10 maneras de preparar a una mamá para un mal parto

publicado en: Parto / embarazo | 16

www.mamadelola.com

Texto de Sarah C., publicado originalmente en http://mamabirth.blogspot.com/ Traducido por Ana Isabel Chinchilla para “Por un Parto Respetado”.

1. Trata su embarazo como una enfermedad y a su bebé como un tumor extraño

Esto creará el marco idóneo para sentirse enferma, odiar el embarazo y desear que acabe lo antes posible. También plantará la semilla de la duda sobre la capacidad de su cuerpo de hacer algo bien.

2. Pruebas, pruebas, pruebas

En lugar de hablar con ella y escuchar sus inquietudes, hazle pruebas caras e invasivas para enfermedades y afecciones que muy probablemente no la afecten. De este modo no tendrá tiempo para decirte lo que sí le pasa, como haría si realmente CONOCIERA a su profesional de la salud, y (como ventaja adicional) la llenará de ansiedad sobre su embarazo y su parto. Algo podría salir mal en CUALQUIER momento.

3. Dile que su cuerpo no funciona

Es importante que lo hagas con sutileza. No te conviene que la mamá se enfade y salga huyendo; tan sólo debes infundirle la suficientes dudas de sí misma como para que crea que te necesita. Algunas frases buenas: “El bebé es un pelín grande…”, o “me preocupa que tus resultados para la prueba de X hayan salido en el límite, creo que te deberíamos hacer la prueba otra vez” … estos son buenos ejemplos. (Por supuesto, un clásico es “estás engordando un poquito de más”).

4. Realiza exámenes vaginales frecuentes durante el embarazo

Esto te ayuda a establecer la dominancia ya que ella está en una posición de sumisión mientras que tú adoptas la del macho Alfa. Además, son molestos, y todos sabemos que nadie se pone a cuestionar nada cuando no lleva las bragas puestas. También es un excelente momento para emplear el punto núm. 3 (p.ej. “huumm, tienes la pelvis bastante estrecha”).

5. Recuerda: siempre puedes encontrar un motivo para inducir

Para cuando la fecha de parto se acerque, la mamá debería haberse concienciado de su incapacidad total de funcionar sin ti y de tener un bebé por sus propios méritos. Está sugestionable y ahora es el momento de ofrecerle una inducción. Además, estará cansada e incómoda (especialmente si está centrada en el punto núm. 1) y creerá que la estás ayudando. Recuerda, todo vale como motivo para inducir, desde que el bebé es pequeño hasta que es grande, pasando por cualquier opción de en medio.

6. Dale una fecha de parto

Hasta ahora te has asegurado de tratar su embarazo y parto como un examen que es incapaz de superar. La fecha de parto es el colofón perfecto. La hace más abierta al punto núm. 5 (inducción) y le recuerda que si no lo hace todo perfecto (por ejemplo, tener al bebé en la fecha establecida), no recibirá un 10 en su examen de embarazo y parto. ¿Cómo podría dar a luz en condiciones una mujer que no ha tenido a su bebé cuando correspondía?

7. Recuerda, la pitocina es tu amiga

Llegó la hora del parto! Incluso si la mamá es una de las pocas que tiene a su bebé cuando debería, puedes usar pitocina para hacerlo más doloroso. Si no, puedes usarla para inducir el parto. A estas alturas ella estará prácticamente suplicándote que la ayudes a sacarle el bebé. La pitocina tiene muchas funciones: 1) es muy buena para la inducción 2) es muy buena para hacer el parto más doloroso 3) es muy buena para hacer que tenga al bebé rápidamente y 4) es muy buena para hacerte sentir necesitado.

La mamá ya sabe que no puede hacer esto ella sola sin ayuda de la tecnología y sabe que el parto es DOLOROSO y HORRIBLE. No le digas que la pitocina lo empeora. Ella se alegrará de que que estés allí para hacérselo más fácil.

8. ¡Fármacos!

Llegados a este punto, ella estará de rodillas ante el altar de la tecnología moderna y la medicación, y se sentirá agradecida por los “expertos” que la rodean, que pueden hacer que el dolor se vaya. Aquí entras tú. Sólo un experto titulado puede proporcionar analgésicos. ¡No serás un caballero sobre su blanca montura, pero sí llevas una bata blanca y una aguja y eso es suficiente!

9. ¡Siempre puedes hacer cesárea!

Y si lo anterior no resulta para sacar al bebé, no te preocupes: ¡puedes salvar el día con una cara, rápida e invasiva cesárea!

