Los bebés alimentados con lactancia materna tienen un desarrollo cognitivo superior a los alimentados con leches artificiales

Un reciente estudio publicado por Aline Andres y colaboradores, de la Universidad de Arkansas, en la revista científica Pediatrics, publicación oficial de la Academia Americana de Pediatría, demostró que los bebés alimentados con lactancia materna presentaban un desarrollo cognitivo ligeramente superior a los bebés alimentados con fórmulas ya fuera ésta basada en leche de vaca o en proteínas de soja.

 

Learning the mobileLos investigadores estudiaron a 391 bebés de 3, 6, 9, y 12 meses. El desarrollo cognitivo se midió haciendo uso de escalas estandarizadas desarrolladas para estos propósitos (“Bayley Scales of Infant Development” y “Preschool Language Scale-3”).

Los resultados del estudio no mostraron diferencias entre los bebés alimentados con cualquiera de las dos fórmulas artificiales (leche de vaca versus soja), pero los niños alimentados con lactancia materna obtenían puntuaciones significativamente superiores en las pruebas cognitivas realizadas.

En particular, los bebés amamantados obtuvieron mejores resultados en desarrollo mental a los 6 y 12 meses que los bebés alimentados con ambas fórmulas (Mental Developmental Index), resultados superiores en desarrollo psicomotor a los 6 meses que los de leche basada en soja (Psychomotor Development Index), y mejores puntuaciones en lenguaje a los 3 y 6 meses que los bebés de leche de fórmula basada en leche de vaca.

Si bien estudios previos publicados en esta revista ya señalaban las ventajas en el desarrollo intelectual y psicomotor de los bebés amamantados, este último estudio lo confirma y no deja lugar a dudas, ya que ha sido corregido por factores externos que antes no habían sido tenidos en cuenta, como el nivel socioeconómico de la familia, la edad de la madre, su coeficiente intelectual, la edad gestacional, el sexo, el peso del nacimiento, la circunferencia del cráneo, la raza, la edad y la historia nutricional.

Breastfeeding a babyLa decisión de amamantar a un bebé o de alimentarle con leche de fórmula sólo la pueden (y deben) tomar los padres, pero debe ser un acto informado, pues está ampliamente demostrado que no es lo mismo para la salud de un bebé ser alimentado con leche materna que con leche artificial. Este trabajo de investigación viene, una vez más, a dejar patente cuáles son los riesgos que representa la lactancia artificial, y la idoneidad de la alimentación natural del bebé que obtiene de la leche de su madre todas las sustancias que necesita para un desarrollo óptimo y saludable.

El estudio completo puede consultarse en:

http://pediatrics.aappublications.org/content/early/2012/05/23/peds.2011-3121.full.pdf

 

Artículos relacionados:

http://www.asociacionsina.org/2012/08/08/lactancia-materna-lactancia-artificial/
http://www.asociacionsina.org/2011/11/20/le-doy-o-no-pecho-a-mi-bebe/
http://www.asociacionsina.org/2011/05/21/riesgos-de-la-alimentacion-con-leche-artificial/

Destruyendo mitos: Dime qué pezón tienes y te diré cómo será tu lactancia.

      Hace un tiempo publicamos un artículo de Inma Marcos sobre los pezones planos y los invertidos titulado “Pezón plano, pezón invertido y lactancia”.

 

Nos ha parecido interesante ahondar un poco más en el tema y exponeros qué tipos de pezón puede tener una madre. Por supuesto, insistimos, al igual que Inma Marcos en el artículo que os hemos reseñado, en que la forma del pezón no es en sí un impedimento para la lactancia, pero como el saber no ocupa lugar y hay muchos mitos en torno a los pezones y la lactancia, ampliamos la información que dimos en su día.

 

Existen varios tipos de pezones:

    •  pezón común: es el más habitual; en reposo protruye y se elonga durante la toma para situarse en el punto en el que el paladar duro se convierte en blando (punto S);

 

    •  pezón plano o corto: no protruye casi en reposo pero no presenta más particularidad que esa: es más corto que el común;

    •  pezón invertido: el pezón está hacia adentro y no protruye con la estimulación, la succión negativa del bebé al mamar puede provocar heridas; si la madre que tiene este tipo de pezón y nota alguna molestia o le surgen dudas, es aconsejable que busque un grupo de apoyo en el que le asesorarán sobre su caso concreto;

  •  pezón pseudo-invertido: en reposo se ve hacia adentro (umbilicado), pero con la estimulación protruye fácilmente y presenta el aspecto de un pezón común;
  • pezón retraído: en reposo se ve plano, pero con la estimulación protruye.

 

Si tienes curiosidad por saber cómo se puede saber si un pezón es invertido, pseudo-invertido o retraído, te contamos una manera de comprobarlo: comprime la zona de la areola cercana al pezón con tus dedos; si al comprimir, el pezón sobresale o se queda en línea con la areola, será pseudo-invertido o retraído; si, al contrario, el pezón con la estimulación se mete hacia adentro, es que es un pezón invertido.

 

 

Como hemos comentado, el éxito de la lactancia no está supeditado al tipo de pezón que se tiene. Esto se debe a que el pezón es simplemente una guía táctil que permite al bebé recién nacido saber de dónde sale la comida. El primer sentido que desarrolla un bebé, ya en el vientre de su madre, es el tacto. Por lo tanto, el pezón no será más que una señal fácil para que el bebé encuentre la fuente de alimento. También habrá que tener en cuenta que la naturaleza ha dispuesto esta forma de manejarse de forma que cualquier bebé sea capaz de encontrar el pecho (tanto si carece de vista, como de oído, de olfato o de gusto).

 

 

Hay otros tipos de pezones que no hemos incluido en la clasificación anterior, que no está de más conocer y tener en cuenta:

 

  •  pezón muy grande: en el caso de pezones grandes (el pezón suele medir entre 12 y 23 mm.) la madre debe saber que éstos, al elongarse durante la toma, pueden llegar a rozar un punto del paladar que provoca arcadas al bebé. Una solución en este caso sería diferir la lactancia hasta que la boca del bebé sea más grande y pueda mamar sin tener este reflejo;
  •  pezón accesorio: es un pezón situado lateralmente al lado del pezón principal. Un truco que usan muchas madres es taparlo con un esparadrapo para facilitar el agarre del bebé;
  •  pezón supernumerario o ectópico (literalmente “fuera de lugar”): casi siempre se localizan dentro de una línea imaginaria situada a cada lado del cuerpo, desde el vértice de la axila hasta la cara interior de los muslos. Los más frecuentes aparecen en la axila. Sólo en el 5% de los casos pueden observarse pezones ectópicos fuera de la línea de leche, siendo entonces las localizaciones más frecuentes la espalda, los miembros, el cuello, la cara y la vulva. Este tipo de pezón está constituido por tejido glandular, con lo que podría excretar leche durante la subida de leche. Si se da el caso, se recomienda no manipularlo ya que esa leche, si ese pezón no se estimula, se reabsorberá y el pezón dejará de producirla.

 

Sea cual sea tu caso, lo importante es que sepas que el éxito de la lactancia no depende del pezón que tenga una madre, sino de la información, la motivación y el apoyo que reciba.

 

 

 

Todos sirven

Preguntas comunes: pezones planos o invertidos

Pezón plano, pezón invertido y lactancia” por Inma Marcos

 

Reflexiones tras la SMLM: ¿Lactancia materna o lactancia artificial?

