Porque las familias deben tomar decisiones libremente, basadas en información fiable y contrastada

Desde hace unos días, cierto libro escrito por cierto “profesional” está causando un gran revuelo en las redes sociales y entre grupos de apoyo, madres y profesionales (de los de verdad, que basan sus prácticas en la evidencia científica y el amor al prójimo). Dicen que ha desatado esa incomprensible guerra entre posturas a favor y en contra de opciones totalmente respetables.

Pero no estamos de acuerdo…

Porque a las madres no nos gusta la guerra.

Porque Sina está del lado de las madres, de todas.

Porque no hay guerra si uno no quiere.

Porque nos gusta la paz y vivir en armonía.

Porque así es el mundo que queremos para nuestros hijos.

 

Y porque creemos que las familias deben tomar decisiones libremente, basadas en información fiable y contrastada.

 

OMS- Lactancia Materna 

Comité de Lactancia Materna de la AEP

UNICEF- Lactancia Materna 

En respuesta al artículo de XL Semanal 17/08/2014

Asistimos horrorizadas al artículo que XL Semanal saca en portada con fecha 17/08/2014. Un artículo sin firma que se refiere a alimentación y salud. Entre sus “consejos” el número 15 que se titula “Dar el pecho, ¿hasta cuándo?”, indican con contundencia que “En realidad, no hay pruebas de que a partir del cuarto mes dar únicamente el pecho siga teniendo efectos beneficiosos para la salud de los niños” seguido por “Los expertos siguen debatiendo sobre si prolongar la lactancia al máximo podría ser incluso perjudicial para el pequeño, ya que, por ejemplo, retrasa su desvinculación de la madre”

Las redes sociales bullían con espanto comentando tamaños disparates (o intentando dejar comentarios en su página, que no nos ha resultado fácil). Adjetivos como vergonzoso, lamentable, poco profesional, sensacionalista, ignorante y demás adornan el pie del artículo, pero creemos que se quedan cortos.

Un artículo que pone al mismo nivel la lactancia materna y las patatas fritas de bolsa (que por cierto  anima a consumirlas porque “son mucho mejores que su fama”), que no cita referencias, que deja de lado que la lactancia materna es mucho más que un alimento y que es esencial para la salud del niño, no es solamente vergonzoso, es una acción que atenta contra la salud de la población más indefensa: los niños. XL Semanal no ha tenido problema en ir contra las recomendaciones de instituciones nacionales (Asociacion Española de Pediatria) e internacionales (OMS, Unicef), así como de cientos de estudios clínicos publicados en revistas científicas. No sólo atenta contra la salud pública, sino que se mete en temas de crianza, yendo en contra de teorías psicosociales refrendadas también por numerosos estudios.

Muchos estados hacen inversiones millonarias para fomentar la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses del bebé, y acompañada de otros alimentos hasta los 2 años o más, lo que recomiendan las autoridades de salud internacionales. XL Semanal sin embargo, de un plumazo, en 515 caracteres, se carga la labor de instituciones, profesionales de la salud, grupos de apoyo, y gran parte de la sociedad, que granito tras granito, apoyamos la lactancia materna  y la crianza con apego, como vías para mejorar nuestra sociedad y el mundo.

Photo Marianne Oosterom-Creative CommonsLamentablemente ya estamos viendo las víctimas de su atentado. Algunas madres que acuden a nuestros grupos de apoyo nos han comentado que han recibido comentarios por parte de bienintencionados familiares que leyeron el articulo de XL Semanal diciendo “¿Ves? estás perjudicando a tu niño amamantándolo más de 4 meses”. Imaginad el resultado que puede tener en mamás menos informadas o apoyadas.

¿Cómo puede ser que esto esté permitido? Las autoridades de salud deberían tomar medidas. Es inaceptable que un medio irresponsable atente contra la salud pública sin tener consecuencias.

Esperamos rectificación inmediata por parte de XL Semanal, que se disculpen e informen correctamente acerca de los perjuicios de abandonar la lactancia materna tempranamente. Y nos gustaría que las autoridades de salud tuviesen una labor de control activa sobre este tipo de acciones irresponsables.

