Mamás de Sina XI: Azu – Historia de un voluntariado en el Hospital General Universitario

Hace un año, nuestra compañera Concha, coordinadora del voluntariado en el Hospital General Universitario, nos comunicaba que una madre se unía a ese voluntariado e iba a estar acompañando los miércoles a las madres que están ingresadas y que tienen interés en amamantar a sus hijos. La voluntaria es Azucena, Azu, y esta es su historia, contada por ella misma…
m
“Ahora sé que la lactancia no es un esfuerzo,
y mucho menos un sacrificio que la mujer hace por el bien de su hijo,
sino una parte de su propia vida, de su ciclo sexual y reproductivo.
Un derecho que nadie le puede arrebatar”
(C. González)

 

Lo que me llevó a empezar el voluntariado fue mi amiga Ruth.

Recuerdo esa tarde en su casa en el pueblo: mi hijo Ángel tenía 9 meses y, por primera vez, fui capaz de hablar con alguien acerca de mi parto. El no haber tenido el parto deseado, y sobre todo, el cual deseaba vivir y protagonizar, me hizo volcarme por completo en la lactancia, disfrutarla cada segundo y, sobre todo, criar a mi hijo siguiendo todos esos instintos y sensaciones que me fueron vetados en el momento de parir. Así que, hablando de todo esto con Ruth, empezamos a hablar de Sina, del voluntariado, de mis ganas de hacer algo nuevo y que fuera provechoso para las demás madres, algo que pudiera TRANSMITIR para AYUDAR y APOYAR a otras mujeres que hubieran pasado por una experiencia como la mía. Y ese fue mi trampolín hacia el Hospital General de Valencia (lugar donde realizamos uno de los voluntariados)

¡Y por fin llegó mi primer miércoles como voluntaria de Sina! ¡Qué ganas y qué emoción! Allí, en la tercera planta, me esperaban Concha, nuestras batas, mi libreta, mi bolígrafo y mucha ilusión. Mi mejor bienvenida: Concha, ¡sin duda! Increíble fuente de sabiduría y experiencia, y sobre todo, mucha sensibilidad. Doce madres que visitamos y mucha información y formación, la sensación cuando volvía a casa era de absoluta gratificación. Esto era lo que llevaba tanto tiempo deseando hacer.

Y como todo pasa por algo, este año como voluntaria me ha hecho crecer como persona, reafirmarme como madre, como mujer, como amiga. Sin apenas darme cuenta, me ha enseñado a hacer auto-reflexiones sobre la crianza, la confianza, la autoestima y, aunque parezca exagerado, incluso a comprender el ciclo entre la vida y la muerte. Porque mientras seres queridos terminan su camino con nosotros, de repente llegas al hospital y te das cuenta de que muchos bebés comienzan la aventura de la vida fuera del útero de sus madres para acompañarnos y dar paso a nuevas generaciones. El maravilloso ciclo de la vida, que no podría ni debería empezar de mejor forma que con una lactancia gratificante para madre e hijo. Y ahí estamos nosotras, para acompañar ese momento, para reforzar la confianza de esas hembras que en muchas ocasiones se ven un tanto mermadas por su entorno. Es increíble ver en los ojos de algunas madres esa mirada de aliento que te mandan, y sobre todo, cómo cambian muchas incluso su expresión de la cara de cuando entras en la habitación y empiezas a charlar con ellas a cuando te marchas, y esto es lo que te ayuda a continuar y saber que has hecho lo único que necesitaba esa madre: DARLE CONFIANZA.

El voluntariado, como su propio nombre indica, no se remunera, pero realmente es incalculable todo lo que te puede aportar, jamás se me olvidarán dos momentos (además, los dos con la compañía de Concha): uno fue una madre que tenía su tercer hijo, fuimos a verla y estaba radiante, feliz, más que conectada con su bebé, había tenido un parto sin intervenciones, había sido ella quien había cogido a su bebé y lo había ayudado a salir de su vagina para colocárselo piel con piel; por supuesto, la lactancia era excelente… Poder vivir este relato de primera mano con los protagonistas no tiene precio. El segundo momento, fue un agarre espontáneo que Concha tuvo la generosidad de compartir conmigo… ¡Simplemente fue IMPRESIONANTE, MÁGICO y SENSACIONAL! También hay días que te marchas a casa acordándote de esas madres que no están tan conectadas con sus bebés y que no puedes más que darles recomendaciones y sugerencias desde el más profundo respeto, pero sabiendo que si no las llevan a cabo seguramente la lactancia no durará más de unos pocos meses.