En este artículo no vamos a enumerar ni los perjuicios que provoca el consumo de una de ellas, ni los beneficios que conlleva ser alimentado con la otra. En todo nuestro blog hay información al respecto y en muchos otros sitios de Internet, también. Además, ¡así lo podemos guardar como posible tema para un post futuro!

 

Esta enBiberontrada sólo quiere mover a la reflexión. Por lo tanto, como cierre de la SMLM, pensamos que más que demonizar o encumbrar a las madres que se decantan por un tipo u otro de leche, lo interesante es hacer que las personas hagan introspección sobre el tema de la lactancia.

 

 

Breastfeeding baby

Cuando en Internet buscamos información sobre lactancia, prevalece siempre la que se da sobre lactancia materna y en ella se indica que es el alimento óptimo para todo bebé y que lo recomendable es amamantar en exclusiva hasta los seis meses y, de ahí en adelante, complementada con otros alimentos, mantenerla tanto tiempo como madre y bebé deseen.

 

¿Por qué?

Los estudios sobre la cBreast anatomy normal schemeomposición de la leche materna, la forma en que ésta es producida por el organismo y los perjuicios que el consumo de sucedáneos provoca han proliferado a lo largo del siglo XX. Muchos de ellos han sido utilizados por la industria de la leche de fórmula con el objetivo de lograr que su composición se asemeje a la de la leche materna. Es decir, la misma industria de la leche artificial reconoce su inferioridad frente a la leche materna al anunciar sin reparos que su objetivo es imitarla. Esto es, la leche materna, nadie lo duda (ni siquiera los fabricantes de sucedáneos), es superior a cualquier otro alimento que se pueda ofrecer a un lactante.

 

Y, sin embargo…

Desde hace años la industria de la leche de fórmula y gran parte de los profesionales sanitarios han declarado que los niños alimentados con leche artificial vivían y estaban igual de sanos que los alimentados con leche materna. A eso se añadió que se trataran de poner unas pautas en algo que es impredecible y que sólo compete que controle una persona: el bebé. Esto provocó que, hacia los años 70, tan sólo el 30% de las madres amamantara a sus bebés. ¿Decisión real o creada?

 

¿Qué había pasado?FashionGirl

Por un lado, la incorporación de la mujer al mercado laboral hizo que prosperara la imagen de super-mujer con capacidad para cubrir todas las necesidades familiares y además las compaginara con una actividad remunerada fuera del hogar. La mujer trabajaba como cualquier hombre y, además, seguía siendo tan mujer como siempre.

 

¿Igual que siempre?

¿Cuántos bebés de pocas semanas empezaron a estar en guarderías en lugar de estar con su madre en casa? ¿Cuántas madres pasaban más de tres o cuatro horas al día con sus bebés, disfrutando de ellos? ¿Entonces, la mujer seguía siendo la de siempre? No, la mujer había cambiado, ya no era la madre de antaño, era diferente. Y eso no lo podemos negar.
Lo que no podemos es demonizar a las que optan por un estilo de vida en lugar de otro. Eso es altamente respetable. Pero lo que no podemos permitir es engañarnos y tratar de convencernos de que para el niño una y otra madre son iguales…

 

¿Y la lactancia dónde está en todo esto?

La lactancia materna se quedó en los pechos, en los paritorios, bajo vendas compresoras… porque para que mamá trabajase (recordemos que la baja maternal es algo muy reciente) y siguiese siendo la misma que antes de tener a su bebé, para que mamá no perdiese su identidad de antes de quedarse embarazada, había que facilitar que el bebé fuese cuidado por otra persona que no fuese su madre. El cambio de pañal, el baño, los juegos “los podía hacer cualquiera”. Pero el alimento… y ahí cobra protagonismo la fórmula infantil. Y salva a esas madres de tener un bebé que depende de ellas.

 

Entonces, ¿ya está?

Estas premisas nos llevan a suponer lo siguiente:

  • una mujer debe poder ser la misma antes de parir y después. El hecho de ser madre no tiene que quitar a la mujer su identidad… ¡Pero si ahora es madre! ¿Qué implica ser madre? ¿Sólo estar embarazada? ¿Ahí queda toda la maternidad?
  • para lograr esa libertad la nueva madre tenía que buscar quien cuidara de su bebé para que ella pudiera trabajar a los pocos días de haber dado a luz o salir los fines de semana o irse quince días de vacaciones con su pareja… Entonces, queda claro que el bebé necesita ser cuidado. No podemos dejarlo solo. Tiene que estar con alguien. Alguien que sustituya a su madre. ¡Ah! “Que sustituya a su madre”… vamos, que la madre es lo necesario para el bebé.
  • la leche artificial es presentada como otro sustituto, según nos cuentan. Esta vez del alimento. Es lo que libera a la nueva madre y le permite seguir con su vida como si nada hubiera pasado en los últimos nueve meses. ¿Entonces la madre sólo tenía papel como fuente de alimento? ¡Qué poco papel en la vida de un hijo! ¿Dónde quedan los abrazos, los mimos, las nanas, los besos, el cariño, el amor? ¿O los de la madre también los puede sustituir cualquier persona? ¿Qué opina el bebé? ¿La leche materna sólo tiene la función de alimentar? ¿No hay nada más?
  • ¿qué hay con esa afirmación de que lo mismo da una leche que otra? ¿No hay datos o estudios sobre los efectos del consumo de una u otra en el organismo a corto y largo plazo?
  • ¿quién sale ganando en todo esto de la leche de fórmula como agente liberador de la mujer? ¿El bebé? ¿Si preguntamos al bebé estará de acuerdo con que mamá no esté y venga otra persona a cuidarle? ¿Le entusiasmará estar tomando durante seis meses seguidos un preparado que no cambia de sabor, con una composición homogénea, todos los días, varias veces al día? ¿La madre que tras nueve meses hace como si nada hubiera pasado y se pierde la experiencia única de ver a su bebé sonreír por primera vez, agarrar un objeto por primera vez, su primer “ajo”, y tantas primeras veces de tantas cosas será, sinceramente, como madre, feliz? ¿Sale alguno de los dos ganando?

 

Lo que ocurre en muchos casos es que…

  • La madre tiene que trabajar y se tiene que reincorporar tras los cuatro meses de baja maternal que por ley le corresponden. ¡Pero eso no es incompatible con la lactancia materna! La madre que lo siente así, ¿realmente se ha informado? ¿Todas las madres que amamantan están sin trabajar? ¿Eso es así? En absoluto, son muchas más las madres que amamantan y trabajan que las que no. ¿Esto lo saben todas las madres? ¿Conocen casos de otras madres que lo hayan hecho? ¿Cómo se hace? ¿Qué implica? ¿Saben que es más fácil de lo que parece y muy satisfactorio para el bebé y la madre mantener la lactancia materna una vez la madre se incorpora al mercado laboral?
  • La madre comenta que tiene dificultades o que es el bebé quien las tiene. En poco más de un siglo da la impresión de que algún virus fatídico ha infectado a la gran mayoría de mujeres y bebés del mundo occidental y ha modificado esencialmente su genética llevando a malformaciones terribles que impiden de forma irreversible que la gran mayoría de mujeres amamanten y que la gran mayoría de bebés puedan mamar. ¿Cómo, cómo, cómo? ¿Cómo es posible que esté ocurriendo esto? ¿Será una mutación genética? ¿Será por la polución? ¿Qué puede haber pasado para que esto se esté dando con tanta frecuencia? Nada, no ha pasado nada. Todo es pura ficción, mito, leyenda… No poder amamantar es tan raro como nacer con un sólo riñón. La lactancia es un fenómeno que depende de las hormonas, curiosamente, las que hacen posible quedarse embarazada y parir. Así que, habiendo llevado a cabo ambas cosas, ¿qué extraño mecanismo haría desaparecer esas hormonas? Ninguno. Lo que sí que ha desaparecido es la cultura de la lactancia y también nuestro instinto que queda enterrado bajo capas de inseguridad, de complejo de malas madres y eso sí que hace que las cosas no vayan bien.