Avances en Lactancia Materna, en el marco del 11º Curso de Actualización en Pediatría de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria

publicado en: Eventos, Lactancia en general | 2

Hace unos pocos días, del 6-8 de febrero, se reunieron en Madrid más de 700 pediatras provenientes de todas partes de España, en el marco del 11º Curso de Actualización en Pediatría, organizado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap). De su programa impresiona el amplio temario que cubrió la formación y eso hace apreciar también el abanico de temas que deben manejar los pediatras en su día a día. Desde herramientas informáticas y de búsqueda de artículos científicos, a patologías específicas físicas y sicológicas, pasando por la detección del maltrato infantil o la sexualidad en el adolescente.

Nos fue grato observar que el programa incluyó varias actividades en relación a la lactancia materna. Se dedicó una mesa redonda a discutir los “Avances en Lactancia Materna”, con ponencias de dos eminencias en el área.  La  Dra. Ibone Olza Fernández, Psiquiatra Infantil del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda, Madrid, quien habló de la “Neurobiología del vínculo madre-hijo, aplicaciones para la lactancia materna y/o artificial” y el Dr. Juan Miguel Rodríguez Gomez, Profesor del Departamento de Nutrición, Bromatología y Tecnología de los Alimentos de la Universidad Complutense de Madrid, quien realizó una ponencia sobre “La microbiota de la leche humana; implicaciones para la salud materno-infantil”.

La Dra. Olza realiza una gran labor de promoción de la lactancia materna, a través de su actuación en grupos de apoyo y desde su blog, es psiquiatra infanto-juvenil y perinatal, profesora en la Universidad Autónoma de Madrid, investigadora y escritora. Ibone manifiesta que el vínculo “Se trata de una relación cálida e íntima que se establece entre el bebé y su madre y cumple la función biológica de promover la protección, la supervivencia y, en última instancia, la replicación”. Para saber más sobre el tema, en su blog puede verse una presentación anterior: “La importancia de un buen comienzo. Lactancia materna y vínculo afectivo. Lactancia prolongada. Lactancia crianza y sueño”. Una recopilación de sus textos puede encontrarse en su libro “Lactivista”, de la editorial ObStare.

Las investigaciones del Dr. Juan Miguel Rodríguez Gomez sobre la microbiota de la leche humana, del intestino materno-infantil y diversos probióticos son referente mundial en el diagnóstico microbiológico de las mastitis humanas. Tiene en su haber más de 100 publicaciones científicas en revistas internacionales de prestigio y tres patentes internacionales.

También se realizó un Taller denominado “Tetaller: lactancia materna en los primeros años de vida”, moderado por la Dra. Margarita Tomico del Rio, pediatra e IBCLC del CS de Humanes, Madrid. Damos por descontado que dicho taller debe haber sido muy interesante. La Dra. Del Rio moderó anteriormente un taller sobre lactancia materna en el 9º Congreso de Actualización en Pediatría, dónde se habló de por qué la protección, promoción y apoyo de la LM es una prioridad de salud pública y cuál debería ser la labor de los profesionales sanitarios en la misma, destacando la importancia de adquirir formación teórica y práctica que les capacite para in formar adecuadamente y para resolver los problemas técnicos que se presenten, a fin de proteger la LM. Dicho trabajo fue posteriormente publicado en la revista de Pediatría Atención Primaria.

Es muy bueno ver que se aporte formación en LM a nivel profesional de los pediatras y otros profesionales de la salud, de hecho Sina cuenta con un curso en colaboración con la Universidad de Valencia, del cual llevamos ya dos muy exitosas ediciones, dirigido a estudiantes y profesionales del área. De todas maneras, sigue preocupando el escaso nivel de formación básica en Lactancia Materna incluida en las carreras de medicina. Como la doctora Del Rio expone en su trabajo, “Los profesionales en contacto con la mujer lactante deben ser capaces de obtener una historia clínica de lactancia adecuada que contribuya a detectar y a solucionar las posibles dificultades que puedan surgir durante el proceso”, y sumado a eso, deberían ser capaces de apoyarla más allá del problema fisiológico, recomendando grupos de apoyo, talleres de lactancia y otros ámbitos donde la madre se sienta apoyada e identificada.

