Los grupos de apoyo reducen la mortalidad neonatal

publicado en: Parto / embarazo | 0
www.elmundo.es (08/03/2010)
  • La participación activa tiene mejor resultado que el trato individual con el especialista
  • Cada año mueren alrededor de cuatro millones de niños en el primer mes de vida

Reunirse para hablar de los problemas del embarazo y del cuidado del recién nacido, para discutir y aprender cuáles son sus soluciones, parece ser una buena estrategia para atajar la mortalidad neonatal en las comunidades más desfavorecidas.

Un programa desarrollado en la India muestra que estos grupos de apoyo a la mujer pueden reducir a la mitad estas muertes.

Los detalles de este proyecto, puesto en marcha por el University College London (Reino Unido) en algunas comunidades de dos de las provincias indias más pobres, aparecen en la revista The Lancet. En este país asiático se produce el 20% de todas las muertes maternas, el 21% de las de menores de cinco años y el 25% de las neonatales. Por eso “hay una necesidad urgente de encontrar estrategias rentables para reducir estas tasas”, apuntan los autores.

Una de las que se perfilan como útiles es la de los grupos de apoyo, puesta a prueba en 2004 en una comunidad nepalí con un impacto significativo sobre la mortalidad neonatal. Tras este primer éxito, este grupo de expertos trasladó el programa a algunas comunidades de Jharkhand y Orissa, dos estados del este de la India.

Durante el primer año, el 17% de las mujeres en edad fértil se unió a estos grupos, dirigidos por otras seleccionadas entre la población local y entrenadas para mediar y tratar los temas debidos. En el tercer y último año, el 55% de las féminas acudía a las reuniones, además de chicas adolescentes, ancianas y algunos varones. La tasa de mortalidad neonatal al inicio del programa era de 49 y 45 fallecidos por cada 1.000 nacidos vivos en los citados estados. Cifras superiores a la media del país (39) y a años luz de los países ricos (en Reino Unido, son cuatro muertes).

Una mejor higiene, la clave

En el segundo y tercer año de intervención, la mortalidad neonatal se redujo un 45% entre las mujeres de los grupos de apoyo en comparación con aquellas que no formaban parte de ellos. Además, los casos de depresión postparto moderada cayeron un 57% en las participantes y la mortalidad materna un 30%, aunque –subraya el artículo- el estudio no estaba diseñado para cuantificar este último parámetro.

El éxito, según los autores, reside en la participación. “Fue crucial que estas mujeres pudieran pensar sobre los distintos temas y poner en práctica sus propias formas de resolverlos”, señala Nirmala Nair, de la organización india Ekjut, encargada de evaluar el impacto de estos grupos. “Eso es mucho mejor que tener a un experto diciéndoles lo que tienen que hacer”.

“Estos grupos capacitan a las mujeres para que tomen medidas preventivas y para lidiar con los problemas que surgen de forma más eficaz. Si has estado en un grupo y te encuentras con un obstáculo, tienes una red de contactos lista para prestarte ayuda y apoyo”, subraya Audrey Prost, otra de las investigadoras.

Esta reducción de la mortalidad se debe en buena parte a la mejora en la higiene y los cuidados. “Hubo un distanciamiento de las prácticas dañinas como dar a luz en ambientes sucios o retrasar la lactancia. Hemos visto mejoras significativas en cosas como la higiene básica de las personas que asistían los partos, la limpieza del cordón umbilical, etc.”, explica Anthony Costello, director del estudio.

Sin embargo, la implantación de este programa en una comunidad de Bangladesh, realizada por este mismo equipo, no logró los mismos resultados. Entre las posibles causas, los investigadores apuntan hacia una menor cobertura y reclutamiento de mujeres.

Estudio en The Lancet

www.nytimes.com

http://blogelpartoesnuestro.com

Comentarios Cerrados.