 

Por no alargar más esta entrada, que a preguntas no la gana ninguna, dejaremos esta conclusión como cierre final:

Icône loupe et recherche

Tras responder a los interrogantes planteados, indagar sobre las cuestiones abiertas, decide tú, futura o reciente madre, qué quieres para tu bebé y para ti. Decide con cabeza y corazón, desde la información que, a través de las claves que te hemos dado, hayas encontrado. Decide sintiendo por ti y tu bebé.

Una vez lo tengas claro, si tienes dificultades en conseguir tu objetivo, busca ayuda. Cuando realmente se desea, todo es posible, y, si no lo fuera, nunca te sentirás mal si lo has intentado y has llamado a todas las puertas que se te abren. Si luchas por ello, tendrás posibilidades de éxito; si no lo intentas, te quedará el dolor por lo que pudo haber sido y no fue.

Tu bebé es tuyo, tu decisión es tuya.

Y desde asociaciones como Sina te apoyaremos siempre que lo necesites, sea cual sea el camino que hayas elegido tomar.

Cuento de hadas lactantes

publicado en: Lactancia en general | 2

Tras el caso de Habiba, hace más de un año, ha quedado patente de nuevo la fuerza y lo que somos capaces de conseguir las madres cuando nos organizamos en esa gran red de apoyo que las mujeres sabemos tejer tan bien.

Brewtnall - Sleeping Beauty

Lo que os vamos a relatar no es ficción, pero podría muy bien ser un cuento con su pequeña princesa a la que un grupo de buenas hadas consiguen sacar adelante…

La historia empezó el 12 de julio en Alba Lactancia y podéis seguir el hilo de los hechos en el blog de Alba Padró, Som la llet.

Os haremos un breve resumen, pero os aconsejamos que os sumerjáis en la historia de la mano de Alba Padró, que vivió los acontecimientos en primera persona y lo ha transmitido con toda la intensidad y emoción que sólo ella sabe imprimir a sus relatos.

La narración comienza con una reunión de un grupo de lactancia a la que, como es habitual, van incorporándose poco a poco las asistentes. En un momento dado, alguien llega y comunica que ha habido un accidente y que una de las suyas es la accidentada. Se trata de María que acudía al encuentro con su hija, Laura, de un mes.

A fairy tale dorothy wheeler thumb2El accidente había sido grave y se preveía que María no podría amamantar a su bebé durante un largo tiempo. Pero María no quería renunciar a lactar a su hija. Y se ve que el deseo fue tan grande, que las buenas hadas decidieron concedérselo. Con Alba Padró al frente, lo que parecía imposible iba a poder hacerse realidad

Laura recibió un gran regalo: toda la leche materna que necesitaba y muchos brazos y mimos, que, no siendo los de mamá, le han ayudado a llevar la separación más fácilmente.

Ya han pasado varios días y la historia ha terminado. ¿Cómo? ¡Eso lo tendréis que leer!

Desde Sina queremos dar las gracias a las madres de leche de Laura por la gran labor que han realizado, a María por hacernos ver que si se quiere, se puede, a Alba Padró por hacernos llegar la historia y acercarnos la experiencia y el conocimiento que tiene del mundo de la lactancia. Y, sobre todo, gracias a todas por recordarnos que las mujeres somos poderosas y que entre todas podemos conseguir salvar obstáculos que a primera vista parecen infranqueables.

 

http://criatures.ara.cat/somlallet/2012/07/13/mhaureu-de-perdonar/
http://criatures.ara.cat/somlallet/2012/07/14/per-les-que-feu-possible-lalimentacio-de-la-laura/
http://criatures.ara.cat/somlallet/2012/07/16/dijous-30-segons-despres/
http://criatures.ara.cat/somlallet/2012/07/18/hi-ha-raons-del-cor-que-la-rao-no-enten/
http://criatures.ara.cat/somlallet/2012/07/19/ha-sortit-el-sol/

Frecuencia de las tomas basada en la evidencia y en la neurociencia (VSILM)

Reproducimos a continuación la entrada con el mismo título publicada en el blog “Una maternidad diferente”.

Se trata del resumen de la ponencia que Nils Bergman, neonatólogo y autor del documental “Restaurar el paradigma original”, impartió con motivo del V Simposio Internacional de Lactancia Materna organizado por La Liga de la Leche Euskadi en San Sebastián los pasados 27, 28 y 29 de junio.

 

Nils Bergman comenzó su intervención recordando que el contacto piel con piel es fundamental para mantener la lactancia materna, ya que permite qu esta suceda al proporcionar todos los estímulos que necesita el cerebro. El cuerpo de la madre es el habitat natural del bebé, donde el recién nacido no solo satisface sus necesidades sino que también estimula el comportamiento maternal de su madre, garantizando así su propia supervivencia.

Además, cuando el bebé está en contacto con la madre está expuesto a estímulos visuales, olfativos, táctiles, auditivos, pero también el sabor, el movimiento, etc. Todo ello es necesario para que ocurra el vínculo, pero también para fomentar el desarrollo cerebral. Por eso, Bergman afirmó que la lactancia materna es “un diez por ciento de nutrición y un noventa por ciento de desarrollo cerebral”.

A la hora de tratar de averiguar cuál es la frecuencia ideal de las tomas para un bebé, hay que tener en cuenta toda esta información.

Sueño
El primer factor que analizó para determinar la frecuencia de las tomas fue el del sueño, destacando que el ciclo de sueño de un bebé recién nacido dura aproximadamente una hora.

Funcionamiento del estómago
El estómago aparece en el feto a las cuatro semanas de la concepción y, tan solo con 11 semanas, ya es capz de contraerse. En el estómago del bebé actúan diferentes sustancias, entre ellas la quimosina, la enzima encargada de cuajar la leche, facilitando así la digestión. El estómago del bebé se vacía en menos de una hora cuado toma leche materna.

Tamaño del estómago
Hay evidencia científica con respecto a la mejor forma de comer de los recién nacidos (por ejemplo, es preferible la alimentación con vasito al biberón), pero no hay ningún estudio que demuestre cuál es la frecuencia óptima para la alimentación del bebé.

Por eso, Bergman se centró en el análisis del estómago del recién nacido y, sobre todo, en su capacidad, partiendo de la hipótesis de que los animales que comen a menudo tienen el estómago pequeño y los que se alimentan con menor frecuencia lo tienen más grande. Y presentó diversas pruebas sobre su tamaño:

  • Ecografías, con medidas del estómago, que confirman una capacidad de unos 20 ml.
  • Estudios postmortem en los que se infló el estómago del bebé con una jeringuilla y se midió una capacidad de 20 ml.
  • Otro estudio estableció que si se llena el estómago con agua a presión, puede albergar hasta 35 ml.
  • Un estudio midió la presión del estómago y se vió que con cinco, diez, quince mililitros, las medidas de presión no cambiaban. En 20 ml la presión empezaba a aumentar, por lo que Bergman estableció que, teniendo en cuenta esos datos, 15 era la medida confortable, aunque con veinte la presión todavía era aceptable.
  • También recalcó que el feto, en el útero, ingiere líquido amniótico en proporciones de unos diez ml. antes de vaciar el estómago. Además, el bebé puede tragar más de lo que cabe en su estómago.

