Las heridas que la cesárea deja en los bebés

publicado en: Parto / embarazo | 5

Tras una cesárea, la madre sale del quirófano con una gran herida ya que, para sacar a su bebé, es preciso abrir su abdomen con un bisturí.

¿Pero qué pasa con el bebé?

Un estudio hecho en Alemania y Austria nos demuestra que un 9% de los bebés nacidos por cesárea salen con alguna herida: roturas de huesos (sobre todo la clavícula) y cortes de bisturí en zonas como la cabeza o la espalda. En la mayoría de los casos son cortes menores, heridas pequeñas (normalmente en la cabeza), por lo que más adelante “desaparecen” según crece el pelo.

Pero este dato nos recuerda otra vez, que una operación de cesárea sigue siendo una cirugía mayor que conlleva riesgos, no sólo para la madre, sino también para el bebé.
 
Mucho se habla de los problemas de adaptación de un bebé nacido por cesárea, pero poco se habla del riesgo de que el bebé se lleve una herida física visible. Esta niña de 7 años -su madre participó en el estudio- lleva la marca de su nacimiento en la cara, bien visible.

Información extraída del libro: “Faceless cesarean” / “Der Kaiserschnitt hat kein Gesicht” Autor: Caroline Oblasser. Edition Riedenburg, Austria.

Testimonio de Nuria

Mi hija nacio por cesárea programada. Dos días después comprobe que tenía una herida en su cabeza. La pediatra del hospital me dijo que era de los fórceps. Ni siquiera sabía que los habian usado. “La niña estaba tan alta que tuvieron que entrar a por ella”. En la revisión de los 3 meses le pregunté a su pediatra si la cicatriz de los fórceps desapareceria en algún momento.
“¿Era una herida abierta?”
“Si”
“No fueron forceps, a tu hija la cortaron con el bisturí”
Entendí en ese preciso instante, por qué mi hija chilló dentro de mi vientre. Porque “tuvieron que entrar a por ella”. Cuando hablo con otras madres sobre los riesgos de la cesárea, siempre incluyo ese 2% que reconocen los ginecólogos españoles de laceraciones al feto. Todas se sorprenden y entonces llamo a mi hija y les enseño su cicatriz.

Publicado en:   http://blogelpartoesnuestro.com

5 Respuestas

  1. Concha

    Y eso sin hablar de la herida emocional que supone para un bebé el hecho de que lo extraigan del vientre de su madre sin ser su tiempo, sin estar preparado para ello, sin haberlo decidio él en sintonía con su madre.
    De este tipo de heridas apenas se habla, pero luego es dificil entender ciertos comportamientos de los niños…

  2. Rafael García Perelló

    Durante toda mi vida he empezado cosas que luego no termino, y cuando leí a Stanislav Groff, entendi el por qué. Al haber nacido por cesarea no tengo la experiencia de que el esfuerzo que hay que hacer para pasar por la estrechez del hueco pélvico, conlleva la recompensa de la fase expansiva del alumbramiento; por eso, para mi, lo único que tiene sentido es volver a la vivencia oceánica de la fase 1 de la vida embrionaria. De ahí viene mi misticismo, toda la vida buscando ese retorno al Shamadi.

  3. maralisa

    Creo que depende de la pericia y experiencia del mèdico. Mis tres hijos fueron por cesàrea (mèdicos particulares). Se encuentran muy bien, buenas calificaciones, excelente conducta en los tres (educaciòn familiar) y no dicho por mi, sino por quienes los conocen. Ninguna herida al nacer. Tuvieron leche materna.
    Por mi experiencia de vida, yo si estoy a favor de la cesàrea, pero, no con cualquier mèdico. Por que en los hospitales de gobierno de donde vivo las abren como reses…!horrible¡

  4. astrid

    mi bebe nacio por cesarea. la experiencia para mi si fue algo traumatica; es muy impersonal el quirófano, ves el niño al salir de la sala de recuperación donde me dejaron sola por 3 horas. me sentí muy mal y llore mucho de solo pensar como atendería a mi hijo en casa adolorida. hoy en dia arma pataletas y muerde no se si tiene que ver con la rabia de un nacimiento que no respeto nuestro momento. el medico alego que ya quedaba poco liquido amniótico, estaba en la semana 39 y el bebe no se había encajado. si decido tener otro buscare otra modalidad

  5. elblogdesina

    Estimada Astrid:

    Sentimos mucho leer que tu experiencia de parto haya supuesto tanto dolor. No es justo que una mujer tenga que pasar por esto, salvo que la situación indique que la cesárea debe realizarse ante un probable peligro para la salud de la madre o el bebé.

    Si dudas de lo que podría haber sido, de si lo que te indicó el médico era lo necesario, te aconsejamos que te pongas en contacto con un grupo de apoyo al parto. La asociación El Parto es Nuestro está dirigida a mujeres en esta situación.

    En caso de cesárea, lo aconsejable es paliar en la medida de lo posible esa ruptura tan brusca del tránsito que, de forma natural, se da entre la vida intrauterina y extrauterina del bebé. La manera de hacerlo es darle mucho cariño al bebé, muchos abrazos, mucha contención, que se sientan seguros y se recuperen en brazos de quien más quieren y necesitan (la madre) de esa experiencia tan traumática.

    De todas formas, no sabemos qué edad tiene tu niño. En ocasiones, las pataletas y las muestras de rabia, son propias de una fase del desarrollo que se da de forma natural en todos los seres humanos. Puedes buscar información sobre crianza en obras de autores como Rosa Jové o Yolanda González.

    Un saludo,

    Asociación Sina

Comentarios Cerrados.