¡Ya nos hemos trasladado!

publicado en: Historia de Sina | 3

Hemos movido varios armarios, mesas y cajas. Éstas últimas van cargadas de libros, pósters, camisetas, folletos, alfombras, juguetes para los visitantes que gatean o reptan, material administrativo… fotos de las que estuvieron y se fueron, caras que ni siquiera conocíamos (¡hasta la de un jovencísimo Carlos González!)… La historia de Sina en unas cuantas cajas.

Pero lo que más se ha movido han sido nuestros corazones, pues además de lo material, cada mudanza saca a flote un montón de recuerdos y sentimientos.

Convento Santa Clara ha sido testigo de muchos encuentros, de reuniones donde hemos celebrado los éxitos y hemos consolado los intentos frustrados, asambleas con cambios de Junta Directiva y sin cambios, pero con propuesta de nuevos proyectos, varias decenas de reuniones mensuales de voluntarias, planificaciones de eventos; el local ha visto madres muy necesitadas de apoyo, con sus penas, su falta de información y esas manos de otras madres voluntarias tendidas y esos hombros en los que descansar su desconsuelo. Convento Santa Clara ha podido ver renacer la alegría, ha observado cómo las lágrimas daban paso a sonrisas, cómo el vínculo entre muchas madres y sus bebés se reforzaba.

En una pequeña habitación de un local de Valencia se han fraguado grandes historias. Se han salvado muchas lactancias, se ha luchado por que las mujeres no se sientan tan solas en un momento tan importante como es el inicio de la maternidad, se han planeado acciones para estar cerca de las madres, para que sepan que estamos ahí.

¡Cuánta magia en unos pocos metros!

Con nuestros enseres han viajado todas estas historias. El corazón iba cargado de muchas emociones.

Ahora tenemos nuestra sede en un local muy luminoso a pocos metros de donde estábamos. Y ahí, en la calle Martínez Cubells nº 2,  seguiremos urdiendo planes y tejiendo esa red de apoyo que pensamos que tanto se necesita en esta sociedad.

Se abre una nueva etapa y la afrontaremos con gran ilusión. Vuestras sonrisas y las de vuestros bebés bien lo valen.

 

3 Respuestas

  1. Carmen

    Me emocionaron estas palabras!!!!
    Ahí empecé mi historia con Sina… y seguirá allá donde vayamos..

    Besitos y gracias por todo el esfuerzo realizado con el traslado!!

  2. ¡Cuánta magia en tan pocos metros!
    Me quedo con esta frase de la bonita descripción que habéis hecho y por supuesto, con un hecho: cuántas lactancias salvadas… ha sido muy emotivo leer esto, me ha traído muchos recuerdos del primer día que fuí allí.

    Y claro está, ¡ENHORABUENA por haber conseguido nuevos locales con tanta rapidez!

  3. Me encanta! Y seguiremos luchando Por muuuuuchas lactancias felices.

Comentarios Cerrados.