¡5 años dan para mucho!


Última toma de Román

Siempre digo que amamantar es un acto de amor…

Mis tres hijos me lo dieron tanto como yo a ellos, porque como en todo amor, se recibe al menos tanto como se da.

La lactancia de mi hijo Román ha sido especial, porque además de nuestra relación madre-hijo ha supuesto el inicio de un camino de conocimiento y de relación con los demás muy especial para mí.

Mi tercer hijo nació casi a la vez que el Bico de Leite (la asociación prolactancia de Lugo ) de la que soy socia activa desde su inicio y por la que empecé a interesarme por la asesoría en lactancia, mi gran pasión, que me ha permitido conocer a tantas personas excepcionales.

La lactancia me ha hecho reflexionar sobre muchas cosas, desde los sentimientos más íntimos a las campañas internacionales más prosaicas, desde la ciencia pura hasta el arte, de la economía a la ecología, pero sobre todo acerca de las relaciones humanas y los sentimientos que suscitan: el amor, el miedo, la rabia, el dolor… Y, por supuesto, la profunda alegría de vivir.

Tercera lactancia

Aprender sobre lactancia materna me ha hecho aprender sobre relaciones y comunicación con los demás… ¿hay algo en el mundo más importante que como nos relacionamos con los demás?

Amamantar a Román fue fácil, aunque no siempre idílico tampoco creo que eso exista.

¡5 años dan para mucho!

Pero esto también se acaba, al fin y al cabo solo es una etapa más de la vida que se cubre y se ha de pasar a la siguiente… Los bebés crecen.

En nuestro caso decidimos consciente y consensuadamente cuando terminar. A los 4 años hablé con él de que creía que a los 5 ya podrá dejar la teta definitivamente… y él estuvo de acuerdo.

Tuvimos una año para irnos despidiendo aunque yo había empezado el destete paulatino hacía tal vez otro año más… las cosas importantes requieren su tiempo.

Decidí inmortalizar la última toma a sugerencia de una de mis amigas, y así hemos podido compartir con todos un poquito más nuestra felicidad…

Gracias de corazón a todas las que nos han acompañado en el camino y en especial a las compañeras de Sina que me han pedido que les cuente la historia.

Muchos besos de leche.

.

Patricia López Izquierdo

Veterinaria y asesora de lactancia en Bico de Leite

5 Respuestas

  1. Es una historia preciosa! Gracias por compartirla!!
    Anna

  2. Una historia preciosa, nosotros vamos para los seis años en marzo, y tres años en octubre de tandem, y el mayor esta apuntito de poder decir que esta destetado, aunque alguna vez aun toma,
    alguna toma, gracias por compartir tu historia. UN abrazo.

  3. Patricia, gracias por compartir no solo esta preciosa historia, sino tu tiempo y todo tu conocimiento con nosotras, muchas de ellas madres primerizas que, como yo, experimentaron al encontrarte un punto de inflexión en su lactancia.

    Aquí estábamos el pequeño Íñigo y yo, intentándolo con todas nuestras fuerzas, pero desfalleciendo porque había cosas que no comprendíamos, que no sabíamos que se podían solucionar, y ahí estabas tú, en un foro a millones de bites de distancia, pero tan cerca, tan disponible, tan animosa que empecé a confiar en lo imposible, y lo imposible sucedió, y ahora, cada vez que Íñigo mama con la fuerza de sus casi once meses, puedes estar segura de que te lo debemos, en gran parte, a ti.

    Con todo mi cariño y agradecimiento,

    Raquel

  4. Qué historia tan bonita!!! me ha emocinado leerla y sobre todo me ha emocionado la foto…muy tierna!!!!

    Gracias por compartirla con nosotras!!!

    Ade!!

  5. es algo super tierno me trae tantos buenos recuerdos y mas gracias por compartirlo mil besos y abrazos.

    lola………

    responder.

Comentarios Cerrados.