Feed on
Posts
Comments

Todos los profesionales de la salud dicen que apoyan la lactancia materna. Pero muchos sólo la apoyan cuando ésta va bien, y algunos ni entonces. Tan pronto como la lactancia o algo en la vida de la nueva madre no es perfecto, demasiados médicos aconsejan el destete o los suplementos.

A continuación, exponemos una lista de pistas que ayudarán a reconocer si un profesional de la salud da soporte a la lactancia o, al menos, la apoya lo suficiente, de manera que, si hay algún problema, hará un esfuerzo para ayudarte a continuar con la lactancia.

.

Cómo saber si un profesional de la salud NO apoya la lactancia materna:

1- Proporciona muestras o folletos de leche artificial cuando estás embarazada o cuando has tenido el bebé

 

Estas muestras y folletos inducen a usar el producto, y su distribución se conoce como márqueting. No hay ninguna evidencia de que una leche artificial sea mejor o peor que otra para un bebé normal.

Los folletos o videos que acompañan las muestras son una manera sutil y no tan sutil de menospreciar la lactancia materna y glorificar la artificial. Si no lo crees, pregúntate por qué las compañías de leche artificial utilizan tácticas tan agresivas para asegurarse de que el médico o el hospital distribuye sus folletos y muestras y no las de otras compañías. Además, ¿cómo es que el profesional de la salud no está promocionando la lactancia materna?

2- Explica que la lactancia materna y la artificial son esencialmente lo mismo

Muchos niños alimentados con biberón crecen sanos y seguros, y no todos los niños amamantados crecen sanos y seguros. Pero esto no quiere decir que los niños amamantados y los que toman biberón sean esencialmente los mismos.

La leche artificial es una burda aproximación de lo que supimos hace varios años sobre la leche materna, que es asimismo una burda aproximación de lo que estamos descubriendo cada día y que nos sorprende constantemente. Estas diferencias suponen consecuencias de salud importantes. Algunos elementos de la leche materna no están en la leche artificial, a pesar de que sabemos de su importancia para el bebé durante varios años – por ejemplo, los anticuerpos y las células que protegen al bebé frente a infecciones, o la larga cadena de ácidos grasos poliinsaturados que propician un desarrollo óptimo de la visión y el cerebro.

Y amamantar no es lo mismo que dar un biberón; es una relación completamente diferente. Si no has podido dar el pecho, es triste (a pesar de que muchas veces los problemas se podían haber evitado), pero no darle importancia es absolutamente erróneo. Un bebé no tiene que ser amamantado para crecer feliz, sano y seguro, pero es una ventaja.

3- Dice que la leche artificial x es la mejor

Normalmente quiere decir que está escuchando demasiado a un representante de una empresa de leche artificial en particular. Puede decir también que sus hijos toleraron esa marca en concreto mejor que otras marcas. Quiere decir que tiene prejuicios insostenibles.

4- Te dice que no es necesario ponerse al bebé inmediatamente tras el parto porque estarás muy cansada y a menudo el bebé no está interesado

No es necesario, pero ayuda mucho. Los bebés pueden amamantar mientras la madre está tumbada o durmiendo, a pesar de que muchas madres no quieren dormir en un momento así.

Los bebés no siempre muestran interés en ser amamantados inmediatamente, pero esto no es un motivo para evitarles la oportunidad. Muchos bebés se colocan a la hora u dos horas siguientes tras el parto, y este es el tiempo que es más importante para empezar correctamente, pero no se puede hacer si se separan a los bebés de sus madres.

Si te da la impresión de que pesar al bebé, inyectarle la vitamina K o ponerle las gotas en los ojos tienen prioridad antes de establecer la lactancia, puedes preguntarte sobre el compromiso de esta persona con la lactancia.

5- Te dice que no existe la confusión del pezón y que debes darle biberones pronto para que lo acepte

¿Por qué tienes que darle un biberón pronto si no existe la confusión del pezón? Discutir sobre que no hay ninguna evidencia de la existencia de la confusión del pezón es poner las cartas sobre la mesa.