Así pues, la evidencia científica disponible confirma que el estómago del recién nacido tiene una capacidad de unos 20 ml. Ingiriendo esa cantidad, los bebés deberían comer cada hora para alcanzar la ingesta calórica necesaria para su crecimiento, lo que coincide con los ciclos de sueño y la frecuencia de vaciado del estómago.

Implicaciones
Todo lo expuesto implica que el estómago es sometido a un estrés innecesario cuando se intentan alargar las tomas y que el bebé, por tanto, ingiera mayor cantidad de leche en cada una de ellas. Esto tiene varias consecuencias:

  • Regurgitación: el estómago en el que caen 60 ml, cuando su capacidad es de 20, se estira en la medida de lo posible y expulsa todo lo que no puede albergar. Esto produciría reflujo cuando la leche vuelve hacia la boca, pero también podría ser una causa de cólico cuando el estómago fuerza hacia el intestino leche que todavía no ha sido digerida.
  • Tamaño del estómago: tras días y semanas de someter el estómago a una tensión excesiva, este órgano se va agrandando para adaptarse a esta situación.
  • Glucemia: la composición de la leche implica que el azúcar en sangre empieza a bajar entre 60 y 90 minutos después de la toma. La mejor manera de evitar hipoglucemias es hacer tomas frecuentes: alimentar cada hora.
  • Epigenética: la epigenética es la importancia del ambiente a la hora de determinar cómo se expresa la información recogida en los genes. La alimentación en los primeros días es muy importante para el adulto: un estudio demostró que la ganancia de peso en la primera semana en bebés alimentados con biberón predecía siempre la obesidad en la edad adulta.

“Los estómagos no deberían crecer tan rápidamente, sólo los cánceres crecen a ese ritmo” señaló Bergman, indicando el contrasentido que supondría que los bebés nacieran con un estómago tan pequeño para hacer frente a tomas cada tres horas. “Los horarios de limentación cada dos o tres horas son estresantes para el bebé“, argumentó.

Los triglicéridos son el bloque básico
con el que se construye el cerebro, y son
básicos para la mielinización y
la dendrificación, un proceso que tiene picos
entre los dos y los seis meses y con máximos
al año.
Hasta los seis meses, la leche materna tiene
un 7,4% de grasa, y después de los doce
meses tiene un 10,7%, lo que significa que cuanto
más tiempo se amamante, mayor es el contenido
en grasa de la leche y más beneficios
para la mielinización del cerebro.
Esta es la causa de que los bebés amamantandos
tenga un mejor coeficiente intelectual.

La consecuencia de toda la evidencia analizada es que los periodos que se tratan de imponer entre tomas son completamente irracionales. Los bebés deberían ser alimentados en intervalos de en torno a una hora, pero como los recién nacidos no tienen un reloj sino que se regulan por su propio sistema nervioso, la conclusión es que deberían ser alimentados cada vez que se despiertan… Todo ello, obviamente, teniendo siempre en consideración un comportamiento FISIOLÓGICO del bebé, es decir, un comportamiento NORMAL, que es el que se produce cuando el bebé está en su hábitat, es decir, en contacto continuo piel con piel con su madre.

La comparación más visual es poner al lado de un recién nacido una canica (20 ml) y un huevo de los que vienen dentro de los kinder (60 ml). De un solo vistazo se ve como el tamaño huevo es completamente inadecuado en proporción para el tamaño del bebé.

Una objección muy común a esto es que “no se puede permitir” porque supone invertir mucho tiempo… tanto para los padres como para las enfermeras que cuidan de neonatos ingresados… Pero Bergman demostró qu eno era cierto. Una toma de 20 ml dura unos 3 minutos, por 24 horas al día da como resultado una inversión de 72 minutos en la alimentación. En cambio, una toma de 20 minutos para darle a un bebé 60 ml cada tres horas supone un total de ¡¡¡160 minutos al día!!!

Hay una razón para todo en la naturaleza, recalcó Bergman. En este sentido, citó las investigación de Peter Harman y su equipo australiano que demuestran que el pecho tiene tres o cuatro reflejos de eyección de unos 20 ml cada uno… Demasiadas coincidencias 😉 Y esto es ya de mi propia cosecha y reflexión al hilo de todo lo expuesto por Bergman: ¿No estarán gran parte de los problemas de baja producción, excesiva producción de leche y todo el tiempo que tarda el pecho en regularse a la perfección relacionados con estas “malas prácticas” en la alimentación? Porque si en el estómago del bebé caben 20 ml y cada reflejo de eyección produce 20 ml, ¿no estaremos forzando al pecho a producir más eyecciones de la cuenta?

Así pues, y teniendo en cuenta la evidencia científica y la neurociencia, Bergman recomendó tomas pequeñas y frecuentes, adaptadas al ciclo de sueño del bebé. Lo que permite un comportamiento organizado, regulado, en contacto piel con piel, con la ingesta de leche pero también el resto de estímulos que fomentan el óptimo desarrollo del cerebro.

Además, Bergman reservó también tiempo de su exposición para recalcar que el sueño profundo del bebé solo se produce cuando está en contacto piel con piel, por lo que recomendó el colecho como manera óptima de descanso para la mamá y el bebé, teniendo siempre en cuenta las recomendaciones para colechar de manera segura.

Cuando el bebé duerme separado de su madre no duerme, se apaga; por eso no sigue el patrón fisiológico y hay que despertarle para comer“, subrayó Nils Bergman como respuesta a una de las preguntas del público. El comportamiento del bebé es organizado en el cuerpo de la madre y desorganizado fuera de él.  Cuando el bebé se apaga en lugar de dormir porque está separado de la madre, no se produce el sueño REM (a ver si se entera Estivill). Para que el comportamiento sea FISIOLÓGICO, el bebé tiene que estar en contacto con la madre.

 

¡Gracias, Eloisa, por acercarnos el resumen de una ponencia tan interesante!

Disfrutar del verano

publicado en: Lactancia en general | 0

Aprovecha el verano para estar bien cerca de tu bebé.

Carmen con su hija Alicia

El contacto piel con piel es muy beneficioso a nivel físico y psicológico para ambos.

 

Cuando un bebé, es colocado sobre el vientre desnudo de su madre,  inmediatamente luego de nacer, reptará hasta su pecho guiado por el olor y el instinto, solo, sin intervenciones, hasta lograr el encuentro más deseado por ambos, el primer enganche y comienzo de la lactancia. Este período es crucial para la creación y establecimiento del vínculo materno-infantil, contribuyendo a un óptimo inicio de la lactancia materna. El contacto piel con piel inmediato o temprano entre la madre y el bebé recién nacido reduce los llantos, mejora la interacción de la madre con el bebé, mantiene más caliente al neonato, le permite oír el latido de la madre, y ayuda a amamantar satisfactoriamente, y lo mejor, no tiene ningún efecto negativo.

 

Carolina con Erik, su hijo.