GAM Crianza 4El hecho de que haya habido un taller sobre “Lactancia materna en los primeros años de vida” no nos pasa desapercibido. Queremos ver más actividades que promuevan la normalización de la lactancia no interrumpida y este es un claro paso hacia ello.  Es de destacar que estas actividades y su promoción no solo son efectivas dentro del ámbito sanitario sino en la comunicación al público en general, como vimos en esta oportunidad reflejado en la prensa, donde se comentaban los beneficios adicionales de la lactancia hasta los dos años o más. Si quieres saber más sobre el tema lactancia no interrumpida, puedes hacerlo aquí y aquí. El dejar de hablar de la lactancia como patrimonio exclusivo de los recién nacidos es uno de los grandes pasos hacia la normalización.

Saludamos desde Sina a la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria y los alentamos a que sigan formando en LM a sus profesionales.

Próximos talleres Sina en el GAM de Benimaclet

publicado en: AVISOS, Eventos, Grupos de apoyo | 0

Te invitamos a asistir a los próximos talleres de Sina en el Gam de Benimaclet. Serán llevados a cabo por las chicas de Practicum de Psicología

De nuevo, este año tenemos la suerte de contar con estudiantes del practicum de psicología de la UV en nuestra Asociación. En esta ocasión hemos tenido la suerte de contar con Olaya y Laura, dos chicas que al igual que sus predecesoras dejarán su granito de arena y su recuerdo en Sina. Dentro de sus responsabilidades en el practicum, su aportación en los GAMs ha sido preparar talleres para las madres de nuestros grupos.

Los talleres se realizarán en el gam de Benimaclet:

  • 25 de febrero: Taller de masaje infantil. Impartido por Olaya Martinez
  • 25 de Marzo: Taller inteligencia emocional y terapia mindfulness. Impartido por; Laura Molla
  • 15 de abril: Taller canto prenatal, terapia del sonido y musicoterapia. Impartido por; Laura Molla y Olaya Martinez

 

Todos se llevarán a cabo en el horario de 16:45 a 18:45h en el Gimnasio del Centro de Salud de Benimaclet, C/ Guardia Civil, 13.

La asistencia a estos talleres de Sina es gratuita y no es necesario inscribirse. Puedes acudir acompañada de tu hijo si así lo deseas.

Os esperamos!

Reunión del Grupo de Crianza – 8 de junio de 2013

La próxima reunión del Grupo de Crianza de Sina se realizará el sábado 8 de junio a las 11 hrs., en el Cauce del Turia.

Nos podrás encontrar a la altura del Palau de la Música en la zona de césped donde se suele poner la Filmoteca de Estiu, al lado de la explanada del Palau, yendo hacia el puente del Ángel Custodio.

Discutiremos nuestras experiencias sobre “El sueño infantil” (colecho o no, cuándo y cómo pasarlos a su cama/habitación, destete nocturno, miedos y pesadillas).

Si hiciera mal tiempo, trasladaremos la reunión a nuestro local de Martínez Cubells, 2-15ª, cuestión que avisaríamos en el blog el día anterior.

Os recordamos que el Grupo de Crianza es una actividad gratuita abierta al público en general, ya sean socios o no de Sina.

¡Os esperamos!

Los grupos de apoyo a la lactancia materna hacen un trabajo que no tiene precio, pero que también podría ahorrar dinero al estado, reduciendo el gasto sanitario

Además de salvar lactancias apoyando a madres y bebés, solventando las dudas y dificultades que pueden surgir en la instauración y mantenimiento de la lactancia materna, los grupos de apoyo podrían ahorrar dinero a las arcas del estado.

