Disfrutar del verano

publicado en: Lactancia en general | 0

Aprovecha el verano para estar bien cerca de tu bebé.

Carmen con su hija Alicia

El contacto piel con piel es muy beneficioso a nivel físico y psicológico para ambos.

 

Cuando un bebé, es colocado sobre el vientre desnudo de su madre,  inmediatamente luego de nacer, reptará hasta su pecho guiado por el olor y el instinto, solo, sin intervenciones, hasta lograr el encuentro más deseado por ambos, el primer enganche y comienzo de la lactancia. Este período es crucial para la creación y establecimiento del vínculo materno-infantil, contribuyendo a un óptimo inicio de la lactancia materna. El contacto piel con piel inmediato o temprano entre la madre y el bebé recién nacido reduce los llantos, mejora la interacción de la madre con el bebé, mantiene más caliente al neonato, le permite oír el latido de la madre, y ayuda a amamantar satisfactoriamente, y lo mejor, no tiene ningún efecto negativo.

 

Carolina con Erik, su hijo.

Pero el contacto piel a piel es muy importante no solo en el nacimiento, sino también durante los primeros meses del desarrollo del bebé. El contacto a través del tacto permite comunicar al bebé el amor y la seguridad necesarios para un óptimo desarrollo, aparte de ser muy gratificante y placentero para ambos. Las caricias son el idioma inicial que nos acercará a nuestros niños y que despertarán su capacidad para relacionarse. El tacto es el primer sentido que desarrollan y el contacto “piel con piel” lo hace más consciente de su cuerpo y lo acerca al mundo exterior, le da más confianza en sí mismo y lo tranquiliza.
Habla ese idioma con tu bebé, míralo a los ojos, acarícialo, transmítele todo tu amor a través de tus manos y tu piel, dale masajes, o simplemente disfruta con él de un momento tranquilo y cercano. Aprovecha el verano, disfruta con tu bebé de estar piel con piel.

 

Paula con su hijo Gael

¡FELIZ VERANO!
El Blog de Sina

 

Contacto temprano piel a piel entre las madres y sus recién nacidos sanos

 

La importancia del contacto piel con piel

 

Adolfo Gómez Papí: “Perdimos la cultura de la lactancia,  ahora la recuperamos”

 

 

 

Teresa, Carmen, Paula, Laura, Carolina y Maite son madres voluntarias en Sina

 

 

 

 

 

 

Comentarios Cerrados.