La tetina artificial, que ningún mamífero ha usado nunca hasta la llegada del hombre, e incluso hasta finales del siglo XIX, tiene que demostrarse como no peligrosa. Pero se ha comprobado que no es así para la lactancia materna.

El profesional de la salud que asume que la tetina artificial no es peligrosa, mira el mundo desde la perspectiva de la lactancia artificial, no la materna, donde reside la fisiología normal del sistema de alimentación del bebé.

De hecho, el que no todos los bebés que usan tetinas tengan problemas de lactancia materna, no implica que el uso prematuro de ellas no pueda causar problemas a algunos bebés. Normalmente, es una combinación de factores, uno de ellos el uso de tetinas, el que genera los problemas.

6- Te dice que debes parar la lactancia porque tú o tu bebé estáis enfermos, o porque tienes que tomar algún medicamento o necesitas pasar una prueba médica

Existen raras ocasiones en que la lactancia materna no puede continuar, pero a menudo los profesionales de la salud sólo suponen que la madre no puede continuar, y a menudo se equivocan. El profesional de la salud que apoya a la lactancia materna, hará esfuerzos para evitar su interrupción (la información en los prospectos o los Vadevecum no son una buena referencia – todos los medicamentos están contraindicados según las compañías para evitarse problemas, en lugar de seguir los intereses de las madres y sus bebés).

Cuando una madre debe tomar un medicamento, un profesional de la salud intentará usar un fármaco que no requiera que la madre detenga la lactancia (de hecho, muy pocos medicamentos lo requieren). Es extremadamente raro que haya sólo un fármaco que pueda usarse para un problema en particular.

Si la primera opción del profesional de la salud es un medicamento incompatible con la lactancia, tienes derecho a preocuparte de que no le está dando la importancia que merece.

7- Se sorprende al saber que todavía amamantas a tu bebé de 6 meses

Muchos profesionales de la salud creen que los bebés deberían tomar leche artificial como mínimo hasta los nueve, o incluso hasta los doce meses, pero al mismo tiempo parecen creer que la leche materna es innecesaria e incluso dañina más allá de los seis meses.

¿Por qué es la imitación mejor que el original? ¿No te preocupa lo que implica este razonamiento? En muchas partes del mundo, amamantar hasta los 2 ó 3 años es común y normal.

8- Te dice que la leche materna no tiene valor tras 6 meses o más

Incluso si fuera verdad, amamantar todavía tiene valor. Amamantar es una interacción única entre dos personas que se aman incluso sin la leche. Pero no es cierto. La leche materna es todavía leche, con grasa, proteínas, calorías, vitaminas y el resto, y los anticuerpos y otros elementos que protegen al bebé de infecciones, algunos incluso en mayores cantidades que cuando el bebé era más pequeño.

9- Te dice que nunca debes permitir que el bebé se duerma al pecho

¿Por qué no? Está bien si el bebé puede dormirse sin ser amamantado, pero una de las ventajas de la lactancia es la facilidad de ponerlo a dormir cuando está cansado. Mamás de todo el mundo desde los principios del reino mamífero lo han hecho.

Uno de los grandes placeres de la maternidad es tener el bebé dormido en tus brazos, sintiendo el calor que emite mientras se duerme. Es uno de los placeres de la lactancia materna para ambos, la mamá y probablemente también el bebé, cuando se duerme al pecho.

9- Te dice que no deberías quedarte en el hospital para alimentar a tu bebé enfermo porque es importante que descanses en casa

Es importante que descanses, y el hospital que ayuda a la lactancia materna pondrá los medios para que lo hagas mientras esté ingresado para alimentar al bebé. Los bebés enfermos no necesitan la lactancia materna menos que los bebés sanos, sino mucho más.

.