Pero el contacto piel a piel es muy importante no solo en el nacimiento, sino también durante los primeros meses del desarrollo del bebé. El contacto a través del tacto permite comunicar al bebé el amor y la seguridad necesarios para un óptimo desarrollo, aparte de ser muy gratificante y placentero para ambos. Las caricias son el idioma inicial que nos acercará a nuestros niños y que despertarán su capacidad para relacionarse. El tacto es el primer sentido que desarrollan y el contacto “piel con piel” lo hace más consciente de su cuerpo y lo acerca al mundo exterior, le da más confianza en sí mismo y lo tranquiliza.
Habla ese idioma con tu bebé, míralo a los ojos, acarícialo, transmítele todo tu amor a través de tus manos y tu piel, dale masajes, o simplemente disfruta con él de un momento tranquilo y cercano. Aprovecha el verano, disfruta con tu bebé de estar piel con piel.

 

Paula con su hijo Gael

¡FELIZ VERANO!
El Blog de Sina

 

Contacto temprano piel a piel entre las madres y sus recién nacidos sanos

 

La importancia del contacto piel con piel

 

Adolfo Gómez Papí: “Perdimos la cultura de la lactancia,  ahora la recuperamos”

 

 

 

Teresa, Carmen, Paula, Laura, Carolina y Maite son madres voluntarias en Sina

 

 

 

 

 

 

Tabaco y lactancia ¿Incompatible?

 

Por todos es sabido lo insano que es el tabaco, tanto para nuestra salud , como para la salud de los que nos rodean, es por ello, que muchas madres fumadoras deciden no dar el pecho a sus hijos, por miedo a perjudicarles.

Si bien es cierto, tanto la lactancia como el embarazo, es un momento ideal para prescindir de un hábito tan insalubre, pero no todas las madres están dispuestas o motivadas para dejarlo, así que este articulo va dedicado a ellas.

 

 

 
Es un tema peliagudo, muchas madres fuman durante el embarazo, y sin embargo no dan el pecho, creyendo erróneamente que se perjudica más al bebé a través de la leche materna, que durante el propio embarazo.

Pues bien, los estudios efectuados demuestran, que aunque la mamá fume, los riesgos de dar lactancia artificial son superiores.

 

El Comité de Medicamentos concluyó, en un primer momento, que la nicotina (Tabaquismo)  puede producir efectos adversos sobre el Lactante. Las razones se basaban en la disminución de la producción de leche y por consiguiente, la menor ganancia de peso en el bebé de la madre fumadora, además de la posible exposición del niño al ambiente de humo.

Sin embargo, existe controversia con respecto a los efectos de nicotina en el tamaño de niño al año de edad. En el humo del tabaco hay centenares de componentes, nicotina y su metabolito cotinina son los marcadores más frecuentes usados. La Nicotina no es necesariamente el único componente que puede causar un aumento de enfermedades respiratorias a través de la leche materna (incluyendo otitis media), incluso se ha encontrado nicotina en madres no fumadoras (fumadoras pasivas). La Nicotina está presente en la leche en concentraciones entre 1.5 a 3.0 veces la concentración simultanea del plasma materno y la eliminación intermedia es similar 60 a 90 minutos en la leche y el plasma. No hay evidencia para decir que esta cantidad de nicotina represente un riesgo para la salud del niño.


Un estudio informó que, entre mujeres que continuaban fumando y lactando, la incidencia de enfermedades respiratorias agudas era menor que en las madres fumadoras que alimentaban a sus hijos con lactancia artificial. Esto puede deberse, a que lactar y fumar es menos dañino para el niño, que el biberón más el hábito del tabaco. El Comité de Medicamentos espera obtener más datos sobre este tema.
Por tanto, si eres fumadora y no estás dispuesta a dejarlo, es preferible para la salud de tu bebé que le alimentes con lactancia materna y, por supuesto, no lo expongas al humo del tabaco, ya que se ha demostrado que la exposición pasiva al humo del tabaco conlleva, entre otros muchos problemas, mayor riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante.
Otra cosa a tener en cuenta es que por el efecto estimulante de la nicotina, los hijos de madres fumadoras pueden tener dificultades para conciliar el sueño, por lo que si la madre fuma, debe evitar hacerlo en las horas que preceden a la hora habitual de su siesta o la de su sueño nocturno.

 

Consejos de la AEPED para madres fumadoras:

  • No fumar dentro de la casa y mucho menos en el ambiente en donde está el bebé.
  • Fumar lo menos posible.
  • Dar el pecho, pues está comprobada su acción protectora contra las infecciones respiratorias causadas por el tabaco.
  • Tratar de fumar lo más alejado posible (en tiempo) de cada toma, lo ideal sería no fumar por lo menos 2 horas antes de cada toma y a ser posible, hacerlo justo tras la toma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un estudio al respecto:

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1046/j.1523-536X.2002.00152.x/abstract;jsessionid=E35BFF9BD9FFFE6EDEF16A29C657342D.d01t03?deniedAccessCustomisedMessage=&userIsAuthenticated=false

BIBLIOGRAFÍA:

www.e-lactancia.org.

American Academy of Pediatric. Comité de medicamentos. Pediatrics, 2001; 108: 776-789

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/preguntas-frecuentes#t48n152

 

A vueltas con la cerveza

A finales de 2010, se publicaron los resultados de un estudio llevado a cabo en Valencia, en el que colaboraron profesionales sanitarios del Hospital Dr. Peset, del C. S. Arabista Ambrosio Huici y personal de la Universidad de Medicina de la citada ciudad.

No nos hicimos eco en su momento de esta investigación ya que no vimos necesidad de comentarlo. Lo que nos ha llevado a publicar esta entrada es el relanzamiento de los resultados de dicho estudio en los medios de comunicación

En el estudio lo que se observó es que la cerveza sin alcohol incidía en las capacidades antioxidantes de la LM. Concretamente, que el descenso de esta capacidad es más lento y progresivo en mujeres suplementadas con antioxidantes (en este caso usaron cerveza sin alcohol). La conclusión a la que llegó el estudio fue la siguiente: si suplementamos con antioxidantes, disminuiremos los riesgos cardiovasculares futuros. Y como la cerveza sin alcohol tiene propiedades antioxidantes… que cada cual saque sus propias conclusiones.

 

A la luz de esta investigación, no hemos podido evitar reflexionar y haceros partícipes de varios comentarios:


– en el estudio se habla de suplementar la dieta materna con antioxidantes. ¿Con qué finalidad? Modificar la concentración de antioxidantes en la LM. Sin embargo, en varios estudios, se ha observado que hay propiedades de la LM que a priori no tienen explicación y luego se ha visto que sí que tienen un por qué. Este es el caso del colesterol. En la LM hay grandes cantidades, pero, lejos de ser perjudiciales, lo que hacen es preparar al cuerpo para un futuro. De esta forma, en un estudio se concluyó que personas alimentadas con LM han tenido a los 30-40 años niveles más bajos de colesterol que los alimentados con LA. Por lo tanto, ¿por qué no dejar que la sabia naturaleza siga su curso como siempre y la LM se regule como durante toda la evolución? ¿Por qué crear desconfianza en la perfecta e idónea composición de la LM, un alimento que se ha demostrado hasta la saciedad que es el más adecuado para todos los bebés? Además, ¿esa alteración en su composición no podría ir en detrimento de algún otro compuesto? Es decir, ¿el hecho de que haya más antioxidantes puede afectar a la concentración de otros componentes? ¿Qué consecuencias sobre la composición de la LM tendría esta alteración?