Lo sugieren las conclusiones de un estudio piloto realizado por las encargadas del taller de lactancia materna del Centro de salud Fuente de San Luis de Valencia que fue presentado y premiado en el reciente VII Congreso español de Lactancia Materna. El estudio, que se llevó a cabo a lo largo del año pasado, comparó la frecuencia de visitas por enfermedad en las consultas de pediatría de los lactantes cuyas madres habían asistido al taller de lactancia, con una muestra aleatoria de la misma edad, usuarios del centro de salud, pero que no habían acudido nunca al taller. Los niños que acudieron al taller de lactancia materna realizaron la mitad de visitas a su pediatra por problemas de salud (un promedio de 6,9 veces en un año) que los que nunca pasaron por el taller (hasta 12,06 veces al año). El menor número de visitas podría deberse a que los talleres aumentan la autoestima de la madre y su seguridad en la capacidad de cuidado del niño, unido a una mejor salud del bebé que es amamantado durante más tiempo.

Las autoras del estudio,  las enfermeras de Pediatría Cintia Borja y Puri Rodas, las pediatras Maite Hernández y Laura Martorell, y estudiantes de Enfermería Erasmus de Portugal, recibieron el premio de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria a la mejor comunicación del Congreso.

La noticia completa puede leerse en la nota de prensa de la Generalitat Valenciana.

En Sina, en nuestros 20 años apoyando a las madres de Valencia, hemos estado al frente de varios grupos de apoyo. De estos grupos de apoyo han surgido nuevas voluntarias y madres implicadas en fomentar la lactancia en nuestra sociedad, lo que convierte la labor de la asesora en un eslabón más de una cadena de favores. En estos momentos, debido a la falta de voluntarias en activo, contamos sólo con un grupo de apoyo, el GAM de Benimaclet, que en un mes cumplirá tres años. Cada martes el GAM recibe a unas veinte madres con sus bebés. Cada martes, un grupo de asesoras dan aliento y tratan de que esas madres salgan seguras de sí mismas y con fuerzas para conseguir lo que desean. Cada martes el gasto sanitario en la Comunidad Valenciana se reduce un poco más… (En 2002, la Organización Panamericana de la Salud publicó el trabajo Cuantificación de los Beneficios de la Lactancia Materna: Reseña de la Evidencia en el que, en su capítulo 6, se revisa la literatura publicada sobre el valor económico de la lactancia materna frente a la fórmula infantil, desde una perspectiva nacional, hospitalaria, familiar, y ambiental y del sector público; algunos de los estudios exploran el impacto económico a largo plazo de la lactancia materna para países industrializados y países en vías de desarrollo.)

Es sabido que el aumento de las tasas de lactancia materna mejoran la salud física y emocional de la madre y el bebé, contribuyendo a la disminución del gasto sanitario. Este estudio piloto sugiere también que los grupos de apoyo a la lactancia, además de contribuir al fomento de la lactancia materna, ejercen un papel fundamental en la reducción del gasto sanitario, al aumentar la confianza de la madre en su labor como cuidadora del niño y disminuyendo así las visitas médicas.

Documentos de interés:

Cuantificación de los Beneficios de la Lactancia Materna: Reseña de la Evidencia (2002). Chessa Lutter, Jay Ross, Luann Martin, Natalia León-Cava. Edita: Organización Panamericana de la Salud. Capítulo 6: Beneficios económicos de la lactancia materna.

The Economic Benefits of Breastfeeding: A Review and Analysis. Jon Weimer. Edita: Food Assistance and Nutrition Research Report No. (FANRR-13) 20 pp, March 2001

Sina con la investigación en lactancia materna (I)

Este es el primero de una serie de artículos y entrevistas  a destacados científicos que investigan sobre lactancia materna en España. En esta serie, Sina pretende acercarse a los nuevos descubrimientos y los temas punteros en lactancia materna, de primera mano.

El grupo de investigación de Ecología Microbiana, Nutrición y Salud, del Departamento de Ciencia de los Alimentos del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), en Valencia, investiga sobre lactancia materna y la enfermedad celíaca. Desde el Blog de Sina queremos saber más; por lo tanto, hemos entrevistado a la Dra. Yolanda Sanz Herranz, responsable del grupo.

SINA: Dra. Sanz, cuéntenos, ¿cuáles son las principales líneas de investigación del grupo?
DRA. SANZ: Nuestras líneas de investigación se centran en el análisis de la influencia de la microbiota intestinal humana y la dieta sobre el estado de salud y el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la alimentación y el estilo de vida (alergias, obesidad, diabetes,  etc.) y en la identificación y evaluación de nuevas bacterias probióticas que puedan ser eficaces para mejorar el estado de salud y reducir el riesgo de sufrir este tipo de patologías.

