¡YA hemos vuelto!

publicado en: AVISOS, Grupos de apoyo | 0


Tras el periodo estival, volvemos a ponernos en marcha en nuestra Asociación y en nuestros GAM’s.
Os recordamos que el GAM del centro de la calle Convento Santa Clara está CERRADO.

Nos reuniremos los miércoles en la AAVV de Tres Forques-Vara de Quart, situado en la calle Fray Junípero Serra 74 bajo.

 

El GAM de Monserrat a cargo de Amparo, permanecerá cerrado de momento por baja maternal.
Os iremos informando según vayan produciéndose incorporaciones y/o cambios.

 

¡Estamos con vosotr@s!

 

Reflexiones tras la SMLM: ¿Lactancia materna o lactancia artificial?

En este artículo no vamos a enumerar ni los perjuicios que provoca el consumo de una de ellas, ni los beneficios que conlleva ser alimentado con la otra. En todo nuestro blog hay información al respecto y en muchos otros sitios de Internet, también. Además, ¡así lo podemos guardar como posible tema para un post futuro!

 

Esta enBiberontrada sólo quiere mover a la reflexión. Por lo tanto, como cierre de la SMLM, pensamos que más que demonizar o encumbrar a las madres que se decantan por un tipo u otro de leche, lo interesante es hacer que las personas hagan introspección sobre el tema de la lactancia.

 

 

Breastfeeding baby

Cuando en Internet buscamos información sobre lactancia, prevalece siempre la que se da sobre lactancia materna y en ella se indica que es el alimento óptimo para todo bebé y que lo recomendable es amamantar en exclusiva hasta los seis meses y, de ahí en adelante, complementada con otros alimentos, mantenerla tanto tiempo como madre y bebé deseen.

 

¿Por qué?

Los estudios sobre la cBreast anatomy normal schemeomposición de la leche materna, la forma en que ésta es producida por el organismo y los perjuicios que el consumo de sucedáneos provoca han proliferado a lo largo del siglo XX. Muchos de ellos han sido utilizados por la industria de la leche de fórmula con el objetivo de lograr que su composición se asemeje a la de la leche materna. Es decir, la misma industria de la leche artificial reconoce su inferioridad frente a la leche materna al anunciar sin reparos que su objetivo es imitarla. Esto es, la leche materna, nadie lo duda (ni siquiera los fabricantes de sucedáneos), es superior a cualquier otro alimento que se pueda ofrecer a un lactante.

 

Y, sin embargo…

Desde hace años la industria de la leche de fórmula y gran parte de los profesionales sanitarios han declarado que los niños alimentados con leche artificial vivían y estaban igual de sanos que los alimentados con leche materna. A eso se añadió que se trataran de poner unas pautas en algo que es impredecible y que sólo compete que controle una persona: el bebé. Esto provocó que, hacia los años 70, tan sólo el 30% de las madres amamantara a sus bebés. ¿Decisión real o creada?

 

¿Qué había pasado?FashionGirl

Por un lado, la incorporación de la mujer al mercado laboral hizo que prosperara la imagen de super-mujer con capacidad para cubrir todas las necesidades familiares y además las compaginara con una actividad remunerada fuera del hogar. La mujer trabajaba como cualquier hombre y, además, seguía siendo tan mujer como siempre.

 

¿Igual que siempre?

¿Cuántos bebés de pocas semanas empezaron a estar en guarderías en lugar de estar con su madre en casa? ¿Cuántas madres pasaban más de tres o cuatro horas al día con sus bebés, disfrutando de ellos? ¿Entonces, la mujer seguía siendo la de siempre? No, la mujer había cambiado, ya no era la madre de antaño, era diferente. Y eso no lo podemos negar.
Lo que no podemos es demonizar a las que optan por un estilo de vida en lugar de otro. Eso es altamente respetable. Pero lo que no podemos permitir es engañarnos y tratar de convencernos de que para el niño una y otra madre son iguales…

 

¿Y la lactancia dónde está en todo esto?