– por otra parte, en el estudio se tuvo en cuenta la dieta de las madres. No obstante, bien es sabido que la ingesta de cerveza (aunque ésta no lleve alcohol) está ligado a un consumo de alimentos poco saludables, pues suele tomarse como aperitivo acompañado de platos con un alto contenido en grasas y calorías, y de poco valor nutricional. Esto provoca que el hecho de beber cerveza acabe disminuyendo las ganas de comer otros alimentos y conduzca a que la madre no tenga una dieta ni sana ni equilibrada, algo muy importante no sólo durante la lactancia, sino también durante toda las etapas de nuestra vida.

– además, sería necesario un estudio que demostrase que esa suplementación realmente conduce a esos efectos deseados. Nos resulta un tanto aventurado basarse en los niveles de antioxidantes en la orina y en que se conoce que los antioxidantes tienen un efecto positivo en la salud cardiovascular para establecer una relación causa-efecto directa y beneficiosa. Os enlazamos un estudio de lectura muy amena sobre antioxidantes y efectos sobre la salud en el que nombran un caso que se dio con los carotenos y el cáncer de pulmón

– siguiendo con nuestra reflexión, si admitimos como cierta la conclusión de que la suplementación con antioxidantes es aconsejable durante la LM, ¿por qué ceñirnos a la cerveza sin alcohol? El estudio lo único que ha determinado es que, suplementando con antioxidantes, el descenso de la capacidad antioxidante de la leche era menor y más progresivo. Pues comamos tomates o zanahorias… más barato, ¿no?

– es más, en el estudio no dicen que se haya visto que las personas alimentadas con LM tengan un riesgo cardiovascular más alto, incluso hay investigaciones que demuestran que ocurre todo lo contrario, que la LM está asociada a un menor riesgo cardiovascular. .. entonces, ¿por qué alterar nada?

– por último, y no por último menos importante ¡dejemos en paz a la lactancia materna! Para que se dé una buena lactancia materna lo único que hace falta es una madre y un bebé. Puede que haga falta algo de apoyo si las cosas parece que no van bien, pero nada más. Si dejásemos trabajar al instinto, a la naturaleza y nos quitásemos de en medio en esa diada tan sagrada, todo iría mejor. Para una buena lactancia materna no hace falta ni cerveza sin alcohol (en todo caso el botellín para tirárselo a la cabeza a los que nos hacen dudar), ni pezoneras, ni sacaleches, ni almohada de lactancia, ni camiseta especial, ni cuna sidecar, ni copas de cera, ni sujetador de lactancia. Esto lo único que hace es poner más trabas a la lactancia como un hecho natural y más cosas en medio de una madre y su bebé.

Y un apunte final: sí que hay indicios de que el consumo de cerveza puede estimular la secreción de prolactina (debido a un polisacárido derivado de la cebada), pero, hay algo que no debemos olvidar: aumentar la producción de leche no conlleva que el bebé mame más. Incluso, el aumento de la producción de leche podría ser contraproducente, pues la leche no ingerida por el bebé podría acumularse en el pecho produciendo una ingurgitación.

 

Si una madre tiene dudas sobre su producción de leche o sobre si su bebé mama lo suficiente, lo recomendable es que busque asesoramiento en un grupo de apoyo o con un profesional experto en lactancia. No existen panaceas ni remedios caseros para una lactancia exitosa. El deseo de amamantar y el apoyo son las claves para una lactancia feliz.

GT Comunicación

 

 

Actividad antioxidante de la leche materna

Composición química de la leche materna

Antioxidantes y alimentos

Asociación de la duración de la lactancia materna exclusiva y los niveles de fibrinógeno en la infancia y adolescencia

 

 

Congreso Maternidad Multitarea: Sina estuvo allí

Mónica Álvarez con su niña, Emi Climent, Azucena Caballero, Mireia Long

“La Organización tenía muy claro que quien hablaría sobre lactancia materna sería Laura Villanueva”,  estas fueron las palabras que nos comentó Azucena Caballero, una de las organizadoras de este evento. Laura, fue invitada a título personal como IBCLC y además, como presidenta de Sina.

Acudimos cuatro asesoras voluntarias en representación de nuestra Asociación a este evento celebrado en la Universidad Politécnica de Valencia con sede en Gandía, preciosa ciudad Ducal a orillas del Mediterráneo. Tras la presentación y unas palabras por parte de la autoridad competente  Emi Climent, Regidora de Igualdad del Ayuntamiento de Gandía,  Azucena Caballero y Mireia Long, hicieron la presentación de los primeros ponentes.

Laura Villanueva, José Mª Paricio, Mireia Long

El doctor José María Paricio apenas necesitó ser presentado. Para todos los que nos movemos en temas de maternidad y crianza es un magnifico pediatra de referencia, por su caché personal, por la sencillez y humildad que lo caracteriza, por los conocimientos y la experiencia que  posee y, tristemente, por los últimos sucesos acaecidos en torno a su situación laboral.

El doctor Paricio nos deleitó una vez más con sus palabras.  Su ponencia versaba sobre  “La lactancia materna como fenómeno biocultural”.

“La madre humana es la única que permite que le arrebaten a su hijo recién nacido” fueron uno de sus comentarios que suscitaron emoción. También comentó que, lejos de ser la madre quien se manifiesta desde su instinto, es el propio bebé neonato quien hace uso de él para que se produzca el acercamiento y el amamantamiento temprano”

Nos habló de las actuaciones innecesarias que intervienen en la separación de la diada madre-bebé neonato sano y nacido a término, intervenciones desde el lado sanitario y que no favorecen el vínculo y la instauración de una buena lactancia.

El doctor Paricio, dijo algo que repite en todas sus conferencias: “el bebé recién nacido lo único que necesita es estar con su madre”.

El Dr. Paricio en su presentación

Nos explicó en qué se basan para realizar el test de Apgar y comentó que, en su criterio, con observar tres cuestiones sería suficiente para determinar su estado ¿El bebé llora o respira? ¿Tiene buen tono muscular? ¿Es un bebé a término?  Esto lo resume con su tres CCC, a saber, Calor, Cariño, Caricias (y Calostro, apuntaban nuestras IBCLCs).  Nada más necesita un bebé recién nacido y en buen estado.

Continúo hablando sobre las últimas y escalofriantes estadísticas de las cesáreas practicadas, la mayoría de ellas sin necesidad, (45% en la Comunidad Valenciana, son los últimos datos) y de qué forma influye este tipo de operación mayor en la separación practicada entre el bebé y su madre. Así, él aboga por mantener a ambos unidos, con la colaboración básicamente del padre y de los sanitarios sí es necesario, mientras la madre está todavía en proceso de cirugía.

Algunas cosas más estuvo comentando hasta que el tiempo, que en situaciones como estas resulta ser un enemigo, hizo que su presentación llegara al final.

Excelente, como siempre, doctor Paricio.

Laura Villanueva, Presidenta de Sina

A continuación llegó el momento de presentar a Laura Villanueva, la presidenta de nuestra asociación.  Mireia Long hizo un perfil personal y detallado de quién es y de su carrera como voluntaria presidenta de Sina, y ahora como profesional del apoyo a las madres lactantes en su trabajo como IBCLC.

Así, presentó a Sina como una de las mejores asociaciones nacionales de apoyo a la  lactancia materna, habló de su blog y de qué forma sirve de referencia para muchos grupos y entidades que necesitan información en torno a este tema.