SINA: ¿Por qué considera importante la investigación en lactancia materna (LM)?

DRA. SANZ: Consideramos que es importante, en el contexto de nuestras líneas de investigación, porque la lactancia materna y su duración se ha asociado a una reducción del riesgo de sufrir infecciones y patologías de base inmunológica como las alergias y, a su vez, modifica la composición de la microbiota (o microflora) que coloniza el intestino del lactante, favoreciendo el desarrollo de bifidobacterias, por lo que pensamos que parte de sus efectos protectores frente al desarrollo de diversas patologías son debidos a su influencia sobre la microbiota.

SINA: ¿Qué es lo que han investigado al respecto de la relación entre la LM y la enfermedad celíaca?

DRA. SANZ: La lactancia materna y, sobre todo, su mantenimiento durante la incorporación del gluten en la dieta se han asociado a una reducción de la incidencia de la enfermedad celíaca, pero nadie ha investigado si estos efectos pueden ser mediados por sus efectos en la microbiota intestinal, que es lo que nosotros estamos investigando.

SINA: ¿Cuáles han sido sus conclusiones más importantes?

DRA. SANZ: Nuestros estudios han demostrado que la enfermedad celíaca está asociada a alteraciones en la composición de la microbiota intestinal en pacientes con enfermedad activa y no activa (una vez siguen una dieta exenta de gluten) y  que estas alteraciones pueden agravar la patología. En recién nacidos y lactantes con familiares de primer grado con enfermedad celíaca, que hemos reclutado durante más de 5 años, también hemos demostrado que tanto la lactancia como el riesgo genético de sufrir la enfermedad influyen en la composición de la microbiota intestinal; una vez finalice este estudio sabremos si las alteraciones encontradas en la microbiota constituyen un factor de riesgo para la enfermedad celíaca y en qué medida sus efectos pueden ser atenuados por la lactancia materna.

SINA: ¿Qué repercusiones prácticas tienen estos descubrimientos?

DRA. SANZ: Estos resultados podrían confirmar que la lactancia materna reduce la incidencia de la enfermedad celíaca a través de la modificación de la microbiota intestinal lo que a su vez aportaría nuevos argumentos para recomendarla y nos podría permitir identificar bacterias y estrategias de intervención que protegieran frente al desarrollo de la enfermedad en población de riesgo.

SINA: ¿Cómo se financian estos proyectos?

DRA. SANZ: En la mayoría de casos a través de financiación pública, en nuestro caso del CSIC y del Ministerio de Economía y Competitividad.

SINA: ¿Ve usted una promoción o apoyo de la investigación en LM a nivel institucional español o europeo? ¿Cómo se impulsan estas investigaciones?

DRA. SANZ: Hasta el momento, nuestras investigaciones han sido apoyadas por ambas instituciones y han supuesto una buena fuente de financiación y creo que, en general, estas líneas de investigación han sido apoyadas.

SINA: ¿Sus muestrFull Bottles of Pumped Breast Milkas de leche materna provienen de madres voluntarias? ¿Es esto una limitación a sus investigaciones?

DRA. SANZ: Sí, proceden de madres voluntarias, y  la obtención de muestras suele ser el principal limitante para nuestros estudios porque es frecuente no poder contar con un número suficientemente representativo.

SINA: ¿Qué podría aportar la ciencia española a la promoción de la LM?

DRA. SANZ: Evidencias adicionales y nuevos modos de acción de sus constituyentes en la prevención de enfermedades, que es en el ámbito en el que la alimentación juega un papel primordial, que es prioritario conocer y trasladar a la sociedad.

Muchas gracias, Dra. Sanz, por su aportación y el tiempo que nos ha dedicado.