Y, bueno, como en todas partes, muchas veces entras a las habitaciones y tienes una conexión brutal con las madres, que realmente no tienen ninguna duda ni problema pero puede pasar media hora y sigues hablando con ella acerca de su bebé, de la crianza, de la lactancia… ¡hay veces que no te irías de allí!

Para ser mi primer año como voluntaria (el primero de muchos espero), no puedo más que agradecer a Ruth ese impulso imprescindible para empezar este camino, a Concha por acompañarme y guiarme en el mismo, y a Sina por hacerme sentir como en mi casa y ser MI TRIBU.

¡GRACIAS A TODAS POR ACOMPAÑARME ESTE AÑO!

Azucena

Reunión mensual socias voluntarias, viernes 14 de junio

publicado en: AVISOS, UNETE A SINA | 0

Como sabéis, los segundos viernes de cada mes, tenemos reunión de socias voluntarias en nuestra sede de Sina (C/ Martínez  Cubells, 2-15ª, en Valencia).
Por motivos diversos, este mes la reunión se celebrará en un espacio abierto y ajardinado para que los niños puedan estar jugando mientras hablamos. Si estás interesada en acudir, ponte en contacto con Carmen (646 604 046) y te indicará el lugar en el que estaremos.

Trataremos muchos temas de la asociación, futuros eventos, revisaremos lo realizado en este último mes, etc.

 

 

 

¡VEN! ¡ANÍMATE A PARTICIPAR!

Si todavía no eres socia, puedes asociarte allí mismo.

El Blog de Sina nombrado uno de los nueve blogs de referencia en lactancia materna en la Red

publicado en: ASÍ ES SINA, Historia de Sina | 0

El pasado 22 de mayo, un correo que nos llegaba a info@asociacionsina.org nos daba la noticia: nuestro blog había sido incluido en un artículo de la publicación que edita Eroski Consumer como uno de los nueve blogs y webs imprescindibles en lactancia materna. No hemos podido evitar volver la vista atrás y rememorar…

Hace unos cuantos años, concretamente, un 14 de agosto del año 2007, un nuevo blog nacía en la red: El Blog de Sina. Un tiempo después, le dimos unos toques por aquí, algún apaño por allá y pasó a ser un blog un poco diferente, pero en el que se mantenía la esencia original. Es el blog en el que estás leyendo esta entrada.

Desde ese 14 de agosto hasta hoy, han pasado miles de visitantes por nuestras páginas, se han sumado más de 4.000 seguidores a nuestra página de Facebook, nos hemos hecho un hueco en Twitter y no hemos parado de crear artículos, de investigar y acercaros los datos más relevantes en temas de lactancia y crianza. También alguna entrada con experiencias más personales, pues al fin y al cabo somos madres y ese toque personal es lo que da un poco de calor a tanto dato y tanta información.

Sina es una asociación de madres voluntarias que lleva prestando apoyo en temas de lactancia 20 años. Este tiempo da para mucho: para crecer, encogerse un poco, volver a crecer… vamos, todo lo que ocurre con los niños, pasa con la asociación: hemos tenido épocas de descubrir el mundo y descubrirnos a nosotras, de avance meteórico y de cuasi-regresiones, de encuentros y pérdidas, de pasos vacilantes que han ido cogiendo firmeza y nos impulsan a seguir buscando, investigando, compartiendo, en definitiva, viviendo. Hemos crecido y seguimos haciéndolo con nuevas caras, con nuevas manos que vienen a unirse a las que ya estaban o que sustituyen a las que se fueron porque ya su momento en la asociación pasó.

Y en este camino, nos ha llegado un nuevo reconocimiento que nos llena de ilusión y que queremos compartir con todos vosotros, pues el trabajo es nuestro, pero nos nutrimos de vuestros comentarios, de vuestras palabras, de vuestras miradas. Justo es que cada uno se lleve su parte, ¿no?