Sobre el Autor

JACK NEWMAN graduado en la Universidad de Toronto en pediatría en 1970. Creó la primera clínica de lactancia en Canadá en 1984 en el Hospital para Niños Enfermos de Toronto. Ha sido un consultor de UNICEF para la Iniciativa de los Hospitales Amigos de los Niños en África, y ha publicado artículos sobre lactancia en revistas como Scientific American y otras revistas médicas. El Dr. Newman ha practicado la medicina en Canadá, Nueva Zelanda, y Sudáfrica. Si queréis contactar con el Dr. Newman, podéis enviarle un correo electrónico (en inglés) a newman@globalserve.net.

http://www.ibfan-alc.org

www.crianzanatural.com

www.albalactanciamaterna.org

29 Respuestas a “Cómo saber que un profesional de la medicina NO apoya la Lactancia Materna”

  1. Mayte dice:

    Muy buen post. Es importante saber todo esto para darse cuenta de qué tipo de pediatra tenemos delante y así poder actuar en consecuencia.

  2. maria dice:

    estoy muy contenta por haberos descubierto!!!! muchas gracias por todo lo que nos apoyais

  3. Alejandra dice:

    Muy bien, hay que instruir a las madres porque la mayoria de las veces, cuando algún pediatra da mala información o consejos errados, si la madre se guía por su instinto seguro que le va bien. Pero si pesca a alguna insegura, de esas que tiene confianza ciega en el médico, seguro que le hace caso y eso si puede causar frustración porque en el fondo ella sabe lo que tenía que hacer.
    Yo soy pediatria y trato de que el priemr consejo sea: sigue tu instinto y no te equivocarás.
    Me gusta mucho el blog

  4. Ade dice:

    Gracias por hacernos participes de todo lo que encuentras. Me encata leer todo esto.

  5. Laura dice:

    Alejandra, gracias por tu apoyo como pediatra, seguro que has podido reconocer en estos puntos conductas habituales de algunos de tus compañeros.

    SINA, gracias por este artículo!
    Nos hace abrir todavía más los ojos cuando intentan despistarnos con la LA.
    Yo añadiría otro punto: el profesional que DE VERDAD apoya la LM, conoce los grupos de apoyo de su localidad o cercanos, y deriva a las madres que lo requieren.

  6. pilar pinar dice:

    Hola Mar, soy la mamá de Pau que ya tiene 2 años y 2 meses y todavía sigue mamando. Gracias a Sina cada vez estoy más contenta de seguir con la lactancia materna, y Pau también.
    Muchas gracias a Sina y sus voluntaarias por su valiente labor.

    • elblogdesina dice:

      Te agradecemos mucho tu comentario, que nos da fuerza para seguir ofreciendo apoyo a las madres y bebés.
      Saludos,
      Mar

  7. Alba dice:

    Me encanta que existan artículos como éste, porque es cierto que hay muchos profesionales que juegan con dos barajas, te hacen creer que apoyan la lactancia materna y en el fondo no ven llegar el día de enchufarle a tu hijo un biberón. Son los que más daño hacen, porque si un defensor de la lactancia materna te dice que no puede ser… ¿qué te queda?
    Yo por suerte caí en un Hospital Amigol de los Niños (es el que me toca por zona) y todo fue tan fácil como seguir las indicaciones de la naturaleza, pero es lamentable que siga habiendo profesionales por ahí dispuestos a arriesgar la salud de madres y bebés a cambio de… ¿de qué??

  8. [...] diffondono informazioni scorrette sull’allattamento materno. Il famoso esperto Dr. Newman spiega come fare a sapere se un medico NON appoggia [...]

  9. [...] manejan información incorrecta sobre lactancia (más info) . El famoso experto Dr. Newman explica en este artículo cómo saber que un profesional de la medicina NO apoya [...]

  10. [...] manejan información incorrecta sobre lactancia(más info) . El famoso experto Dr. Newman explicaen este artículocómo saber que un profesional de la medicina NO apoya [...]