Curiosamente, Laura comenzó su presentación con las mismas palabras que José María Paricio  “La lactancia materna es un fenómeno biocultural”

“Con la incorporación progresiva de la mujer al trabajo fuera de casa y la aparición de sucedáneos de LM, las madres empiezan a dejar de amamantar y a dar a sus hijos LA. Además, al trabajar fuera se tienen menos hijos y se distancian más de su núcleo familiar.

Llega un momento en que dar el pecho llega a estar mal visto y es considerado un obstáculo para la independencia de la mujer.

Hay toda una generación de mujeres que “desconoce” lo que es dar el pecho, y cree en las bondades del biberón.

La madre que amamanta no tiene a nadie a su alrededor que le pueda ayudar si surgen dificultades, y no ha visto nunca amamantar”

 

Laura Villanueva habló desde la historia, comentándonos de qué manera comenzaron los grupos de apoyo con La Liga de la Leche, en 1958.

Nos habló de los grupos de apoyo a madres (GAMs) constituidos en asociaciones y de FEDALMA, la federación nacional que agrupa a los que quieren acogerse a unas directrices comunes.

Los diez pasos en apoyo de la lactancia materna que propone la OMS a seguir en los hospitales y los siete de la IHAN  a cumplir en los centros de salud, también formaron parte de su programa.

Definió qué quiere decir ser asesora en lactancia materna y cómo cada grupo define sus propios requisitos. Hizo especial mención a los requisitos establecidos para ser Asesora en Sina, y de diferentes formaciones que se pueden seguir para ser asesora de lactancia.

También nos indicó diferentes maneras de asesorar y la necesidad de reconocer las limitaciones y derivar en algunos casos a profesionales cualificados.

 

Sólo aquellas personas que han aprobado el examen ofrecido por el International Board of Lactation Consultant Examiners (IBLCE) pueden identificarse como Consultoras de Lactancia Certificadas y utilizar las siglas IBCLC, y trabajar como tales.”

 

 

Siendo esto una realidad, la figura de la consultora IBCLC es todavía poco conocida en nuestro país donde solamente existen 67, cinco de ellas en la Comunidad Valenciana: una en Castellón y cuatro en Valencia, siendo estas últimas socias voluntaria en Sina, donde se encargan, entre otras cosas, de detectar las necesidades formativas de las voluntarias, cubrirlas  y hacer el seguimiento en su proceso hasta ser nombradas Asesoras.

Abundando en este desconocimiento, nos hizo saber dónde pueden desarrollar su trabajo las IBCLCs y de qué manera se accede a esta cualificación. Se puede encontrar el detalle aquí:

http://europe.iblce.org/upload/Candidate%20Information/Spanish/2012-CIG_Spanish_%20EUME.pdf

 

Finalmente, Laura Villanueva animó a las asesoras a que se interesaran por esta formación de IBCLC sin dejar de lado su voluntariado, pues la profesionalización como asesora de lactancia IBCLC es perfectamente compatible con las labores que se realizan desde los grupo de apoyo locales.  Estas fueron sus conclusiones finales


“Cada vez son más las madres que buscan apoyo en sus lactancias, conscientes de la importancia de amamantar  y del riesgo de no hacerlo

Cada vez hay más madres voluntarias apoyando a otras madres, desde su formación y sus experiencias

Hay profesionales especializadas en lactancia, a disposición de las madres, los grupos de apoyo y otros profesionales sanitarios.

Confiamos en que con la información y apoyos suficientes, amamantar sea un acto normalizado que las madres no se tengan que cuestionar”

 

Como en anteriores ocasiones, la ponencia de la presidenta de Sina fue serena, clara y concisa, utilizando las palabras adecuadas en todo momento y haciendo fácil y amena su escucha. Posteriormente fue felicitada por muchos de los asistentes y especialmente por Azucena y Mireia, quienes se congratularon de haber acertado plenamente en su elección.

Terminada la ponencia de Laura Villanueva, dieron paso a la del ginecólogo Emilio Santos, quien presentó su último libro publicado. El Dr. Santos nos contó su trayectoria profesional de la mano de Consuelo Ruiz-Velez y de Casilda Rodrígañez, de quienes aprendió a relacionarse con la emoción de la mujer.

También, como médico que atiende a partos domiciliarios, comentó sobre la importancia de la no intervención en el proceso y de la necesidad de respetar los tiempos de parto en cada mujer.

Ana Gallego, Ruth Gimenez, Patricia Escrivá

Tras finalizar, se estableció un turno de preguntas y después pasamos a tomar un refrigerio ofrecido por la organización, momento que aprovechamos para saludar a personas conocidas y para entablar conversación con algunas que conocíamos a través de la red.  También, Paloma de Miguel (IBCLC)  y Concha Villarroya ambas socias voluntarias de Sina, estuvieron ofreciendo información de  nuestra Asociación en una mesa que con tal propósito se montó fuera del salón de actos.

El Congreso continuó con una mesa redonda donde tuvimos la oportunidad de escuchar a otra de nuestras voluntarias e IBCLC, Ruth Gimenez quien habló en torno a los grupos de crianza y sus posibilidades.

Para ello comenzó hablando de Sina desde sus orígenes, de qué forma se ha llegado a constituir el grupo de Crianza ,qué se entiende por crianza CONSCIENTE, y lo que significa para Sina: 

Ruth Gimenez, IBCLC, voluntaria de Sina

“Una decisión tomada desde la información.

Avalada por la evidencia científica.

Recomendaciones de la OMS, AEP.

Dejarnos llevar por nuestros instintos.”

 

Con la presentación del logo de la asociación y el lema por el cual ser rige, Ruth dio por finalizada su breve pero excelente participación.

 

 

 

 

“CAMBIA LA FORMA DE CRIAR Y CAMBIARÁS EL MUNDO”

 

 

Ruth Gimenez, Ana Gallego, Patricia Escrivá

 

En la mesa redonda, también participó Patricia Escrivá, de El Parto es Nuestro, quien hizo una magnífica exposición de cuáles son los intereses de esta asociación en torno a la información y el apoyo a madres, y el seguimiento para el cumplimiento de las recomendaciones de la OMS en temas referentes al parto, la cesárea y las intervenciones que giran en torno al nacimiento. Nos habló del apoyo y colaboración de EPEN para la confección de la  Estrategia de atención al parto normal  en el Sistema Nacional de Salud.

Finalmente, tuvo lugar la participación en esta mesa redonda de Ana Gallego, matrona que coordina el grupo de apoyo de Gandía, “La Safor al Pit”. Ana nos presentó a su grupo a través de las iniciativas que emprenden, haciendo hincapié en el apoyo madre a madre.

Lourdes Alapont, Ana Mª Valenzuela, Santiago Ratero, Mónica Álvarez

A continuación, Mónica Alvarez a través de los distintos arquetipos de diosas que menciona Jean Shinoda Bolen en su libro “Las diosas de cada mujer”, nos llevó a conocer las distintas facetas por las que pasa una mujer y el punto de vista de su evolución desde la madre, el padre, la familia…

Santiago Ratero, nos mostró las diferencias biológicas entre el cerebro de las mujeres y de los hombres.

Lourdes Alapont, con su presentación  “La maternidad como camino” nos habló de  la Fundación AEPA en Mislata, y sus grupos de apoyo a familias y a niños, de infantil y de secundaria.

Para ultimar el primer día del Congreso,  la psicóloga Ana María Valenzuela dio su tiempo hablando sobre la psicología en la maternidad/paternidad desde la toma de conciencia.

A continuación se estableció un turno de preguntas, respondiendo cada cual a sus requerimientos.