La semana pasada, la publicación Eroski Consumer editaba un artículo en el que nos incluía como uno de los nueve blogs y webs imprescindibles en lactancia materna. Podéis leerlo aquí.

Así que, aunque ya les dimos las gracias personalmente, se las damos también a través de nuestro blog.

Gracias a Marta Vázquez-Reina por su reconocimiento y por incluirnos en su artículo, a Anna por darnos la noticia.

Y gracias a todos los que lo habéis hecho posible.

¡4000 seguidores de Sina en Facebook!

publicado en: ASÍ ES SINA | 0

En estos momentos, 4.017 personas siguen desde Facebook nuestras novedades, están pendientes de nuestras publicaciones.

Gracias a todos por vuestra confianza, por estar ahí, por compartir con nosotras vuestras experiencias, por valorar nuestro trabajo.

Ver que cada día sois más nos anima y da fuerzas para seguir buscando, informando, reivindicando y acercándoos nuestros conocimientos basados en la evidencia científica.

¡Gracias por estar ahí!

Acudimos a la entrega de premios a las asociaciones de mujeres de Martínez Cubells

Como ya sabéis, en verano nos tuvimos que trasladar de local. Nos fuimos a un piso que hay en la calle Martínez Cubells en el que varias asociaciones de mujeres tratamos de tender nuestras manos a las que requieren nuestra ayuda.

Junto a Sina están la Associació Professional d’Agents d’Igualtat d’Oportunitats de la Comunitat Valenciana, Aitana, la Federació de Dones Progressistes de la Comunitat Valenciana, AMMCOVA, la Associació per la Coeducació, la Associació de Comares de la Comunitat Valenciana, la Associació per a la Protecció i Integració de la Dona, Acció Positiva y la Associació de Dones Separades i Divorciades de València.

Entre todas las asociaciones de mujeres de Martínez Cubells tratamos de dar soporte a muchas personas que encuentran obstáculos en la vida que pueden hacer difícil el avance. Lo que no nos imaginábamos es que nosotras seríamos obstaculizadas en nuestra labor voluntaria.

El pasado 17 de octubre de 2012 acudimos a un pleno en las Cortes Valencianas en el que se debatió sobre las asociaciones y las ayudas que se destinaban a las mismas. Hay que entender que esas ayudas consisten en la cesión de un pequeño espacio y la asunción de los gastos mínimos que genera la actividad de las asociaciones en el piso que ocupamos. Y lo que se debatía era la continuidad de esas subvenciones…

En estos momentos, estamos a unos meses de ser desalojadas otra vez.

Así que, entre consulta y consulta, entradas en el blog, organización de actividades, atención telefónica, atención en el Hospital General Universitario, apoyo en el GAM de Benimaclet y otras muchas tareas que llevamos a cabo, también está la de reivindicar un espacio donde poder reunirnos, donde tener nuestra sede.

Siendo este el panorama, os imaginaréis lo felices que nos hizo acudir a la entrega del premio que la Federació de Dones Progressistes  otorgó a las asociaciones de mujeres de Martínez Cubells el pasado 28 de marzo. Un galardón que reconoce nuestra lucha por conseguir la igualdad de oportunidades y que nos considera un referente de los derechos de las mujeres, amén de poner en evidencia nuestra pugna contra el intento de desalojo de nuestros locales por parte de la Consejería de Bienestar Social. Tal como comentaba una de nuestras compañeras de Martínez Cubells, hemos puesto el premio en la pared de la entrada, así, de esa manera, “cuando flojeen los ánimos, nos acordaremos al verlo que si lo hicimos una vez podemos hacerlo otra”.

Es un lujo tener a nuestro lado a estas asociaciones de mujeres luchadoras. Nos revitaliza el tenerlas cerca y nos hace sentir acompañadas en el camino de la asesoría a nuestras iguales.

La prensa se hizo eco de la noticia y podéis ver los artículos publicados al respecto aquí y aquí.

Mañana, 23 de abril, nos reuniremos con la Direcció General de Familia i Dona. Esperamos sacar algo en claro y que se dé solución al alojo de las asociaciones de mujeres de Martínez Cubells.