  11. sonia tapia dice:

    Es preocupante y bochornoso que nuestros colegas alienten el destete precoz bien sea por desconocimiento o por congraciarse con la empresas para obtener “premios” como auspicio para congresos internacionales.
    Me niego y me negaré siempre a recetar un succedáneo, porque el mejor envase para la leche de tú bebé es tu seno.
    Felicidades a las mamitas nuevitas y novatittas.

  12. Ada dice:

    Soy mama lactante con orgullo de tres

  13. Mariana dice:

    El mayor obstáculo para amamantar según mi experiencia es la poca o ninguna paciencia que tienen las mujeres para hacerlo, conozco un montón de casos en los que hay diferentes motivos para no amamantar: mi leche es aguada, se me cortó la leche por un disgusto, no me bajó la leche, no tenía pezón, mi leche no era suficiente porque pedía comer a cada rato, etc. Lo siento pero no me creo nada, son simples excusas para liberarse de tener que dar teta, la facilidad del biberón para que otros le alimenten es mucha, hoy en día con tanta información que hay en internet que está prácticamente al alcance de todos y no buscar un mínimo de ella para la lactancia, me lleva a pensar que simplemente no quieren amamantar. Y para aquellas que dicen que los que toman biberón están igual de vivos, bendita ignorancia. Otra cosa, aquellas que tienen que trabajar pueden sacarse leche y dársela en biberón o jeringa o cualquier otra forma, por supuesto siempre que quieran, ahí está la cuestión, QUERER.

    • elblogdesina dice:

      Estimada Mariana:

      Amamantar no es sólo cuestión de paciencia y voluntad. También requiere apoyo y, como explicas, información.

      Muchas de las madres que acuden a nosotras no tienen apoyo suficiente o, si lo tienen, ese apoyo no está informado y puede provocar verdaderos desastres en la lactancia.

      También la desinformación es un gran enemigo para esto y para muchas cosas de la vida.

      Las madres que quieren y no pueden amamantar porque algo falló en su entorno son las que además se sienten más menospreciadas y poco valoradas ya que su esfuerzo y su dolor no se entiende.

      Hay tanto que criticar… y las madres no deberían ser el blanco de las críticas, precisamente. La gran desinformación, la gran cultura de la leche artificial o el poco apoyo han hecho y hacen mucho daño y contra eso lo que debemos es apoyar y acoger, sostener, acompañar.

      Por otra parte, las mujeres que realmente no pueden amamantar se pueden sentir muy heridas con comentarios como el que haces. Hay que tener cuidado y valorar y considerar cada caso de forma individual.

      En Sina todas las madres tienen cabida. Nosotras damos información, damos apoyo y ofrecemos nuestros conocimientos para que las madres que quieren amamantar logren su objetivo. Si alguna madre no quiere amamantar, la respetaremos. Es su decisión y si con toda la información decide optar por alimentar a su bebé con fórmula, nosotras no tenemos más que decir.

      También hay gente que fuma…

      Un saludo,

      Asociación Sina

      • Mariajo dice:

        Pues yo en bastante medida estoy con Mariana, hay muchas mujeres que quieren… pero no quieren, que no digo que la mayoria, pero si que he visto a mi alrededor gente dando mil excusas para empezar a meter el biberon, para que la “carga” de la alimentación se lleve a medias con el marido y que nos dejen dormir o incluso salir si es preciso. A veces prima mas la comodidad y volver cuanto antes a la “normalidad” que pararte a disfrutar del momento, que ese momento cuando pase ya no volverá jamás. Ojo que que tamnbién pienso que mucha responsabilidad la tiene el personal sanitario, pero tambien nosotras podemos buscar información durante el embarazo para estar mas preparadas en el momento en que nos surgan las dudas. Yo hice un master en lactancia antes de tener a mi primer hijo, aun asi me surgieron las dudas, tenia en la mesilla ” Un regalo para toda la vida”. Quiero decir que hoy en dia, si quieres información al respecto lo tienes en todas partes, hay mil talleres de lactancia,mil paginas, blogs, grupos de apoyo…..Pero me di cuenta, mientras en las clases de preparación al parto, casi todas las mamis, respondieron cuando la matrona les pregunto que era lo que mas les inquietaba y la mayoria respondió que el parto. A mi ya me inquietaba la alimentación. Esto es cuestión de inquietud, si te preocupa te informas y no dejas al azar. Asi lo veo yo, y aunque se que habra gente que piense como yo, se que tambien habra quien no lo vea asi, respeto la opinion y las opciones de todo el mundo, que vaya esto por delante.