Dr.Santos, Laura Villanueva, Ruth con Mónica (su bebé), Ana Gallego, Patricia Escrivá

Y en la pausa, pasadas las 19:30 horas, la delegación de Sina tuvo que despedirse para regresar a Valencia, donde esperaban los retoños y el resto de tareas personales.

Sin duda que ha sido una experiencia inolvidable.  Queremos destacar la poca asistencia física a tamaño evento y sin embargo el gran seguimiento que se hizo del Congreso vía on-line, desde diferentes puntos de España y de muchos otros países,  algo que nos sorprendió y nos congratuló, ya que al fin y al cabo, ésta es otra manera de vivir la Maternidad Multitarea.

Nuestra mención especial a Azucena Caballero y a Mireia Long, quienes en todo momento se mostraron solícitas, amables y muy cariñosas.

Esperamos vernos en próximos años. ¡Muchas gracias y mucha suerte!

GT Comunicación

 

http://www.asociacionsina.org/2012/05/17/sina-participara-en-el-congreso-de-maternidad-multitarea/

http://www.asociacionsina.org/2012/02/14/nota-de-prensa-sobre-la-situacion-y-despido-del-dr-jose-ma-paricio/

http://www.asociacionsina.org/2012/02/29/el-pleno-de-denia-pedira-la-readmision-del-jefe-de-pediatria-dr-jose-ma-paricio/

http://www.asociacionsina.org/2011/10/28/cuatro-ibclcs-en-sina-las-cuatro-primeras-ibclcs-de-la-comunidad-valenciana/

http://www.elpartoesnuestro.es/

http://www.msc.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/estrategiaPartoEnero2008.pdf

 

 


Destruyendo mitos: fotodepilación y lactancia materna.

publicado en: Lactancia en general | 6

La pregunta “Si estoy lactando ¿puedo hacerme la depilación láser?” es recurrente, se repite en los foros dedicados a la lactancia y nos la preguntan las madres a menudo en nuestros grupos de apoyo.

 

Es un mito extendido entre las esteticistas y generalmente, les dicen a las madres lactantes que durante la lactancia no pueden hacerse la fotodepilación.  Su principal argumento es el cambio hormonal que se produce en las mujeres durante la lactancia.
Hoy vamos a tratar de desmontar este mito. Para empezar,  explicaremos las hormonas típicamente femeninas, las hormonas que intervienen en la lactancia y las hormonas que influyen en el crecimiento del vello corporal.

 

Las hormonas femeninas más significativas:

Los estrógenos actúan con diversos grupos celulares del organismo, especialmente con algunos relacionados con la actividad sexual, con el cerebro, con la función endocrina y la neurotransmisora.
Al regular el ciclo menstrual, los estrógenos afectan el tracto reproductivo, el urinario, los vasos sanguíneos y del corazón, los huesos, las mamas, la piel, el cabello, las membranas mucosas, los músculos pélvicos y el cerebro. Los caracteres sexuales secundarios, como el vello púbico y el axilar también comienzan a crecer cuando los niveles de estrógeno aumentan.

La progesterona, es una hormona involucrada en el ciclo menstrual femenino, embarazo y embriogénesis. La progesterona pertenece a una clase de hormonas llamadas progestágenos, y es el principal progestágeno humano de origen natural. Su fuente principal es el ovario y la placenta. Es una de las hormonas sexuales que se desarrollan en la pubertad y en la adolescencia en el sexo femenino, actúa principalmente durante la segunda parte del ciclo menstrual, parando los cambios endometriales que inducen los estrógenos y estimulando los cambios madurativos, preparando así al endometrio para la implantación del embrión. Estos efectos también ocurren en las mamas. La progesterona también se encarga de engrosar y mantener sujeto al endometrio en el útero: al bajar sus niveles, el endometrio se cae, produciendo la menstruación.

 

Las hormonas que intervienen en la lactancia:

La prolactina es una hormona segregada por la parte anterior de la hipófisis, que estimula la producción de leche en las glándulas mamarias y la síntesis de progesterona en el cuerpo lúteo.

Tras el parto y la expulsión de la placenta, bajan bruscamente los niveles de las hormonas gestacionales, como el lactógeno placentario y la progesterona, lo que permite que los niveles séricos de prolactina aumenten, desde 10 – 20 ng/ml, antes de la gestación, hasta alrededor de 200 – 400 ng/ml al finalizar la gestación.

En una mujer que no da de lactar, el nivel basal de prolactina disminuye, retornando a valores pre-gestación, a las dos o tres semanas después del parto. En cambio, en las madres que amamantan de forma exclusiva, los niveles de prolactina disminuyen al 50% en la primera semana y luego siguen disminuyendo lentamente, aunque se mantienen elevados durante meses . Son mayores a mayor frecuencia de succión y son más altos en mujeres amenorréicas durante el primer año post parto.

Pero la producción de la leche materna NO depende sólo de los niveles hormonales, sino también de la succión efectiva del bebé/niño o de la extracción regular de leche.

Por más que la prolactina estimule los alvéolos mamarios, es preciso que la leche producida por ellos en la profundidad de las glándulas mamarias, llegue cerca de la superficie para que el bebé sea capaz de sacarla, y ello se logra por la acción de otra hormona, la oxitocina , liberada también por la hipófisis y también en respuesta refleja a la estimulación del pezón, que contrae los alvéolos mamarios y obliga a la leche a salir a través de los conductos y llegar hasta los senos galactóforos, lo que se conoce como reflejo de eyección.

 

 Las hormonas que influyen en el crecimiento del vello:

El vello corporal es el tipo de pelo que recubre la mayor parte del cuerpo en los seres humanos, está compuesto de fibras capilares delgadas y cortas, que no superan por lo general los 2 mm. Cubre casi totalmente la superficie corporal, exceptuando las palmas de las manos, las plantas de los pies y la mucosa genital.

El crecimiento del vello corporal está asociado al nivel de andrógenos (hormonas masculinas, que corresponden a la testosterona, la androsterona y la androstendiona) de la mujer. Debido a que los hombres tienen un nivel más elevado de andrógenos, estos tienden a tener más vello que las mujeres.

Los altos niveles de andrógenos registrados causan que el vello fino y poco visible que crece durante la infancia, se transforme en “vello terminal” en diferentes partes del cuerpo.

Como podemos comprobar, las hormonas responsables del crecimiento del vello, nada tienen que ver con las hormonas involucradas en la lactancia materna. Además, el láser no “atraviesa” la glándula mamaria y por tanto no puede, de ninguna manera, afectar a la calidad de la leche, ni siquiera aunque se estén depilando la axila o la areola mamaria, por tanto no tiene fundamento decir que mientras estás lactando no pueden hacerte la depilación láser.

 

Bibliografía:

http://www.e-lactancia.org/ Depilación, riesgo 0. Cualquiera de los métodos empleados para depilar (afeitado, rasurado, arrancado con cera, productos químicos, electricidad, fotodepilación, láser…) son compatibles con la lactancia.
Fluctuación de los niveles séricos del lactógeno placentario humano (LPH) y de la prolactina durante el embarazo y la lactancia. De Battin DA y col. Obstet Gynecol 65: 785-8, 1985; Tyson JE y col., Am J Obstet Gynecol 113:14-20, 1972; Speroff L., Glass RH, Kase NG. Clinical Gynecology, Endocrinology and Infertility, 4th edition, Baltimore, Williams &Wilkins, 1989:283.

 

 

 

 

 

 

1 2 3 4 5 6 15