Un reciente artículo publicado en el New York Times, comenta las investigaciones del grupo de la Dra. Sanz, destacando cómo la lactancia materna “normaliza” la microbiota de los niños con riesgo de celiaquismo, aumentando la cantidad de bifidobacterias en su intestino; eso hace que la lactancia natural provea un efecto protector contra el celiaquismo. Estos resultados y los de otros grupos de investigación pueden ampliarse en ese interesante artículo.

Reunión del Grupo de Crianza – 9 de marzo de 2013

publicado en: Grupos de apoyo, Varios crianza | 0

Goya Zabawy dzieciece 2La próxima reunión del  Grupo de crianza de Sina se realizará el sábado 9 de marzo a las 11 hrs., en nuestro local de Martínez Cubells, 2-15ª.

En esta sesión, trataremos el tema de “La agresividad en niños y adultos“. En particular, nos centraremos en el período de “las rabietas”, y cómo gestionarlo.

El Grupo de Crianza es una actividad gratuita abierta al público en general, ya sean socios o no de Sina.

¡Os esperamos!

Reuniones del Grupo de Crianza de SINA

La última reunión del  Grupo de crianza de SINA, el pasado 26 de enero ¡volvió a ser todo un éxito!

 

También, tomando como punto de partida el documental “La educación prohibida”(http://www.educacionprohibida.com/), debatimos el tema de la educación y la escolarización de nuestros hijos y cómo acompañarlos en ese proceso fundamental en sus vidas. Así como en la anterior reunión se habló de educación tradicional, en esta comentamos experiencias e información acerca de educación alternativa, centros dónde se promueve la enseñanza individualizada o en grupos pequeños, la mezcla de edades, la auto-disciplina, el aprendizaje natural, entre otros conceptos educativos no-convencionales.

Las semanas posteriores intercambiamos datos, lecturas, fuentes de información… fue un verdadero placer compartir con todos los que acudieron experiencias, inquietudes y conocimientos.

Y sobre todo, es un momento muy agradable, pasar un sábado por la mañana en un ambiente distendido, charlando mientras los peques juegan, un grupo de familias comprometidas con una crianza y educación desde el respeto.

La próxima sesión, trataremos el tema “Los límites”, en el marco de la crianza con apego.

Será el sábado 16 de febrero a las 11 hrs., en nuestro local de Martínez Cubells, 2-15ª. ¡Os esperamos!

 

La lactancia materna, puente entre la experiencia intrauterina y la alimentación complementaria

¿Por qué los bebés amamantados suelen tener en el futuro una alimentación más variada y saludable?

Es un hecho que las sociedades actuales industrializadas tienen un grave problema frente a la prevalencia de la obesidad y, en particular, España se encuentra entre los países con mayor obesidad infantil en el mundo. Uno de los factores es la alta disponibilidad de alimentos superfluos y, algunas veces, el desconocimiento por parte de los padres acerca de las propiedades nutritivas de los alimentos o de cómo hacer que sus hijos elijan y disfruten alimentos más saludables. En un artículo anterior, comentamos cómo influye el comienzo de la alimentación complementaria en el desarrollo de las preferencias; en este caso, profundizaremos en un paso anterior: cómo la lactancia interviene en el comienzo del desarrollo de las preferencias por determinados sabores y texturas y cómo puede esto impactar a largo plazo en la predilección por alimentos más o menos sanos e incluso en la auto-regulación en cuanto a ingesta calórica, a la hora de decidir cuánto y qué comer.

Nos referimos al “desarrollo de las preferencias”, ya que la predilección por un alimento u otro no es algo inamovible, sino un proceso dinámico a lo largo de la vida, pero que se define en gran modo en la infancia. Es así que las prácticas de los padres en cuanto a la alimentación serán muy importantes en este proceso, que a la larga determinará la relación de ese niño frente a los alimentos por el resto de su vida. De hecho, la primera decisión importante en este desarrollo, será si alimentar al bebé con lactancia materna o con leche de fórmula; veremos por qué, pero comencemos por el principio.

