La fiesta de bienvenida de mi segunda hija, ANA. Un Parto Natural en casa.

publicado en: Parto / embarazo | 2
Transi esperando a Ana. Fotografía publicada en "Bebés y más".

Esta es la Fiesta de bienvenida de mi segunda hija, ANA. Un Parto Natural en casa.

Gracias a mi marido Joan por su entrega y confianza incondicional y por su AMOR eterno.

A mi hija Nerea, por enseñarme a ser madre y hacer que quiera ser mejor cada día.

A Inma Marcos por la pasión que siente hacia su profesión y por lograr que tantas mujeres alcancemos la felicidad.

A María Durán por su complicidad, su saber estar y su amistad.

Y a mi amigo Micka Luna, que me regaló la música más hermosa para mi gran Fiesta y tanto me ayudó a sentirme relajada y poderosa a la vez.

Gracias de corazón.

Transi

 

Transi Alvarez dio a luz a su segunda hija Ana el pasado 16 de mayo y nos ha permitido compartir unos preciosos momentos de su parto. Se lo agradecemos enormemente y desde aquí le trasnitimos una felicitación cariñosa.

Como indica la matrona Inma Marcos, el bebé nace en la bolsa amniótica, algo poco frecuente.

Reproducimos unas preguntas que contestó Transi para Bebés y más:

¿Qué sentiste al tener por fin a Ana en tus brazos?

Pues no sé describírtelo: algo muy parecido a cuando nació Nerea y la miré por primera vez, pero en esta ocasión era aún más consciente de lo afortunada que era por vivir ese momento, por poder sentirla por fin conmigo. Es una mezcla de sentimientos: agradecimiento a ella y a la vida, paz… Sentí que ese momento compensaba todo lo que había vivido, que daba todo por bueno porque esa mirada era mi gran recompensa. No sé explicarme mejor…

Viendo el vídeo parece que dolió…

Realmente no duele tanto como parece, pero gritar, cantar, gemir o aullar ayuda a abrir el canal de parto. Yo lo había escuchado y probé y era cierto. Además en ese momento no me apetecía hablar y era una forma de comunicarme, de hacer saber si la contracción era más o menos fuerte.

Hablando de contracciones, tengo que decirte que al principio dolían, igual que las de Nerea en el Hospital, pero allí esperas a la epidural y no haces nada, en cambio en casa descubrí que si apretaba, dolían menos, eran más llevaderas. Las contracciones sirven para decirte lo que tienes que hacer, si te dejas llevar y aprietas, no duelen tanto.

Ahora aún me queda más la sensación de que me “robaron” el parto de mi primera hija, porque cuando estaba a punto de llegar el gran momento es cuando te dicen “¿Quieres epidural, no?” y ahí se acaban las sensaciones (que muy bien para quien no las quiera, pero es algo tan bonito…).

En un momento así te acuerdas de…

Pues me gustaría dar las gracias a mi marido por su confianza incondicional y su gran amor; a Inma por la pasión por su trabajo y su disposición; a María Durán por su complicidad y su gran amistad; a mi hija Nerea, por enseñarme un poquito más cada día a ser madre y a mi amigo Micka Luna por regalarme su música para el momento más salvaje de mi vida.

.

Nacer en la bolsa amniótica

2 Respuestas

  1. Concha

    ¡Ufff! Llorando a moco tendido estoy… así nació Naia, mi nieta y la emoción de poder presenciarlo, de estar con su madre y de darle la bienvenida a la vida todavía la tengo a flor de piel.
    Gracias por compartirlo Transi, es precioso. Y enhorabuena a toda la familia.

  2. Lorena

    Gracias de todo corazón por compartir estas imágenes, seré mamá dentro de poco por segunda vez y, si Dios quiere, será un parto natural en mi casa y estas imágenes me dan muchos ánimos para continuar defendiendo lo que mi instinto me reclama a gritos.
    Se me caen las lágrimas de emoción y os lo agradezco muchísimo. Gracias Transi, gracias Sina.

Los comentarios están cerrados.