La lactancia materna se quedó en los pechos, en los paritorios, bajo vendas compresoras… porque para que mamá trabajase (recordemos que la baja maternal es algo muy reciente) y siguiese siendo la misma que antes de tener a su bebé, para que mamá no perdiese su identidad de antes de quedarse embarazada, había que facilitar que el bebé fuese cuidado por otra persona que no fuese su madre. El cambio de pañal, el baño, los juegos «los podía hacer cualquiera». Pero el alimento… y ahí cobra protagonismo la fórmula infantil. Y salva a esas madres de tener un bebé que depende de ellas.

 

Entonces, ¿ya está?

Estas premisas nos llevan a suponer lo siguiente:

  • una mujer debe poder ser la misma antes de parir y después. El hecho de ser madre no tiene que quitar a la mujer su identidad… ¡Pero si ahora es madre! ¿Qué implica ser madre? ¿Sólo estar embarazada? ¿Ahí queda toda la maternidad?
  • para lograr esa libertad la nueva madre tenía que buscar quien cuidara de su bebé para que ella pudiera trabajar a los pocos días de haber dado a luz o salir los fines de semana o irse quince días de vacaciones con su pareja… Entonces, queda claro que el bebé necesita ser cuidado. No podemos dejarlo solo. Tiene que estar con alguien. Alguien que sustituya a su madre. ¡Ah! «Que sustituya a su madre»… vamos, que la madre es lo necesario para el bebé.
  • la leche artificial es presentada como otro sustituto, según nos cuentan. Esta vez del alimento. Es lo que libera a la nueva madre y le permite seguir con su vida como si nada hubiera pasado en los últimos nueve meses. ¿Entonces la madre sólo tenía papel como fuente de alimento? ¡Qué poco papel en la vida de un hijo! ¿Dónde quedan los abrazos, los mimos, las nanas, los besos, el cariño, el amor? ¿O los de la madre también los puede sustituir cualquier persona? ¿Qué opina el bebé? ¿La leche materna sólo tiene la función de alimentar? ¿No hay nada más?
  • ¿qué hay con esa afirmación de que lo mismo da una leche que otra? ¿No hay datos o estudios sobre los efectos del consumo de una u otra en el organismo a corto y largo plazo?
  • ¿quién sale ganando en todo esto de la leche de fórmula como agente liberador de la mujer? ¿El bebé? ¿Si preguntamos al bebé estará de acuerdo con que mamá no esté y venga otra persona a cuidarle? ¿Le entusiasmará estar tomando durante seis meses seguidos un preparado que no cambia de sabor, con una composición homogénea, todos los días, varias veces al día? ¿La madre que tras nueve meses hace como si nada hubiera pasado y se pierde la experiencia única de ver a su bebé sonreír por primera vez, agarrar un objeto por primera vez, su primer “ajo”, y tantas primeras veces de tantas cosas será, sinceramente, como madre, feliz? ¿Sale alguno de los dos ganando?

 

Lo que ocurre en muchos casos es que…

  • La madre tiene que trabajar y se tiene que reincorporar tras los cuatro meses de baja maternal que por ley le corresponden. ¡Pero eso no es incompatible con la lactancia materna! La madre que lo siente así, ¿realmente se ha informado? ¿Todas las madres que amamantan están sin trabajar? ¿Eso es así? En absoluto, son muchas más las madres que amamantan y trabajan que las que no. ¿Esto lo saben todas las madres? ¿Conocen casos de otras madres que lo hayan hecho? ¿Cómo se hace? ¿Qué implica? ¿Saben que es más fácil de lo que parece y muy satisfactorio para el bebé y la madre mantener la lactancia materna una vez la madre se incorpora al mercado laboral?
  • La madre comenta que tiene dificultades o que es el bebé quien las tiene. En poco más de un siglo da la impresión de que algún virus fatídico ha infectado a la gran mayoría de mujeres y bebés del mundo occidental y ha modificado esencialmente su genética llevando a malformaciones terribles que impiden de forma irreversible que la gran mayoría de mujeres amamanten y que la gran mayoría de bebés puedan mamar. ¿Cómo, cómo, cómo? ¿Cómo es posible que esté ocurriendo esto? ¿Será una mutación genética? ¿Será por la polución? ¿Qué puede haber pasado para que esto se esté dando con tanta frecuencia? Nada, no ha pasado nada. Todo es pura ficción, mito, leyenda… No poder amamantar es tan raro como nacer con un sólo riñón. La lactancia es un fenómeno que depende de las hormonas, curiosamente, las que hacen posible quedarse embarazada y parir. Así que, habiendo llevado a cabo ambas cosas, ¿qué extraño mecanismo haría desaparecer esas hormonas? Ninguno. Lo que sí que ha desaparecido es la cultura de la lactancia y también nuestro instinto que queda enterrado bajo capas de inseguridad, de complejo de malas madres y eso sí que hace que las cosas no vayan bien.