¡Os seguiremos informando!

http://www.asociacionsina.org/2012/10/28/sina-acudio-al-pleno-de-las-cortes-valencianas-en-el-se-debatio-el-tema-de-las-subvenciones-las-asociaciones/

http://www.asociacionsina.org/2012/06/28/ya-nos-hemos-trasladado/

Asamblea anual de socias (12/IV/2013)

publicado en: Historia de Sina, UNETE A SINA | 0

El próximo 12 de abril (viernes), tendrá lugar la Asamblea anual de socias, en nuestra sede de Sina (C/ Martínez Cubells, 2-15ª, en Valencia), a las 16:30 horas en primera convocatoria y a las 17:00 horas en segunda convocatoria.

Si todavía no eres socia de Sina, puedes cumplimentar la inscripción allí mismo o previamente por internet. Por supuesto, puedes venir acompañada de tu hijo.

¡Te esperamos!

Carta a nuestras socias

Como ya sabéis, Sina es una asociación en la que colaboramos madres voluntarias y que se financia con las cuotas que hacen las socias, con subvenciones públicas o privadas y con donativos de particulares. Además, Sina no acepta donativos en dinero o en especie que provengan de empresas fabricantes o distribuidores de alimentos infantiles, biberones, tetinas, chupetes ni otros productos relacionados con la alimentación infantil, incluidos los productos para la lactancia materna.

Las aportaciones de las cuotas de las socias son fundamentales para que podamos llevar a cabo todo lo que hacemos durante el año, pero somos conscientes de que un año es muy largo y puede que la magnitud de lo que realizamos no se vea fácilmente. Así que, como agradecimiento a nuestras socias y como resumen de lo que ha supuesto 2012, hemos preparado una carta que ya han recibido y que podéis ver aquí.

De todas formas, os resumimos varios de los hitos de 2012 en Sina:

Y, por supuesto, hemos seguido con nuestras actividades más importantes y que más nos acercan a las madres que buscan nuestro apoyo: el teléfono de información (atendido por una de nuestras IBCLCs), el voluntariado en el Hospital General, el GAM de Benimaclet, las entradas en el blog, nuestra presencia en Facebook y Twitter.

Las madres voluntarias de Sina somos conscientes de que no sólo se necesita que haya voluntarias, sino socias que apoyen el proyecto mediante sus aportaciones y público que nos haga saber que nuestra labor llega y vale la pena el esfuerzo que supone.

2012 ha sido un año importante… 2013 va a ser todavía más pues ¡cumplimos 20 años!

 

Y de todo este tiempo nos quedamos con unas cuantas cosas para llevar en nuestras mochilas:

  • vuestras sonrisas cuando lográis aquello por lo que habéis luchado

  •  vuestras palabras de agradecimiento a través de los comentarios o de los correos que nos llegan

Muchisisimas gracias por todo!! Os lo agradezco de corazón, y no tengo palabras para expresar como de agradecida os estoy!!

Hace un par de años localicé vuestra página web en internet, por haber tenido un parto difícil y una posterior lactancia fallida. Y quería comentaros que gracias a páginas como las vuestras he conseguido con mi tercera hija darle pecho en exclusiva hasta los 9 meses y seguimos ahora que tiene 16 meses con la alimentación complementaria (vamos come lo mismo que yo pero en pequeñas cantidades) y con mi pecho.
Así que quería daros la enhorabuena.
  • los gestos de cariño de aquellos que os acompañan y os sostienen y os apoyan cuando es difícil seguir luchando…

  • y, sobre todo, con la visión de vuestros bebés felices siendo sostenidos y acompañados por las personas que más quieren y más les quieren: vosotros.

Gracias a todas las socias y gracias a las personas que nos apoyan.

Sin vosotros, Sina no habría llegado hasta aquí.

¡GRACIAS!

Reunión mensual socias voluntarias: viernes 8 de febrero a las 17.00 hrs.

publicado en: AVISOS, UNETE A SINA | 0

Como sabéis, los segundos viernes de cada mes, tenemos reunión de socias voluntarias. 

Este mes, la reunión se celebrará el próximo 8 de febrero a las 17.00 hrs. Sin embargo, cambiamos, por esta vez, el lugar de reunión. Si estás interesada en acudir, ponte en contacto con Carmen (646 604 046) y te indicará el lugar en el que estaremos.

¡VEN! ¡ANÍMATE A PARTICIPAR!

