LACTANCIA: la teta y la vida

El pasado 15 de diciembre, se presentó el libro LACTANCIA. Una de nuestras voluntarias ha querido compartir una breve reseña sobre el mismo.

Se acaba de publicar un libro, LACTANCIA, con textos de Noelia Terrer y fotografías de José Bravo, que edita Litera libros.

LACTANCIA no habla de cómo tiene que ser una lactancia. Habla de cómo es la lactancia. Sumergirse en sus páginas es bañarse en un mar de sensaciones. De sus imágenes surgen risas, lágrimas, ternura, emociones a raudales que nos llevan a revivir los momentos entrañables pasados con la teta. Sus preciosos textos nos hacen evocar situaciones vividas tanto en nuestra propia piel como a través de las historias de las madres que acuden a los grupos de apoyo.

En este libro encontramos situaciones cotidianas, mujeres como cualquiera de nosotras, con sus momentos de alegría, ternura, amor o los de dolor y de agobio. Noelia Terrer ha puesto palabras a muchas sensaciones que a veces no nos atrevemos a expresar, las fotografías de José Bravo retratan momentos íntimos que todas hemos vivido y que apenas hemos revelado a nuestro entorno porque nos sentíamos un poco “bichos raros” (como el del cuarto de baño, ¡qué bueno!).

LACTANCIA es un libro bello, íntimo, de mirada cómplice que atrapa desde el primer momento.

Un libro para disfrutar, para leer y releer, para dejarse llevar y acunar entre sus páginas.

Gracias, Noelia, por idear algo tan mágico y tan cercano.

Zule
Madre voluntaria de Sina

6 Respuestas

  1. Me ha encantado; he disfrutado desde la primera linea, la primera foto a la última. Me he sentido identificada, sin ñoñerías! Gracias

  2. Efectivamente, el libro es precioso especialmente por lo que lo caracteriza: la naturalidad.
    Felicidades a Noelia y a su equipo.

  3. He leido en un documento bajado por un compañero que el tamaño del estómago de un recién nacido es del tamaño de una canica.
    En cuanto a esto quisiera decir que eso no implica que el volumen que puede admitir un bebé en una tetada ha de ser necesariamente pequeño.
    Me pongo en el caso de una madre que haya amamantado a un bebé y que sin haber dejado de amamantarlo ha tenido un segundo bebé al que dá por primera vez leche. ¿Seguro que solo admite lo que cabría en una canica, o sea 2-3 mls.?, la verdad es que no lo creo. Trabajé en un hospital en Londres, donde algunas madres que no querían dar pecho nos dejaban a los bebés recién nacidos, o que tras una cesárea en que la madre había manifestado su negativa a dar el pecho, se daba a estos niños leche de fórmula, y por estimar un volumen standard de ingesta, diría que para un bebé de 3 kg. de peso, fácilmente tomaban entre 15 y 20 mls. Eso que en España, es considerado poco menos que una temeridad por los pediatras, no tenía ningún efecto adverso a ojos vista, si simplemente dábamos un masaje para que los bebés eliminaran el aire del estómago.

  4. elblogdesina

    Estimado Ricardo:

    En caso de ingesta de una cantidad que supere la capacidad del sistema digestivo, lo que provocamos es una distensión de las paredes del estómago y esto, como médico, sabes que tiene consecuencias sobre la salud.

    Que un bebé ingiera esas cantidades no significa que sea una pauta saludable. El hecho de que tenga gases ya podría estar indicando que está sufriendo una indigestión.

    Un saludo,

    Asociación Sina

  5. Hola Ricardo,
    el tamaño del estómago del bebé va aumentando conforme pasn los días. El primer día se calcula un volumen de 5 ml, el segundo de 10-15ml y el tercero de 30-50 ml.
    Como bien sabes, la lactancia materna se da a demanda. Y precisamente al tener una capacidad gástrica tan pequeña, esa demanda es muy frecuente porque el vaciado gástrico es muy rápido.
    Lo que tú comentas de que no hay efectos a primera vista por dar mayor cantidad de fórmula artificial, pues así de primeras a mí se me ocurren varias: distensión de las paredes estomacales por sobrecarga, introducción de aire por el método de administración, posibles intolerancias por introducción temprana de leche de vaca, interferencia con la succión del pecho, interferencia con el establecimiento de la lactancia, interferencia con el establecimiento del vínculo materno-filial…
    Saludos

  6. Aintza

    Este libro es una obra de arte. 100% recomendable! 😉

Comentarios Cerrados.