Diferentes reacciones a una viñeta de las publicadas por la S.E.G.O. Por el fin de la violencia obstétrica: la revolución de las rosas.

publicado en: Parto / embarazo, Reivindicación | 1

Esta es una de las viñetas “humorísticas” publicadas en la “Gaceta electrónica” de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (S.E.G.O.), denunciadas por la Asociación “El Parto es Nuestro” por ser denigrantes contra la imagen de la mujer. A esta protesta se han unido multitud de voces, como asociaciones, periodistas, medios de comunicación, instituciones, personas famosas y anónimas.

Esta “Gaceta” se encontraba hasta hace unos días colgada en la página web de la S.E.G.O., de forma pública y de libre acceso. Desde que la protesta iniciada por El Parto es Nuestro comenzó a tener un eco importante, la Gaceta está colgada pero sólo para socios reistrados.

No ha sido retirada. No ha habido una disculpa. Nada.

Os ofrecemos una pequeña muestra de cómo una misma viñeta es capaz de despertar reacciones muy diferentes. Sin duda, entra en juego la sensibilidad de cada uno, la experiencia previa, condición e incluso la propia relación con las mujeres e imagen que se tiene de ellas.

Una de las viñetas publicadas en la "Gaceta electrónica" de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Adriana. Madre.

En la viñeta sale una mujer mirando con cara de horror cómo nace su hijo y el simpático ginecólogo le comenta, tijeras en mano, que si quiere una niña él lo puede arreglar.

Me hace llorar porque sin querer buscar los tres pies al gato, me recuerda demasiado al nacimiento de mi hijo.

También fue cesárea. En mi caso no me dejaron entrar con pendientes. Tampoco me dejaron incorporarme para ver a mi hijo y mucho menos llevar camiseta como a esta señora.

Nadie se preocupó de arroparme si tenía frío o ponerme un paño en el pecho para que más de 15 personas no me vieran completamente desnuda y sintiese mi parto como una auténtica violación a mi intimidad y mi alma.

Pero tampoco aprovecharon esa desnudez para poner a mi hijo en mi pecho nada más nacer.

Aun así, si en algo se parece mi parto a esta viñeta, es que un ginecólogo comentaba entre risas a sus colegas que tuvieran cuidado porque casi cortaban a mi hijo.

Sin ganas de ver cosas donde no las hay, desgraciadamente, por experiencia propia, no puedo hacer otra cosa que recordarle a la S.E.G.O. que yo no soy un chiste. Por si lo olvidaron.

“Mi parto vaginal después de cesárea (PVDC)”, por Adriana

Mi parto después de cesárea

“Mi relactación”, por Adriana

Lady rabbit, la coneja que ve conejos

.

Dr. José Mª Lailla, presidente de la S.E.G.O.

Es una cosa jovial de este señor. No hay que darle tanta importancia. Es humor y ya está. La sociedad tiene cosas más importantes.

Me sorprende todo esto, y no positivamente.

.

Julia Otero, periodista

A mí también me sorprende, Dr. Lailla, y tampoco positivamente.

.

Ministerio de Sanidad e Igualdad. Observatorio de la Imagen del Instituto de la Mujer

Hemos enviado un escrito pidiéndole a la SEGO que retire las viñetas porque son denigrantes. Tanto las imágenes como los textos denigran a la mujer y pretenden ridiculizarla. Y, para más gravedad, lo hacen profesionales en quienes las mujeres depositan su confianza en situaciones especialmente delicadas e íntimas.

Grupo de Trabajo Sina Comunicación y Reivindicación

.

http://larevoluciondelasrosas.blogspot.com

Por la retirada de viñetas del Dr. Server en la Gaceta de la SEGO y una disculpa pública (firmas en actuable)

Segunda carta abierta al Dr. Lailla, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)

Carta abierta de Ana Alvarez-Errecalde al Dr. Lailla, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)

La Sociedad de Ginecología anuncia que está analizando sus polémicas viñetas

La revista “El Jueves” también se dirige a la S.E.G.O.: “Si eres ginecólogo, pa qué te metes a hacer chistes”

Sres. de la S.E.G.O. (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia), discúlpense (y no solo por la viñetas)

Carta abierta a la S.E.G.O.: La tolerancia de lo inaceptable. Por Jesusa Ricoy-Olariaga

Las reacciones sobre las viñetas “humorísticas” de la SEGO

Carta abierta de Ana Alvarez-Errecalde al Dr. Lailla, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)

Las viñetas de la gaceta electrónica de la SEGO ofrecen una imagen degradante de las mujeres españolas

Una respuesta

  1. Muchísimas gracias a quienes han iniciado esta protesta contra las viñetas de la SEGO; la verdadera pena es que si no hubiera parido hace casi 8 meses, no hubiera sabido que se inspiran en la realidad…
    Lo más suave que puedo contar es que yo también tuve que rogar mantas ya en planta, a pesar de que mi tiritona era tan tan evidente…
    Y agradezco que se le ponga el nombre a todo esto.
    GRACIAS

Comentarios Cerrados.