que ya había estado embarazada. El tejido mamario se desarrolla en cada ciclo menstrual, pero el mayor crecimiento se produce durante el embarazo. Lo que su cuerpo ya había puesto en marcha una vez, lo podía recordar con más facilidad.
  • Su principal baza en contra era la persistencia y convencimiento necesario para afrontar un proceso largo y agotador hasta obtener las primeras gotas de leche. Y es que es necesario estimular el pecho con un sacaleches tan a menudo como sea posible para que todo el proceso de producción láctea se ponga en marcha.

Pero África estaba convencida de sobra, ya había leído al respecto y el apoyo y admiración del resto de las mamis del grupo solo sirvieron de acicate para convencerla de lo acertado del camino que ya había emprendido.

Iniciando la lactancia inducida

Convinimos juntas esperar a que su posición en la “lista de espera” fuera más avanzada para comenzar el proceso. Yo le insistí muchas veces en que una lactancia inducida era una “carrera de fondo” y más que un “sprint”, era importante mantener el esfuerzo. Comenzar demasiado pronto podía llevar al fracaso por agotamiento.

En julio, África inició el proceso. En el Instituto Madrileño de la Familia le adelantaron que ya le quedaba menos y se puso a trabajar. Yo le ofrecí una pauta de extracciones cada tres horas y al menos una nocturna para estimular el ciclo de la prolactina (las extracciones nocturnas son muy importantes). No había prisa, su bebé estaba en camino pero no a la vuelta de la esquina, pero yo insistía en que no era necesario aumentar a extracciones cada dos horas o aumentar las nocturnas.

Aún así, África, entusiasta, empezó con un ritmo a la medida de su convencimiento. El sacaleches se convirtió en su mejor compañero. Un sacaleches doble eléctrico de Medela, que supuso una gran inversión, pero que resultó un aliado a la altura de las circunstancias. Un sacaleches doble permite estimular los dos pechos a la vez, logrando mayores picos de estimulación y acortando el tiempo necesario. Al ser eléctrico, por otro lado, buscábamos algo que fuera cómodo y que le permitiera ver la tele, por ejemplo, o cualquier otra actividad mientras realizaba las extracciones.

Las primeras gotas

Le costó unas tres semanas ver las primeras gotas manchando el embudo del sacaleches, pero estaba concienciada de que el proceso iba a ser lento, ya lo habíamos comentado en repetidas ocasiones. Había momentos de dudas, pero esperábamos. Era su carrera de fondo y yo no dejaba de sentir que era un poco también mi carrera de relevos junto a ella, porque a veces una pequeña palabra de ánimo era suficiente para recomponer toda su determinación.

Pero el premio estaba a la vuelta de la esquina y, apenas una semana después, comenzó a “llenar” sus botecitos. 10 ml dieron paso, poco a poco, a 20 e incluso 30 mililítros de leche materna. Oro líquido para un bebé que todavía no había nacido.

Al poco tiempo África ya tenía problemas para almacenar tanta leche en su congelador y decidió hacerse donante de un banco de leche. Una mamá que no solo buscaba lo mejor para su pequeño y ya lo amaba tremendamente a pesar de no conocerlo, y además tan solidaria como para ofrecer el fruto de sus senos a los bebés más necesitados.

La recompensa

Y, finalmente, hoy África se ha reunido con su esperado bebé. Y las noticias que me llegan no podían ser más alentadoras, ya que ese pequeño, con apenas 7 días de vida, se “agarra como un campeón” en palabras de su propia madre. Una mujer cuyo amor no solo fluye en forma de leche a través de sus pechos, sino también en forma de las lágrimas de felicidad que derrama al ver satisfecho su deseo maternal.

Estoy segura de que esta lactancia no es solo lo mejor para ella y para su bebé, sino también lo mejor para esa diada, ya que la oxitocina fluye a chorro por las venas de África, gracias a su lactancia inducida, favoreciendo así el necesario vínculo con su bebé.

África, enhorabuena, felicidades. Eres todo un ejemplo de constancia, superación, amor y empatía. Te mereces todo lo bueno que está por llegar. Por mi parte, quitarme el sombrero y agradecerte el aprendizaje que hemos hecho juntas durante estos meses.

Desde Sina felicitamos a África por su inducción, por no dudar y buscar apoyo e información para conseguir su sueño.

¡Gracias Eloísa por compartir con todos esta bella historia!

FUENTE: http://www.unamaternidaddiferente.com/2012/12/felicidades-africa-por-tu-lactancia.html

Soy nieta e hija de leche

Soy nieta e hija de leche, y la historia se ha repetido en mi propia vida.

Las lágrimas se me caen… Nunca pensé que alguien como ustedes estarían interesadas en mi historia.

Y les agradezco mucho. Que esto sirva para otras madres, les dé fuerza y valor para continuar con la crianza de nuestros hijos con amor y ternura, y de la forma más sabia… Con nuestra leche materna.

Continue reading “Soy nieta e hija de leche” »

“La lactancia nos ha unido aún más”, por Adriana. Artículo de Sina en “El mundo de tu bebé” (sept. 2011).

La revista “El mundo de tu bebé”, publica en el número de septiembre un artículo de Sina. El artículo original se publicó en el blog de Sina:  “Mi relactación”, por Adriana.

Gracias Adriana, por tu colaboración con Sina. Aprovechamos para desearte un felicísimo nacimiento de tu tercer bebé.