    • Vero dice:

      Estoy con Sina. Es muy fácil criticar a las madres que han dejado la lactancia, bien sea porque han tenido problemas o por decisión propia, por mucha información que haya en internet. Yo misma estuve durante el embarazo leyendo y leyendo, buscando información, comentarios de muchas mamis, etc. Una vez nació mi hijo se me enganchó a la primera y con muchísima fuerza. Ya salí del hospital con los pezones en carne viva y agrietados. Pasé por mastitis, obstrucciones y por lo general en cada toma estaba dando el pecho con lagrimones del dolor que me producía (y no era un problema de enganche). Ni la pediatra de la mutua ni la de la ss me ayudaron, solo me decían que le diera el pecho durante menos rato para que así se me pudieran curar las grietas, y que no era bueno que le diera el pecho si estaba nerviosa. Además de las grietas tuve varias obstrucciones y mastitis y aún así seguí dando de mamar hasta que hubo un día que no pude más, me caía la sangre del pecho a goterones. Empecé con la lactancia mixta para ver si así mejoraban mis pechos, pero no fue así, hasta tal punto que mi hijo ya no se quería enganchar al pecho, se ponía a llorar y chillar durante más de 10 min. Siempre lo ponía al pecho, primero en uno, luego en el otro, me ponía pezoneras (por si ese era el problema), y ya no conseguí que se enganchara otra vez. No siempre querer es poder, creo que la lactancia tiene que ser un momento en el que madre e hijo disfruten. Nada me hubiera gustado más que tener una lactancia sin problemas y con éxito, pero no fue el caso. Pero te puedo asegurar que lo intente con todos los medio que tenía a mi alcance. Nada me hubiera gustado más que encontrar una buena pediatra que me hubiera apoyado y ayudado más, ya que no tuve apoyo ni por parte de médicos, ni de familia ni de mi marido con el tema de la lactancia. También te digo que si tengo otro hijo volveré a dar el pecho (y espero que esta vez sea una experiencia preciosa y no la que viví). También te digo una cosa Mariana, hoy en día cada una es libre de dar pecho, dar biberón o ambas cosas, y no por eso se es peor madre. Así que me alegro mucho de que tu lactancia fuera estupenda, pero no por eso debes menospreciar al resto de madres que han decidido dejar de dar el pecho a sus hijos, o que directamente no se lo han querido dar. Gracias!

      • elblogdesina dice:

        Hola, Vero:

        Tienes toda la razón y lamentamos mucho que no pudieras encontrar el apoyo que necesitabas en ese momento. Te aseguramos que la solución, como bien adelantas, no es aguantar el dolor ni pasarlo mal sin visos de que la situación mejore.

        Hiciste todo lo que estaba en tus manos, luchaste y puedes sentirte orgullosa de haber llegado hasta donde tu camino te decía. Cada lactancia se escribe de una forma y todas son respetables; las asociaciones luchamos porque esas decisiones se tomen desde la información y por dar el apoyo real que la madre necesita con el fin de que su camino no termine de forma abrupta, habiendo podido ser de otra manera.

        En tu próxima lactancia, te animamos a que, ya desde el embarazo, acudas a un grupo de apoyo. Es un muy buen lugar para sentirse escuchada, apoyada y, más importante, bien asesorada.

        Un saludo,

        Sina, Lactancia y Crianza

  14. Mirtha Carolina Rodriguez dice:

    Excelente!!! De una vez por todas hay que quitar la máscara al personal de salud, no creer que son como Dioses y ser capaz de seguir nuestro instinto, que es dar pecho por mucho, mucho tiempo.