Si todavía no eres socia, puedes asociarte allí mismo.

Reunión mensual socias voluntarias: viernes 18 de enero a las 17.00 hrs.

publicado en: UNETE A SINA | 0

Como sabéis, los segundos viernes de cada mes, tenemos reunión de socias voluntarias en nuestra sede de Sina (C/ Martínez  Cubells, 2-15ª, en Valencia).
Por motivos diversos, este mes la reunión se celebrará el 18 de enero a las 17.00 hrs.

Trataremos muchos temas de la asociación, futuros eventos, revisaremos lo realizado en este último mes, etc.

¡VEN! ¡ANÍMATE A PARTICIPAR!

Si todavía no eres socia, puedes asociarte allí mismo.

Mamás de Sina X: Lidia. Año nuevo, vida nueva.

publicado en: Nuestras historias | 8

El año nuevo viene muchas veces cargado de incógnitas, de sorpresas y situaciones inesperadas. De ahí eso de ¡año nuevo, vida nueva! Sin embargo, para nuestra compañera Lidia sabemos que esta frase no va a ser sólo un dicho más, sino una realidad. Porque Lidia se va, cruza el charco y ¡lleva a Sina allende los mares! Como despedida (que no es más que un hasta luego, pues la distancia la salvaremos con la cercanía que dan las nuevas tecnologías) nos deja este regalo: su historia en Sina.

¡Hola! Me llamo Lidia y os quiero contar los últimos cuatro años de mi vida, muy ligados a Sina; pero para ello, me tengo que remontar algo al periodo anterior. Así que ¡ahí va!

Encontré esta asociación (dicho así no refleja el oasis de apoyo que es) durante mi segunda y última mastitis. Hacia 10 meses que había vuelto a Valencia, después de haber vivido cinco años intensos y felices en Alemania. Nos fuimos tres: mi marido, nuestra perra y yo, y volvimos cuatro: los tres que nos fuimos y nuestro hijo, Yago, de cuatro meses y medio.

El apoyo que recibí en mi parto y postparto fueron geniales. Parí en la semana 41 + 1 en un parto espontáneo, largo, pero sin prisas. Mi matrona, que elegí yo tras hacer una entrevista con ella y ver que congeniábamos, me visitó en mi casa diez veces, todo incluido en la cobertura de la Seguridad Social alemana. Y fue una bendición, pues, por la micrognatia de mi hijo y por compensación, tuve hipergalactia. Mi pecho producía muchísima más leche de la que mi hijo necesitaba. Esto nos causaba a mi hijo y a mí verdaderas molestias: a él gástricas y a mí en el pecho. Gracias a la atención de mi matrona y de una de sus compañeras de profesión, evité la mastitis y pude reducir mi producción (desde aquí gracias a Silke y a Jutta por todas sus atenciones y a las mamás del grupo de crianza de Ingelheim).

Así pasó un mes y medio. Mi hijo acababa de cumplir los seis meses. Un día, sábado para mayor desgracia, con los centros de salud cerrados, me comencé a sentir mal y a tener mucho dolor y fiebre. Supe enseguida que era la tan temida mastitis. Así que cogimos al niño y nos fuimos al hospital. Me hicieron un análisis de sangre y me miraron el pecho afectado (por suerte el otro resistió). Me recetaron amoxicilina y me dijeron que no le amamantara del pecho afectado. De ahí me remitieron al centro de salud para que fuera el lunes siguiente. Por suerte yo ya había leído sobre lactancia y decidí no amamantarlo de un solo pecho. Cuando vi a la matrona, me dijo que le podía dar sin problema de ambos. Con el tiempo, me di cuenta que esta matrona no tenía realmente muchos conocimientos, pero alguno sí, pues me aconsejo bien, mucho mejor y bastante más acertadamente que en urgencias. Además fue muy amable, cosa que no me ocurrió la segunda vez que tuve mastitis, ya que su compañera en el centro de salud no me quiso atender. ¿Cuál fue su explicación? ¡Que ella solo veía a mamás con bebés de menos de dos meses, y el mío tenía diez meses! ¡Qué escándalo!, ¿no? Lo bueno en esta segunda mastitis es que yo ya no estaba tan desubicada en el tema, así que en lugar de ir a urgencias de Medicina General, me fui a urgencias de Materno-infantil, y me atendieron muy bien y acertadamente.