Continue reading ““La lactancia nos ha unido aún más”, por Adriana. Artículo de Sina en “El mundo de tu bebé” (sept. 2011).” »

Marina y Elena, una lactancia extraordinaria: la historia de un triunfo más del instinto.

El nacimiento de Marina, hija de Elena, nos pilló a todos por sorpresa. Todavía no habían comenzado las Navidades y lo esperábamos para mitad de enero. Elena y yo sólo habíamos podido mantener un encuentro, hacía escasamente dos semanas.

Al poco tiempo recibí un mensaje de Sofía, coordinadora del Grupo de Trabajo Sina “madrinas de lactancia” y prima de Elena, explicándome en qué circunstancias se había producido el nacimiento de Marina, en una cesárea urgente por una súbita peritonitis de Elena, que aunque ya se encontraba relativamente bien estaba dolorida y muy cansada.

La intervención había sido complicada y la madre se recuperaba mientras la bebé, en perfecto estado de salud, estaba en Neonatos dentro de una incubadora.

Continue reading “Marina y Elena, una lactancia extraordinaria: la historia de un triunfo más del instinto.” »

RELACTACION. De Lactancia Mixta a Lactancia Materna Exclusiva: ¿cómo hacerlo?

Queremos agradecer a Inma Marcos que nos haya cedido este artículo para publicarlo en el blog de Sina.

Algunas madres llegan a la lactancia mixta sin necesitarlo, ya sea por ceder a la presión de las abuelas u otros familiares que están seguros de que el pequeño pasa hambre, ya sea por la falta de confianza de la propia madre en que es capaz de producir suficiente leche o por el mal consejo de algún profesional de la salud no reciclado en temas de lactancia materna.

Otras madres llegan a la lactancia mixta por necesidad, porque ha habido algún problema serio al inicio de la lactancia, el bebé ha perdido excesivo peso y necesita ese aporte extra por unos días.

En los dos casos es posible volver a producir toda la leche que necesita el bebé sin necesidad de dar leche de fórmula.

Continue reading “RELACTACION. De Lactancia Mixta a Lactancia Materna Exclusiva: ¿cómo hacerlo?” »

Un matrimonio de madres consigue dar de mamar a sus dos bebés mellizos

publicado en: Relactac.-Inducción | 0

Diari de Sabadell 8 octubre, 2010

El matrimonio de mujeres formado por Silvia Lebrón y Montse Pestana están viviendo el momento más dulce de toda su vida gracias al nacimiento de sus mellizos Gisela y Héctor. Además, la experiencia está resultando aún más completa ya que las dos madres han conseguido amamantar a sus hijos.

Continue reading “Un matrimonio de madres consigue dar de mamar a sus dos bebés mellizos” »

Dicen los libros de Medicina…

publicado en: Relactac.-Inducción | 5

Por Óscar Sánchez-Rey (República Centroafricana, MSF). Publicado en El blog solidario (5/X72010).

La historia de Louise y de su pequeña nieta, Micheline, no es una historia ni más excepcional ni más difícil que el resto de historias de los muchos pacientes que a diario vemos en los centros donde trabajamos. Pero es la historia personal, y por tanto única, de dos personas. Una pequeña paciente de apenas tres meses de vida, que nunca tendrá recuerdos de estos días, y de su abuela, que seguro que no olvidará su paso por nuestro centro nutricional de Boda.

Continue reading “Dicen los libros de Medicina…” »

Sense opció

Publicat à www.criatures.cat, blog d’Alba Padró.

A vegades la llet materna és  més que una opció… No hi ha res més. Llegiu.

El nen va néixer per cesària, en teoria perquè no dilatava, en realitat perquè el meu cos es va negar a treballar amb tanta pressió externa.

El primer que van fer va ser donar-li un bibe. Tot i que jo portava rajant llet nou mesos*. Quant em vaig despertar de l’anestèsia ja no el vaig deixar anar, ni de nit ni de dia, i això que no em podia moure.

Continue reading “Sense opció” »

Héjole, una prematura y su lactancia materna

26 cm y 560 g recien nacida ISupongo que no es fácil contar cómo se vive un nacimiento en el que las cosas no salen bien. No soy la única ni la última, por desgracia.

Quería un parto lo más natural posible, iba a dar pecho (siempre he leído que es lo mejor para un bebé), favorecer el contacto físico con mi hija, iba a dar una crianza y educación respetuosa, etc. El embarazo y el parto eran unos momentos mágicos, tanto para mí, como para el ser que venía, unos momentos que marcan para toda la vida y quería que fueran maravillosos para las dos.

Continue reading “Héjole, una prematura y su lactancia materna” »

“Mi relactación”, por Adriana

Conocí a Adriana a través del magnífico foro apoyocesareas y desde el principio me impresionó la fuerza que transmitían sus palabras. Esa fuerza era a la vez sabiduría ancestral e instinto de supervivencia. Tuve en seguida el impulso de contactar con ella movida por el ansia de ayudarle y a la vez de aprender muchísimo de ella. Ver cómo su mente y su cuerpo le daban a su hijo una lactancia que todo lo que le rodeaba se empeñaba en extinguir, ha sido glorioso y apasionante, lo que nos gratifica y llena a las madres voluntarias en el apoyo a la lactancia materna. Continue reading ““Mi relactación”, por Adriana” »