 

Por no alargar más esta entrada, que a preguntas no la gana ninguna, dejaremos esta conclusión como cierre final:

Icône loupe et recherche

Tras responder a los interrogantes planteados, indagar sobre las cuestiones abiertas, decide tú, futura o reciente madre, qué quieres para tu bebé y para ti. Decide con cabeza y corazón, desde la información que, a través de las claves que te hemos dado, hayas encontrado. Decide sintiendo por ti y tu bebé.

Una vez lo tengas claro, si tienes dificultades en conseguir tu objetivo, busca ayuda. Cuando realmente se desea, todo es posible, y, si no lo fuera, nunca te sentirás mal si lo has intentado y has llamado a todas las puertas que se te abren. Si luchas por ello, tendrás posibilidades de éxito; si no lo intentas, te quedará el dolor por lo que pudo haber sido y no fue.

Tu bebé es tuyo, tu decisión es tuya.

Y desde asociaciones como Sina te apoyaremos siempre que lo necesites, sea cual sea el camino que hayas elegido tomar.

A vueltas con la cerveza

A finales de 2010, se publicaron los resultados de un estudio llevado a cabo en Valencia, en el que colaboraron profesionales sanitarios del Hospital Dr. Peset, del C. S. Arabista Ambrosio Huici y personal de la Universidad de Medicina de la citada ciudad.

No nos hicimos eco en su momento de esta investigación ya que no vimos necesidad de comentarlo. Lo que nos ha llevado a publicar esta entrada es el relanzamiento de los resultados de dicho estudio en los medios de comunicación

En el estudio lo que se observó es que la cerveza sin alcohol incidía en las capacidades antioxidantes de la LM. Concretamente, que el descenso de esta capacidad es más lento y progresivo en mujeres suplementadas con antioxidantes (en este caso usaron cerveza sin alcohol). La conclusión a la que llegó el estudio fue la siguiente: si suplementamos con antioxidantes, disminuiremos los riesgos cardiovasculares futuros. Y como la cerveza sin alcohol tiene propiedades antioxidantes… que cada cual saque sus propias conclusiones.

 

A la luz de esta investigación, no hemos podido evitar reflexionar y haceros partícipes de varios comentarios:


– en el estudio se habla de suplementar la dieta materna con antioxidantes. ¿Con qué finalidad? Modificar la concentración de antioxidantes en la LM. Sin embargo, en varios estudios, se ha observado que hay propiedades de la LM que a priori no tienen explicación y luego se ha visto que sí que tienen un por qué. Este es el caso del colesterol. En la LM hay grandes cantidades, pero, lejos de ser perjudiciales, lo que hacen es preparar al cuerpo para un futuro. De esta forma, en un estudio se concluyó que personas alimentadas con LM han tenido a los 30-40 años niveles más bajos de colesterol que los alimentados con LA. Por lo tanto, ¿por qué no dejar que la sabia naturaleza siga su curso como siempre y la LM se regule como durante toda la evolución? ¿Por qué crear desconfianza en la perfecta e idónea composición de la LM, un alimento que se ha demostrado hasta la saciedad que es el más adecuado para todos los bebés? Además, ¿esa alteración en su composición no podría ir en detrimento de algún otro compuesto? Es decir, ¿el hecho de que haya más antioxidantes puede afectar a la concentración de otros componentes? ¿Qué consecuencias sobre la composición de la LM tendría esta alteración?