Venimos al mundo con algunas preferencias ya determinadas genética y evolutivamente:

  • la predisposición a preferir lo dulce y rechazar lo amargo, porque como toda especie estamos programados para buscar nutrientes y en la naturaleza “dulce” significa “calórico” y en general los venenos en la naturaleza tienen sabor amargo;
  • la predisposición a rechazar lo nuevo (neofobia) y preferir lo conocido, para protegernos de potenciales tóxicos desconocidos; y
  • la predisposición a “aprender” preferencias asociando alimentos con contextos (“me gusta lo que como en casa de la abuela”) y asociando las consecuencias de comerlos (por ejemplo el efecto saciante de las grasas, en general gustan más los alimentos enteros que los desnatados).

Pero las preferencias innatas van a ser modificadas por las experiencias pre y post natales, el mecanismo de “aprendizaje”, la exposición de un individuo a diferentes estímulos sensoriales (sabores, olores, texturas) contribuirán a su patrón único de preferencias, ya que la exposición repetida a un sabor determinado aumenta su familiaridad y resulta en una mayor aceptación de dicho sabor.

Se ha demostrado que las primeras experiencias sensoriales, las primeras exposiciones a sabores y olores que tendrán impacto en el desarrollo de las preferencias se producen en el útero, durante la ingestión y olfacción del líquido amniótico y más adelante durante el amamantamiento.

Algunos de los sabores de los alimentos que come la madre llegan al feto o pasan a la leche materna. Pero no solamente lo proveniente de la dieta tiene un efecto en la etapa prenatal. Se ha comprobado que los bebés de madres que vomitan mucho durante el embarazo tienen preferencias más marcadas hacia el sabor salado, y que los niños con peso más bajo en el nacimiento muestran mayor preferencia por este sabor ya desde los dos meses.

Muchos gustos específicos de ciertas culturas (por ejemplo picantes en México, ajo en la cultura mediterránea) tienen su origen durante la gestación y la lactancia. El aprendizaje de sabores, olores y el desarrollo de las preferencias continúa inmediatamente luego del nacimiento como consecuencia de la exposición a la leche humana o a la de fórmula. Evidentemente, las experiencias en cuanto sabores que tendrá un bebé amamantado, que recibe la exposición a múltiples percepciones que le llegan de la dieta variada de la madre diferirán drásticamente de las experiencias de un bebé alimentado con fórmula, cuyo sabor, olor y textura, permanecerán constantes durante sus primeros seis meses de vida. Y es que, si nos paramos a pensar por un momento en cómo debe ser alimentarse con leche artificial, no será difícil imaginar lo poco apetecible de esa dieta que, aunque esté nutricionalmente equilibrada, no deja de ser absolutamente monótona y poco estimulante. La exposición pre-natal y post-natal temprana a sabores y olores provenientes de la dieta de la madre sirven como transición natural: de la vida fetal al amamantamiento y de éste al inicio de la alimentación complementaria, un proceso que determinará la relación como adulto con los alimentos y que es un continuo.

La evidencia científica indica que la composición en compuestos sápidos y aromáticos del líquido  amniótico y de la leche materna es muy similar cuando la madre come el mismo tipo de alimentos durante el embarazo y la lactancia; por lo tanto, la leche materna sirve como puente entre las experiencias sensoriales (de sabor y olor) en el útero y las que tendrá el bebé cuando se le introduzca la alimentación complementaria. El hecho de que pasen sabores y olores a la leche materna tiene muchas veces connotaciones negativas, y se suele decir a las madres que “cuiden lo que comen, pues puede pasar a la leche”, pero por el contrario, este fenómeno es algo planificado por la naturaleza para que los bebés se vayan adaptando a la alimentación sólida que vendrá después.

La evidencia señala que los bebés alimentados con lactancia artificial estarían menos abiertos a la aceptación de alimentos sólidos variados que los alimentados con lactancia materna. Se ha observado en numerosos trabajos científicos, que la exposición temprana a una amplia variedad de sabores puede mejorar a largo plazo la relación con los alimentos y lleva más frecuentemente a tener una dieta variada, ya que genera niños más dispuestos a probar nuevos alimentos. Por ejemplo, se ha evidenciado una menor aceptación de frutas y verduras en niños alimentados con fórmula en comparación con niños amamantados, a quienes sus sabores les eran familiares, provenientes de la dieta de la madre durante la lactancia. Las madres que tengan dietas más variadas y equilibradas mientras amamanten estarán favoreciendo que sus hijos acepten luego más fácilmente alimentos saludables.