Y ahí fue cuando comenzó la relación con Sina. En la sala de espera de urgencias había folletos de La Liga de la Leche. Cogí uno y llamé al día siguiente. Al estar ellas fuera de Valencia, me remitieron a Sina. Y les doy mil gracias. De hecho, haciendo un trabajo en mi formación de asesora, pude contactar de nuevo con ellas y agradecerles esa ayuda, breve, pero vital para mi. Y así fue como contacté con Sina, con Nina (¡mil gracias Nina!). Quedó conmigo en medio de la vorágine de las Fallas y me atendió muy bien. Quedé tan contenta con su ayuda y con el apoyo integral que recibí que comencé a ir todas las semanas con mi bebé.

Hice muy buenas amigas y lo que me aportó como mamá, no tiene precio: amistad, compañerismo, apoyo entre mujeres, entre mamás, un lugar donde podía ser yo, con mis penas y mis glorias, con mis angustias y miedos, sin ser juzgada, dijera lo que dijera. Pude expresar todo lo que saca la maternidad en una mujer, lo bueno y lo malo. En una frase sencilla pero profunda: me sentí arropada, aceptada. En ese tiempo, comencé a leer cada vez más sobre lactancia, a escuchar cómo asesoraban, a acudir a charlas y formaciones. Al principio lo hacía para saber más sobre el proceso que estaba viviendo y para averiguar el por qué de las dificultades que me encontraba y así superarlas mejor. Y sin darme cuenta me vi comentando con otras mamás sobre sus dificultades, aconsejándoles con lo que yo iba aprendiendo, a un nivel todavía muy básico, pero ya asesorando.

Entonces fue cuando me tentaron a ser asesora, a formarme más. Y yo me dejé tentar, con miedo pero con mucha ilusión. Así que hice el curso de Fedalma y comencé a escuchar con más consciencia cómo asesoraban mis compañeras. Me daba mucho miedo meter la pata con alguna mamá, pero me dio mucha calma saber que trabajamos en equipo. Si tenía alguna laguna o duda podía buscar información por escrito, llamando a las compañeras que estaban mejor formadas o tenían más conocimientos en un área o, llegado el caso, derivar para que fueran atendidas por profesionales de la salud. Y salió todo bien.

Ser asesora de Sina es una de las cosas que más felicidad me ha aportado en la vida. Es cierto que es una gran responsabilidad. Pero también es cierto que, como he comentado, no estás para nada sola. Formas parte de una bellísima comunidad de mujeres muy competentes, muy humanas y muy bien preparadas, que tienen un reciclaje y una actualización de conocimientos constante. Formas parte de una red de ayuda mutua que aporta mayores garantías y objetividad que si estuvieras sola. Y el aporte humano, como he dicho, va más allá de las palabras.

A mí, Sina (y ahí incluyo tanto a las compañeras como a las mamás, papás, niños y bebés que he conocido) me ha dado más de lo que he aportado, ¡mucho más! Como le digo últimamente a las mamás, esto es una cadena de favores. A mí me han ayudado a que yo sea la que resuelve las dificultades que me voy encontrando, me han dado las herramientas para ello y yo, igual no he devuelto al favor a las mismas personas, pero sí a otras. Y éstas lo harán a la vez con otras diferentes. Así lo vivo yo.

Así que, ¡muchas gracias a todos los que han recorrido este camino conmigo! No os olvidaré nunca, a cada uno de vosotros. Y como veis, no añado apenas nombres porque no quiero despistarme y dejar algún nombre por el camino. Pero voy a romper esta norma. Quiero agradecer a dos personas haber recorrido este camino conmigo.

¡Gracias Víctor! ¡Gracias Yago! ¡Os quiero con toda el alma!

Ahora, mi camino cambia de rumbo. Nos vamos a vivir a Ecuador, pero no voy a decir adiós, no. Voy a seguir siendo socia voluntaria de Sina. El único cambio es que ahora Sina va a tener grupo de apoyo en América, ¡nos hacemos internacionales! Así que, sólo digo, ¡hasta la próxima!, que virtualmente será muy pronto.

Besos a tod@s y hasta pronto.

1 2 3 4 5 15