– por otra parte, en el estudio se tuvo en cuenta la dieta de las madres. No obstante, bien es sabido que la ingesta de cerveza (aunque ésta no lleve alcohol) está ligado a un consumo de alimentos poco saludables, pues suele tomarse como aperitivo acompañado de platos con un alto contenido en grasas y calorías, y de poco valor nutricional. Esto provoca que el hecho de beber cerveza acabe disminuyendo las ganas de comer otros alimentos y conduzca a que la madre no tenga una dieta ni sana ni equilibrada, algo muy importante no sólo durante la lactancia, sino también durante toda las etapas de nuestra vida.

– además, sería necesario un estudio que demostrase que esa suplementación realmente conduce a esos efectos deseados. Nos resulta un tanto aventurado basarse en los niveles de antioxidantes en la orina y en que se conoce que los antioxidantes tienen un efecto positivo en la salud cardiovascular para establecer una relación causa-efecto directa y beneficiosa. Os enlazamos un estudio de lectura muy amena sobre antioxidantes y efectos sobre la salud en el que nombran un caso que se dio con los carotenos y el cáncer de pulmón

– siguiendo con nuestra reflexión, si admitimos como cierta la conclusión de que la suplementación con antioxidantes es aconsejable durante la LM, ¿por qué ceñirnos a la cerveza sin alcohol? El estudio lo único que ha determinado es que, suplementando con antioxidantes, el descenso de la capacidad antioxidante de la leche era menor y más progresivo. Pues comamos tomates o zanahorias… más barato, ¿no?

– es más, en el estudio no dicen que se haya visto que las personas alimentadas con LM tengan un riesgo cardiovascular más alto, incluso hay investigaciones que demuestran que ocurre todo lo contrario, que la LM está asociada a un menor riesgo cardiovascular. .. entonces, ¿por qué alterar nada?

– por último, y no por último menos importante ¡dejemos en paz a la lactancia materna! Para que se dé una buena lactancia materna lo único que hace falta es una madre y un bebé. Puede que haga falta algo de apoyo si las cosas parece que no van bien, pero nada más. Si dejásemos trabajar al instinto, a la naturaleza y nos quitásemos de en medio en esa diada tan sagrada, todo iría mejor. Para una buena lactancia materna no hace falta ni cerveza sin alcohol (en todo caso el botellín para tirárselo a la cabeza a los que nos hacen dudar), ni pezoneras, ni sacaleches, ni almohada de lactancia, ni camiseta especial, ni cuna sidecar, ni copas de cera, ni sujetador de lactancia. Esto lo único que hace es poner más trabas a la lactancia como un hecho natural y más cosas en medio de una madre y su bebé.

Y un apunte final: sí que hay indicios de que el consumo de cerveza puede estimular la secreción de prolactina (debido a un polisacárido derivado de la cebada), pero, hay algo que no debemos olvidar: aumentar la producción de leche no conlleva que el bebé mame más. Incluso, el aumento de la producción de leche podría ser contraproducente, pues la leche no ingerida por el bebé podría acumularse en el pecho produciendo una ingurgitación.

 

Si una madre tiene dudas sobre su producción de leche o sobre si su bebé mama lo suficiente, lo recomendable es que busque asesoramiento en un grupo de apoyo o con un profesional experto en lactancia. No existen panaceas ni remedios caseros para una lactancia exitosa. El deseo de amamantar y el apoyo son las claves para una lactancia feliz.

GT Comunicación

 

 

Actividad antioxidante de la leche materna

Composición química de la leche materna

Antioxidantes y alimentos

Asociación de la duración de la lactancia materna exclusiva y los niveles de fibrinógeno en la infancia y adolescencia

 

 

Hemos estado en OK!MAMI.

Se ha levantado cierto revuelo en torno al hecho de que SINA haya aceptado la invitación de montar un stand informativo en la feria OK!MAMI. Cuando se decidió aceptar también teníamos nuestras dudas. Es una feria puramente comercial ¿qué pintábamos allí? Pero ahora y desde la experiencia pasada, tenemos claro que volveremos en posteriores ediciones, si es posible.
Porque nos ha acercado a un determinado sector de población que DESCONOCÍA que existieran los grupos de apoyo a la lactancia materna. Y los libros, y las personas que actuamos desde el voluntariado… y todo el mundo que nosotras, desde dentro, conocemos en torno a la lactancia.
Porque, nos hemos dado cuenta de que si siempre nos movemos entre personas que lo tienen claro, madres que buscan información y acuden a talleres, familias buscadoras y conscientes, evidentemente lo tenemos fácil. Pero se puede hacer mucho más y, aunque estamos felices con lo que hacemos, no queremos conformarnos con ser y llegar a las de siempre. Si deseamos difundir, progresar, informar, apoyar… hemos de abrir las alas.


