No son noticia

publicado en: Parto / embarazo, Reivindicación | 0

Publicado por Patricia A., en El Parto de Nuestro

Nadie habla de ellos, los bebés que fallecen en los hospitales. La mayor parte de las veces que sucede una muerte perinatal en un hospital no nos enteramos, salvo excepciones en las que se produce una negligencia clara, como en este caso.

Esta bebé, sanita como una manzana, murió en el hospital de Ferrol porque le inyectaron la medicación destinada a su mamá.

Nos preguntamos ¿cómo pueden pasar estas cosas?…” un accidente” – apuntan algunos- “un error médico” – dicen otros, “puede suceder”, “es comprensible”, “todos somos humanos y cometemos errores” … pues sí, y probablemente el profesional sanitario que cometió ese error esté pasando el peor infierno de su vida.

Pero ¿quién es el verdadero culpable?, claramente el sistema sanitario lleno de protocolos rígidos y obsoletos, y los propios profesionales que no se paran a pensar en sus actuaciones, en las consecuencias que tienen sobre nuestra salud, y tampoco en la ley. Esa ley que tienen que observar y cumplir y que, en la mayor parte de los hospitales españoles, se la están saltando sin contemplaciones.

Y nos estamos refiriendo a la Ley de Autonomía del Paciente y el derecho que nos otorga a ser informados de todos los procedimientos médicos que nos hacen, a nosotros y a nuestros hijos, y a consentir que se realicen.

Si esos padres hubiesen sido informados como dicta la ley, esa mamá sabría que le iban a inyectar a ella ese medicamento y para qué, y en el momento en que el profesional que inyecta hubiese dicho: “le vamos a inyectar la medicación x a su hija”, se hubiesen dado cuenta del error, los padres o el profesional.

Y si el bebé no estaba con sus padres, todavía resulta más dramático el caso, porque un bebé debe permanecer en todo momento acompañado de uno de sus padres, pero en nuestros hospitales se sigue separando por rutina y sin justificación a los bebés de sus madres.

Esos padres escogieron un hospital para dar a luz, pensando que era el mejor sitio, el más seguro para la madre y el bebé, pero salieron sin bebé.

Una muerte de un bebé inocente, el dolor de unos padres, el dolor de un profesional que comete un error… el sistema está fallando, no funciona y si lo hiciera bien, todo esto se podría haber evitado y hoy ese bebé seguiría con nosotros.

Reacciones en prensa:

La Opinión CoruñaEl PaísEl Mundo

Añade un comentario a este post

Comentarios Cerrados.