Tiene un montón de beneficios: 1) Consigues salvarla a ella y a su bebé (shh, no le digas a nadie que para empezar, la pusiste tú en peligro con los puntos 1-8 y 2). A pesar de que la has abierto y le has sacado al bebé, ¡aún te estará agradecido de que te ocuparas de todo! De verdad que no podría haberlo hecho sin tí. ¡Menos mal que estaba en el hospital!

10. Recuerda: ¡el bebé está VIVO!

Y después de todo esto, algunas veces la mamá se dolerá de no haber tenido un parto no medicalizado (normalmente porque tiene amigas malísimas a las que les gusta aquel documental tan horrible de “The business of being born”: “el negocio de nacer”). Ahora es el momento de hacerle ver que no tiene derecho a lamentarse de no haber tenido ese tipo de parto, ya que al fin y al cabo, tiene un bebé sano. Esto también hace de sutil recordatorio de que ella es egoísta y mala madre.

16 Respuestas

  1. Y yo sin haber leído esto cuando escribí el otro día mi entrada sobre cómo reconocer a un ginesaurio… ¿Dan ustedes su permiso, queridas mías, para enlazarlo desde mi blog?

    Besos y más besos,
    Lady Vaga.

  2. elblogdesina

    Por supuesto. En nuestro blog tenemos la licencia Creative Commons, que se puede consultar en la barra lateral derecha. Se puede reproducir cualquier información que publiquemos citando a Sina, http://www.asociacionsina.org.
    Este artículo en concreto es un texto de Sarah C., publicado originalmente en http://mamabirth.blogspot.com/ y traducido por Ana Isabel Chinchilla para “Por un Parto Respetado”. Lo indicamos al principio del artículo.
    Nos sentimos muy halagadas de que éste sea uno de los lugares por los que se pasea Lady Vaga ; )
    ¡Saludos!

  3. Marian vlc

    esta entrada es brutal!! no sé cómo se me pasó entonces.

  4. ¡Es verdad! Hace un año que está publicada y por lo que sea no la recordaba, ¡¡¡me encanta!!!

  5. Increíble. Muy buena

  6. guadalupe

    Demasiado buena dan ganas de llorar……………

  7. Y sin embargo…¿por que la mayoría de primerizas pensarán que esto es cosa de “locas”?¿Por qué casi todas las mujeres tenemos que pasar por un parto traumático, una episio de caballo o una innecesarea para convencernos de que estos 10 puntos son reales, de que da pánico parir en nuestro país? ¿Cuántas embarazadas leerán esto y no dejarán ningún comentario, pensando que los médicos “saben lo que se hacen” y que sólo quieren ayudar, que para eso están formados?

  8. Excelente !!!!, lo vamos a compartir…

  9. pues yo no estoy de acuerdo, y pienso que todo depende del profesional que te atienda.
    En mi caso mi ginecóloga (privada), a pesar de que el neurocirujano ha dicho que preferentemente me hagan una cesárea (por una operación de escoliosis en la espalda) ella prefiere parto natural, de hecho, el lunes si comprueba que por el desarrollo de mi embarazo voy a tener un parto sencillo de aguantar a pesar de la lesión de espalda, no me hará cesárea en caso contrario, si.
    No entiendo lo de “el negocio de nacer” y menos que se generalice a todos los profesionales.
    No veo en las pruebas médicas por las que pasamos las embarazadas algo lucrativo, sino algo lógico! cuántas embarazadas han perdido la vida, o sus bebés por falta de medios técnicos,cuántas mujeres del tercer mundo o sin recursos económicos preferirian tener partos menos dolorosos y menos probabilidad de complicaciones.

  10. elblogdesina

    Estimada Rosa,

    Lamentamos que la lectura del artículo te haya llevado a esas conclusiones, pues no es lo que pretende transmitir. Realmente, lo que cuentas está de acuerdo con el artículo. En tu caso, has encontrado una profesional que satisface tus expectativas de respeto a tu fisiología, y otros que crees que no, habiendo elegido la primera.

    El artículo habla de la diferente percepción y vivencia de un profesional, y cómo éste tiene la autoridad y capacidad de transmitírselo a la mujer embarazada que trata. En ningún caso en el artículo se generaliza a todos los profesionales. Tampoco se generaliza a todas las pruebas realizadas en el embarazado, ni defiende un embarazo no controlado ni un parto sin asistencia o acompañamiento.