Estar entre empresas con intereses puramente comerciales que regalaban muestras de papillas y leches adaptadas, entre las industrias que hacían gala de sus muy sofisticados carros par llevar a los niños, con todo tipo de negocios que poco tienen que ver con nuestra manera de entender la crianza  y mantener nuestro sitio desde el voluntariado, prestando la información y el apoyo a quien por nuestro stand se asomaba, ha sido un reto. Las personas que acudieron a las charlas se mostraron muy interesadas, algunas madres habían amamantado a sus hijos y comentaron de cuánta ayuda les hubiera sido una asesora en su momento. Mujeres embarazadas que querían amamantar a sus hijos y disponían de poca información, incluso de información en torno a mitos y falsas leyendas. Parejas que iban recabando información para cuando llegara el momento…


Una compañera que allí estuvo, nos ha hecho llegar su testimonio en forma de carta. Queremos compartirla aquí pues su sentir es el nuestro.

“Un buen día a mi vecina de rellano le di la buena noticia, ¡voy a ser mamá!, y casualmente ella le hizo a mis futuros hijos el mejor regalo que les podían hacer: me dejó un libro para que lo leyera. Se titulaba “Bésame Mucho” de un tal Carlos González, un pediatra, supuestamente muy conocido del que yo no había oído hablar nunca. Y ese libro cambió mi vida. Me “dio permiso” para aflorar mis instintos de madre.
Y utilizo el verbo “permitir” porque en la sociedad que vivimos muchas veces no se nos permite ser madres: no cojas en brazos al bebé que se malacostumbra …, déjale llorar que te está tomando el pelo…, déjale en su cuna que así aprende a dormirse solo, no lo metas en tu cama que después no podrás sacarle de ella, …etc etc. Nadie me preguntaba que sentía yo, solo me decían lo que tenía o no tenía que hacer.


Seguramente si no hubiera caído en mis manos ese libro sería una de tantas madres que habría aplicado el método Estivill “porque así aprenden a dormir los niños”, que impondría mis criterios sobre los de mis hijos “porque tienen que saber quien manda”, que les habría dado biberón “porque se crían igual que con pecho” y los habría dejado llorar en el carro último modelo en vez de llevarlos pegados a mi cuerpo en un portabebés “para que no se acostumbraran a los brazos”. A partir de ese libro vinieron muchos otros, y una búsqueda de referentes de crianza… por llamarla de alguna manera… respetuosa y con apego.

Y entre toda esta vorágine de vida que llevamos esto es lo que me mantiene firme en mi misma. Unas veces acertaré y otras mil me equivocaré pero será con la certeza y con la información de que se pueden hacer las cosas de otra manera porque lo he visto, vivido y sentido. Y deseo con todo mi corazón contárselo a todas las madres y futuras madres, a las que están ya comprando un portabebés para acunar a sus hijos y a otras, que son la mayoría… que han acudido a una feria para ver el último modelo de carro de paseo, el biberón que se calienta solo, …o la conferencia del Sr.Estivill que les va a decir cómo deben dormir sus hijos y ahora también como deben comer. Por eso yo estoy contenta de haber estado en OKMAMI, porque con que una madre se acerque simplemente para ver de qué va ese libro que se llama “Dormir sin lágrimas” y se lo lleve para leérselo, habrá valido la pena. Luego ella decidirá, pero con la información en sus manos.


Habrá personas que estén de acuerdo conmigo y otras que no. Aquí no se trata de decidir si son más importantes los medios o los fines, se trata de ver la realidad. Si queremos promover la lactancia materna y la crianza con apego tenemos que estar donde están las madres, de nada nos sirve estar en nuestro pedestal de cristal porque estaremos tan altas que las nubes no nos dejaran ver la tierra, y en la tierra es donde vivimos, nos guste o no”.