En cuanto a las leches artificiales, aparte del hecho de no presentar fuentes de estímulo variadas, pueden influir en las preferencias futuras diferentemente según el tipo de fórmula. En particular, los bebés alimentados con leches hidrolizadas tienden a preferir sabores salados, ácidos y amargos con más frecuencia, que podrían asociarse a un consumo más frecuente de snacks o productos preparados.

Por otra parte, durante los primeros seis meses del bebé no se recomienda ningún otro alimento o bebida aparte de la leche. La administración de agua azucarada, infusiones endulzadas, o el agregar al biberón un edulcorante, aparte de favorecer la caries, predeterminaría una mayor predisposición al consumo de dulces en el futuro.

A diferencia de la lactancia artificial, la lactancia natural también prepara al niño para aceptar diferentes texturas. La leche materna varía en consistencia: entre madres, entre tomas e incluso en una misma toma (la leche se va haciendo más viscosa a lo largo de la toma), proveyendo al bebé de una mayor riqueza de experiencias oro-sensoriales. Esto no sólo determina la aceptación posterior de alimentos de texturas más variadas, sino que provee una exposición inicial a la regla general de que los alimentos más densos contienen más calorías, enseñando al bebé las primeras pautas fisiológicas para determinar cuándo está saciado. Es así que más allá de la influencia sobre la variedad de la dieta, la lactancia materna fomenta la autorregulación del niño ante la ingesta calórica. En una lactancia materna a demanda es el bebé quién determina la cantidad ingerida, regulada por las señales fisiológicas de saciedad. Las curvas de crecimiento en un bebé amamantado difieren de las de los alimentados con fórmula, que tienen mayor tendencia al sobrepeso y mayor riesgo de obesidad infantil.

Los padres suelen preocuparse por las estrategias de iniciación de la alimentación complementaria para favorecer que a su niño le gusten los alimentos sanos y variados, en particular frutas y verduras; pero ya antes de esto puede ayudarse a que el niño tenga con mayor probabilidad una futura dieta sana, eligiendo la alimentación natural del recién nacido, la lactancia materna.

Hace poco leí una opinión del Dr. Jack Newman, que hacía referencia a la lactancia materna a nivel mundial, que decía:

“estoy cansado de que se diga que la leche de fórmula y la humana se parecen”

Pues eso, terminemos de desterrar de una vez la falsa creencia de que con leche artificial “crecen igual de bien”. Esto no es cierto ni al momento de la lactancia ni muchos años después. La lactancia materna sienta las bases para el futuro del niño, a nivel emocional, inmunológico y también nutricional.

 

Paula Varela Tomasco

Socia voluntaria de Sina y madre de Gael (20 meses).

Doctora en Tecnología de Alimentos, Investigadora Posdoctoral en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Especialista en propiedades físicas y sensoriales de los alimentos y su influencia en las preferencias.

 

Bibliografía

Crystal, S.R. y Bernstein, I.L. (1995). Morning sickness: impact on offspring salt preference. Appetite, 25, 231–40.

Birch, L. (1999). Development of food preferences. Annual Review of Nutrition, 69, 41-62.

Stein, L.J., Cowart, B.J. y Beauchamp, G.K. (2006). Salty taste acceptance by infants and young children is related to birth weight: longitudinal analysis of infants within the normal birth weight range. European Journal of Clinical Nutrition, 60, 272–9.

Forestell, C.A. y Mennella, J.A. (2008). Food, Folklore, and Flavor Preference Development. En Handbook of nutrition and pregnancy. Ed. Human Press.

Harris, G. (2008) Development of taste and food preferences in children. Current Opinion in Clinical Nutrition & Metabolic Care, 11, 315-319.

Beauchamp, G.K. y Mennella, J.A. (2009). Early Flavor Learning and Its Impact on Later Feeding Behavior. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition, 48, S25–S30.

Cooke, L. y Fildes, A. (2011). The impact of flavour exposure in utero and during milk feeding on food acceptance at weaning and beyond. Appetite, 57, 808–811.