    Precisamente, en el artículo se habla de que tener medios técnicos a nuestro alcance puede perjudicar y conducir a un mal parto. No habla de que los medios técnicos sean malos, sino de que es posible un mal uso de la tecnología. Y de cuántas mujeres del primer mundo y con recursos económicos preferirían tener partos menos dolorosos (física y psicológicamente) y felices, para ellas y sus bebés, con menos probabilidad de complicaciones, si fueran partos respetados.

    Quizá este artículo leído aisladamente tenga menos sentido que dentro de unas lecturas también publicadas en nuestro blog, como son:

    Recomendaciones de la OMS sobre el nacimiento
    ¿Qué es “parto natural”?
    Guía de práctica clínica sobre la atención al parto normal
    “Cuidados desde el nacimiento. Recomendaciones basadas en pruebas y buenas prácticas” (2010): guía publicada por el Ministerio de Sanidad y Política Social
    Atención al Parto Normal. Guía dirigida a mujeres embarazadas, a futuros padres, así como a sus acompañantes y familiares
    El corte del cordón umbilical

    Para más infomración: artículos sobre parto / embarazo.

    Gracias por tu participicación, saludos.

  11. Marian vlc

    Rosa, con todos mis respetos, un neurocirujano no tiene por qué conocer la fisiología del parto. Hasta donde yo sé, y desconociendo tu caso concreto, la escoliosis no es incompatible con poder parir de forma vaginal.
    Creo que todas las mamás deberíamos hablar con el equipo que nos atiende para no encontrarnos sorpresas. Saber cómo atienden (tumbadas sí o sí, ayunas sí o sí, gotero sí o sí…,), muy importante: si hacen separación del bebé por rutina y un montón de detalles que damos por hecho y luego nos sorprendemos. Puedes averiguar hasta qué punto respetan la Estrategia a la atención del Parto Normal, que copiaban arriba, y si sus respuestas son algo así como “no te preocupes, bonita”, “cielo, para eso estoy yo” o cualquier expresión paternalista, yo dudaría al menos un poquito. Estoy segura de que todas las mujeres podemos entender una explicación sencilla y nos la merecemos. Son nuestros cuerpos y nuestros bebés.
    Te deseo una bonita llegada para tu bebé y te recomiendo encarecidamente las recomendaciones de la OMs.. Es un momento tan especial en nuestra vida y la de nuestros bebés que merece la pena involUCRArse y tomar parte en las decisiones. Desde mi experiencia, no podemos comparar España con Africa, (puestos a comparar que me comparen con noruega), pero sí podemos comparar el hospital de la Plana con el 9 d’octubre, o el Montepríncipe con el Infanta Leonor p.ej. (no sé de dónde eres).

  12. Recomendaría que antes de parir, antes de embarazarse incluso, las mujeres leyeran libros tan sencillos y amenos como los de Consuelo Ruiz, “Parir sin miedo” y “El bebé es un mamífero” de Michel Odent.
    Quizás entonces se pudiera entender el porqué del tono irónico de estos comentarios.
    Gracias por publicarlo, pues aunque hace un año que salió, sigue estando al día ya tristemente continúa sucediendo (casi) lo mismo.

  13. Hola Rosa,

    Yo vivo en el mal llamado “tercer mundo” y sobre todo prefiero tener un parto respetado con posibilidad de acceso científico y tecnológico en caso necesario. Pero vamos, el parto es un asunto natural y la modernidad le da todo el crédito a la medicina, dejando de lado a las mujeres y sus bebés.
    Es cierto que hay médicos muy buenos y respetuosos, mi gineco por ejemplo, es una de las mejores que he conocido, sin embargo me convenció de una cesárea una semana antes de mi FPP haciendo hincapié en riesgos para mi bebé durante el parto vaginal, que no pude comprobar a tiempo. Una vez cortada me enteré de que la OMS no sugiere cesáreas en casos como el mío.
    A mi me parece que ella estaba convencida del asunto y más bien desinformada….
    Por eso son buenos estos artículos.

  14. yo si estoy de acuerdo quizas a rosa le fue mejor porq consiguio una mujer que entiende un poco mejor lo que pasamos nosotras. jamas me habia sentido tan hurgada como durante el embarazo y yo probe 4 obstetras distintos en su mayoria son todos iguales y la frase matadora ha sido “si seguis asi vos generas que el parto sea dificil ” y todavia faltan 3 meses!!!!

  15. Yo estoy de 7 meses y quiero tenerlo en casa con la asistencia de mi pareja y la sabiduría de Michel Odent… Pienso que cuanto menos se perturbe, mejor pariré, y eso incluye al padre, ya sabe que por si lo que sea quiero estar sola, tiene que salir de la habitación.

Comentarios Cerrados.