  15. Melisa dice:

    En mi última cita al pediatra con mi beba le platicaba a la pediatra que quisiera darle pecho a mi hija por lo menos 6 meses y me dijo “Trata darle un año! Tu puedes!”

    Me dió mucho gusto oir eso, todos ellos apoyan la lactancia me hicieron sentir muy contenta y animada a continuar! :D

  16. Mariajo dice:

    pues si se escandalizan estos “seres” cuando toman el pecho mas alla de los seis meses, jejjee, no te digo nada las caras que he visto yo cuando les digo que mi hijo de tres años toma pecho en tandem con su hermana de 16 meses, jajjaja empiezo a disfrutar mucho de esas caras , la verdad…..

  17. Alba Polacco dice:

    Entre las cuatro paredes del consultorio, se dice cualquier cosa

  18. Alicia dice:

    Gracias por el artículo.
    Estuve en nefrología pediátrica con mi hija de 35 meses hace dos semanas y me pidió teta en la consulta, me aconsejaron destetarla 3 veces en 15 minutos admitiendo que no era prescripción médica. Menos mal que no fui con la mayor de 5 años que también sigue porque si no, se cae de la silla de la impresión.

  19. maria paula dice:

    La verdad el articulo esta muy bueno, Yo amamante a mi primer hijo hasta los dos años por consejo del pediatra pero ademas por que habia empezado a trabajar y ahora que tengo a mi segunda hija voy a hacer lo mismo, ademas con el primer embarazo fui a un grupo de lactancia materna que la verdadme ayudo un monton por que se me agrietaron los pezones y la verdad que habia gente que siempre te aconceja que no les des mas pero no hice caso. Estuve leyendo los comentarios y la verdad que estoy de acuerdo con que hay mujeres que no quieren amamantar, a mi una Mama en la consulta de la pediatra me comento que la doctora que esta a cargo en el hospital del consultorio sobrelactancia materna como que lo obligo a darle el pecho a su bebe por que ella la verdad no queria pero reconocia que no era porf alta de leche si no por comodidad y Yo le dije que que bueno que le hizo caso porque son los mejores años, (no digo que el resto de la vida no lo sea), pero yo cada vez que veia a una Mama dando pecho se me ponia la piel degallina!!! Y cuando hablan por hablar sobreque ya es agua cuando tienen dos años es mentira por que se ve que es blanca como el primer dia y es hermosa esta etapa a si que a disfrutar a estos pequeños que crecen rapido!!!!

  20. [...] información incorrecta sobre lactancia (más info) . El famoso experto Dr. Newman explica en este artículo cómo saber que un profesional de la medicina NO apoya [...]

  21. [...] de lactancia donde te pueden ayudar hasta agotar todos los recursos.Con estas 10 pistas que da la Asociación SINA puedes darte cuenta si tu profesional de la salud apoya o no la lactancia materna.1. Proporciona [...]

  22. Ana dice:

    Mi hija estuvo ingresada hace un mes, cuando tenía 6 meses de edad por infección de orina y rechazó sistemáticamente toda la comida del hospital, pese a que le llevábamos sus baberos y su cuchara, no sé qué habría sido de mi si no la hubiera estado amamantando aún. Estuvo 3 días ingresada y sólo quiso tomar su teta y pasamos la prueba con una recuperación excelente y eso que el hospital no me lo puso fácil, dormía en un sillón incomodísimo y no me podía asear, ni comer más que bocadillos de la cafetería del hospital.

    • elblogdesina dice:

      Estimada Ana:

      Sentimos que tuvieras que pasar por una experiencia tan dura como es la hospitalización de un hijo y más siendo tan pequeño.

      Te felicitamos asimismo por seguir tu instinto, por permanecer junto a tu hija, pues a esa edad su mundo es su madre.

      Esperamos que ya estéis todos en casa disfrutando de vuestra lactancia.

      Un saludo,

      Asociación Sina

Deja un comentario