Segregando la lactancia materna

Llevamos un tiempo sin publicar, pues muchas voluntarias están de vacaciones y con los servicios mínimos como son la atención telefónica, los amadrinamientos, el correo, el hospital y la atención personalizada… ¡las pocas que quedamos en la ciudad no damos abasto!

Por otra parte, el verano, época de poca actividad en la prensa, período de calor y de surgimiento de pasiones encontradas, mueve a que se den situaciones un tanto desagradables.

Estos últimos días, parece que le ha tocado a la lactancia. Suponemos que terminada la semana de la lactancia, es lo que ha quedado más a mano y sobre ella se están cebando en muchos lugares.

Leemos con estupor y preocupación cómo se están dando cada vez más situaciones de segregación de las madres lactantes. Personas que publican en prensa artículos en los que refieren como un acto de “mal gusto” el que una madre amamante a su bebé en un espacio público, mujeres que son expulsadas de lugares públicos por saciar el hambre de sus hijos (podéis ver varias de estas noticias aquí, aquí y aquí).

¿Qué está ocurriendo?

En un artículo de Huffington Post de principios de este verano (lo puedes leer aquí), se hablaba de la belleza de los daguerrotipos que están apareciendo con fotos de madres lactantes. En la época victoriana, muchas mujeres quisieron inmortalizar el dulce momento de amamantar a su bebé y se hicieron retratar en ese instante. Instante íntimo, que se vive entre dos personas, como el beso de amor de dos amantes, como el pasear cogidos de la cintura. Momentos íntimos, pero que no por ello deben ocultarse. El amor no es obsceno, el amor no es antihigiénico, el amor no hace daño, el amor no puede corromper.

Corrompen las miradas de aquellas personas que, más allá de una madre que alimenta a su hijo, ven obscenidad, suciedad u ofensa en un acto tan puro, sagrado y especial para las dos personas que lo protagonizan.

Y nos preguntamos:

¿Qué hay de obsceno en esto?

Breastfeeding

 

¿Qué mirada es la que tiene la persona que ve en esta imagen obscenidad, suciedad u ofensa?

Algo está fallando en esta sociedad…

Según los datos publicados en la Encuesta Nacional sobre Hábitos de Lactancia, el principal inconveniente que las madres perciben a la hora de lactar a sus hijos se basa en la relación con el entorno. Un 43% destaca, como uno de los obstáculos, la dificultad de dar el pecho en lugares públicos. Estas noticias que nos llegan estos días no hacen más que refrendar esta estadística. Un entorno hostil, con información limitada de lo que es amamantar a un bebé, que repudia y aparta a las mujeres mientras tratan de calmar el hambre o el llanto de sus hijos.

Estas actitudes sociales conducen a que las mujeres abandonen sus lactancias. Muchas optan por esconderse para amamantar y esto, durante un tiempo, se puede sobrellevar mal que bien, pero una mujer no puede encerrarse entre cuatro paredes durante meses.

En China, están probando un proyecto piloto que consiste en asientos especiales en los autobuses para que las madres puedan amamantar a sus bebés lejos de las miradas de los otros pasajeros; en muchos comercios, han habilitado desde hace tiempo salas de lactancia para que las mujeres den de mamar a sus hijos sin que se las vea; y, el último grito para ocultarse, son los cubres lactancia. ¿Qué será lo siguiente?

Las personas que critican a una madre que amamanta a su bebé no son conscientes del daño que están haciendo. Madres que, en muchos casos, han tenido que luchar con su entorno, han sufrido dolor, han tenido miedo, han superado dificultades, han librado batallas con sus pediatras, médicos o familiares. Presión, miedo, dolor, frustración… y una vez todo esto se supera, vergüenza y segregación. ¿Por qué?

Podría pensarse que una ola de puritanismo está sacudiendo el planeta, pero las imágenes que cada día amenizan los programas televisivos, o acompañan artículos o anuncios en prensa, nos demuestran que no es así.

Son los bebés comiendo de un pecho lo que molesta a un sector de la sociedad. Estas personas consideran que las madres cuando están en un lugar público, deberían amamantar en el retrete. A ellos va dirigido este spot de la Australian Breastfeeding Association:

Desde Sina, instamos a las madres que amamantan a que miren a los ojos de sus bebés mientras les alimentan, que los sientan, que olviden el mundo que les rodea y que sepan que los grupos de apoyo estamos para luchar por su bienestar, por que las dejen libres de disfrutar sus lactancias.

Que no nos roben la opción de vivir plenamente una experiencia tan pura e íntima.

Es nuestra y no debemos permitir que la ignorancia y la mala fe nos la quiten.

6 Respuestas

  1. por mas que mi pais es “”subdesarrollado”” es comun ver madres lactando, en el bus, en el mall, plaza, calle etc. aca los sistemas de salud te obligan a dar pecho, las obstetras no te dejan darle bibe en el sanatorio u hospital.

  2. mi pais es paraguay

  3. Muy bonito articulo, q vergüenza q te echen de un sitio por dar el pecho…. espero q a mi no me pase….. no se la q montaría…. esa prefiero ni imaginarmelo….. llevo dos años dando pecho a mi niña y estoy embarazada, así q esto va para largo, he ido con la niña colgando a mil sitios y nunca me han dicho nada, espero q todo siga igual, pq sino, la tendremos, te lo juro!!!!! Con mi niña y con mi pecho no se mete nadie….. y como dexis, darle el pecho mirandole a los ojos al bebe, y al q le moleste q se de media vuelta, q fijate si no tiene sitios donde mirar!!!!

  4. Carol Castillo

    Ole! Y al que no le guste que no mire.

  5. Yo llevo 16 meses dando de mamar a mi hijo donde y cuando tiene hambre. No hay nada de obsceno en eso. Jamás me han llamado la atención en ningún sitio, pero también he procurado hacerlo en un lugar donde quien pudiera mirar no se sintiera “ofendido”. Si he tenido q pararme en medio de un supermercado a dar de mamar, lo he hecho. Darle de comer a un hijo no molesta a nadie. Y si alguien se ofende, q mire para otro lado. Es natural alimentar a un hijo! A lo mejor no lo son las miradas indiscretas de los demás, pero son ellos los q tienen el problema. Ademas, ellos tienen la opcion de mirar para otro lado. Si no te gusta, no mires, pero vive y deja vivir!

Comentarios Cerrados.