 GT Eventos

 

 Sina participará en la Feria OK!MAMI

El GAM de Benimaclet ha cumplido DOS años

Ayer celebramos el segundo aniversario en el GAM de Benimaclet.  Acudieron muchas madres, la mayoría de ellas habituales en la tarde del martes, y gracias a su  aportación, pudimos disfrutar de  una agradable merienda.

Queremos agradecer a todas las asesoras voluntarias que por allí han pasado, su dedicación y el cariñoso trato que han dispensado a todas y cada una de las mamis que han acudido con su especial problemática.

Una vez más, nos afirmamos en la conveniencia de asistir a un grupo de apoyo a la lactancia materna, las imágenes dan buena prueba de ello. Esperamos encontrarnos de nuevo el martes, y el año que viene volver a celebrarlo con todas vosotras  y con las nuevas que vayáis llegando.

¡Os esperamos!

http://www.asociacionsina.org/2011/10/13/el-grupo-de-apoyo-gam-matinal-de-sina-en-el-programa-en-connnexio-de-canal-nou/

http://www.asociacionsina.org/2011/06/01/el-gam-de-benimaclet-cumple-1-ano/

http://www.asociacionsina.org/2010/08/12/nuestros-grupos-de-trabajo-sina-iii-grupo-de-trabajo-de-asesoria-en-lactancia-materna/

GAM de mañana en Valencia centro y huelga general

publicado en: AVISOS, Grupos de apoyo | 0

Mañana, debido a la huelga general prevista y a la limitación de transporte público que se producirá, no nos será posible abrir el Grupo de apoyo que estaba previsto en la sede de Sina, en Valencia centro.

Sentimos las molestias y a las que queráis contactar con nosostras para cualquier duda, nos encontraréis en el teléfono de atención a consultas sobre lactancia materna.

¡Os esperamos el próximo jueves!

*GAM Matinal Sina en Valencia-centro, todos los jueves, de 10:00 h a 12:00h, en el centro Sina  (C/ Convento Sta. Clara,  12 – 11ª).

Ni el miércoles 14, ni el jueves 15 de marzo habrá grupo de apoyo (GAM). Cerrado por fallas.

publicado en: Grupos de apoyo | 1

Los próximos miércoles y jueves (15/III/2012) estaremos ya inmersos en plenas fiestas falleras y no podrá celebrarse la reunión del GAM centro.

Si alguna madre necesitara ayuda, podría ponerse en contacto con nuestro teléfono de información.

*GAM Matinal Sina en Valencia-centro, todos los jueves, de 10:00 h a 12:00h, en el centro Sina  (C/ Convento Sta. Clara,  12 – 11ª).

Charla «El sueño infantil» (21/II/2012)

publicado en: Grupos de apoyo | 1

El próximo día 21 de febrero, Rebeca Gallego Ferris, una de nuestras estudiantes del practicum de psicología, realizara su proyecto de fin de prácticas, que consiste en un taller sobre el sueño infantil haciendo una revisión de la bibliografía sobre el tema.

Como siempre, os esperamos a todas las mamás, papás y familiares que estéis interesados en el tema, este martes en el GAM de Benimaclet.

*GAM de Benimaclet, todos los martes, de 16:45 a 18:45h en el Gimnasio del Centro de Salud de Benimaclet, C/ Guardia Civil, 13.

Taller Sina: “DOULA, un camino de dar y recibir” (miércoles, 7 de marzo de 2012)

publicado en: Grupos de apoyo | 1

Desde Sina también ofrecemos nuestro apoyo e información a las mujeres embarazadas. Por ello, vamos a realizar una serie de talleres en nuestros Grupos de apoyo,  sobre lo que es una Doula y su papel en cuanto al acompañamiento  en el embarazo, parto y lactancia se refiere.

La encargada del taller será Concha, doula y socia voluntaria de Sina, como parte de su voluntariado en nuestra Asociación.

Continue reading “Taller Sina: “DOULA, un camino de dar y recibir” (miércoles, 7 de marzo de 2012)” »

1 2 3 4 5 6 10