¿Cuándo fue la primera vez que viste dar de mamar?

Los bebés nacen sabiendo mamar. De hecho nada más nacer, cuando acaban de ser separados de la madre, están como esperando volver a unirse a ella, casi con la boca abierta a punto de agarrarse al pecho.

Las madres, sin embargo, no tienen la misma ventaja que los bebés. Ellas no saben cómo dar de mamar en cuanto son madres, a menos que hayan tenido alguna referencia visual o comunicativa que les haya servido de aprendizaje.

Se dice que una de las razones de que muchas lactancias fracasen es que las mujeres de hoy en día no han visto amamantar a otras mujeres. Como dar el pecho no es algo instintivo, seguro que aquellas madres que hayan estado con otras muchas madres dando el pecho tendrán parte del camino ya hecho y más facilidades a la hora de amamantar a su bebé o, como mínimo, más seguridad y confianza, que no es poco.

Sin embargo, como digo, somos muchos, muchísimos, los adultos de hoy en día que apenas hemos visto madres dando el pecho. Yo, de hecho, recuerdo vagamente a mi madre haciéndolo con mis hermanos pequeños y recuerdo a una mujer, cuando yo ya tenía unos 7 u 8 años, dando el pecho en una plaza, sentada en un banco, mientras mi madre hablaba con ella y su madre, que estaba sentada junto a ella.

Recuerdo que aquella fue la primera vez que vi dar de mamar a una mujer extraña y recuerdo quedarme estupefacto, tanto por la naturalidad con que una mujer mostraba su pecho (es lo que tiene ser criado en un clima religioso) como por lo increíble de ver a un bebé comiendo del pecho de su madre.

Aquella fue mi primera vez y, aunque suene raro / triste, también fue la última. Bien, seamos sinceros, quizás esté mintiendo y he visto a otras mujeres amamantando y no he reparado en ellas, no lo sé, el caso es que es la única mujer que recuerdo haber visto amamantando además de a mi madre.

Recuerdos de aquella época me quedan pocos (no tengo una memoria priviliegiada, precisamente), sin embargo aquella imagen la tengo grabada en la memoria, probablemente por cuánto me fascinó aquel momento.

Quizás motivado por este recuerdo disfruto viendo a los niños pequeños (y sobre todo a las niñas) cuando se acercan a mi mujer amamantando y hablan con ella:

-¿Qué está haciendo?
-Está tomando el pecho. Está comiendo.
-¿Está comiendo?
-Sí, del pecho sale leche.

Y con una cara de estupefacción y sorpresa se quedan un rato mirando cómo mi hijo come chupando del pecho de su madre, algo que quizás no habían visto nunca o algo que quizás nunca hubieran creído que fuera posible. Quizás esa sea la primera vez que han visto a una mujer dar el pecho y quizás recuerden ese momento el resto de su vida, como yo lo recuerdo.

Publicado por Armando en www.bebesymas.com

Imágenes:  www.albalactanciamaterna.org

Una respuesta

  1. Concha

    Cierto lo que dices, Armando. Una imagen vale más que mil palabras…

Comentarios Cerrados.