La alimentación y la lactancia de los niños de Haití

La alimentación y la lactancia de los niños de Haití ha recibido una atención especial de UNICEF, la OMS y el Programa Mundial de Alimentos, que han difundido un comunicado conjunto ante la gravedad de la situación.

Dado que se ha constatado que, en el pasado, las actuaciones no siempre son las mas adecuadas en las emergencias vitales, UNICEF, la Organizacion Mundial de la Salud y el Programa Mundial de Alimentos han dado a conocer unas directrices claras y concisas que abordan el tema de la salud y las necesidades nutricionales actuales de los niños haitianos y sus madres, y de cómo la comunidad mundial puede proporcionar una respuesta eficaz.

Uno de los puntos principales de su llamamiento es que se evite la donación de sucedáneos de la leche materna.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) hacen un llamamiento a apoyar la alimentación apropiada del lactante y el niño pequeño en la emergencia actual, y previenen contra las donaciones innecesarias y el uso potencialmente perjudicial de sucedáneos de la leche materna

Ante una catástrofe tan terrible como la sucedida es de imaginar que la supervivencia de los niños pequeños se convierte en uno de los mayores retos que lograr y una de las mayores dificultades a las que se enfrentan autoridades y organizaciones de ayuda.

.

La importancia vital del amamantamiento

Una madre da de mamar a su bebé en un hospital de Haití

Las organizaciones de defensa de la salud más importantes a nivel mundial han sido, en este caso, tajantes: los bebés deben seguir siendo amamantados, apoyar a las madres para que sigan con el pecho y se ayude a la relactación, pues la lactancia materna puede suponer para muchos de esos niños la posibilidad de salvar su vida en un contexto de desnutrición, infecciones y contaminación de los recursos hídricos.

Alertan, para evitar los tan extendidos y perjudiciales mitos, que una mujer puede amamantar estando desnutrida o incluso si carece de alimentos. Si puede descender la producción si la madre sufre estrés, pero proporcionándole condiciones adecuadas, apoyo y la constante presencia del bebé, el problema se subsana habitualmente.

.

Los peligros de la lactancia artificial

Respecto a los niños que no reciben leche materna y son menores de seis meses, se recomienda como primera opción la relactación, sin duda.

Pero si proporcionar leche materna fuera inviable, los sucedáneos deberían darse de manera controlada, con la capacitación necesaria y asegurando que pueda mantenerse una pauta correcta en adelante, pues la leche artificial puede ser causa de enfermedades, desnutición y muerte en estos contextos catastróficos, como de hecho ha pasado en otras emergencias semejantes.

Asimismo, advierten que se debería usar prioritariamente la leche que ya viene lista para tomar, para evitar infecciones y problemas de contaminación del agua o los recipientes, y darla en cuchara o vaso, no en biberón o con tetinas, pues el riesgo de infección es mucho mayor.

Por último, a este respecto, advierten que hay que vigilar que la leche la reciban exclusivamente los lactantes, y es que en otras emergencias se ha constatado que no sucedió de ese modo.

La alimentación artificial en una emergencia conlleva muchos riesgos de padecer desnutrición, enfermedades y muerte; constituye el último recurso después de haber explorado plenamente otras opciones más seguras.

Las organizaciones firmantes añaden que no se debe donar leche, y que todos los sucedáneos deben ser comprados y adminstrados con enorme cuidado, impidiendo que se repartan sin el control de UNICEF.

.

VIH

Respecto a los casos en los que las madres esten infectadas por el VIH el consejo es que se debe intentar que amamanten de forma exclusiva los primeros seis meses y, tras introducir alimentos adecuados, mantengan la lactancia por lo menos 12 meses proporcionandoles medicamentos retrovirales adecuados.

Si el bebé ya recibía alimentación artificial hay que tener gran cuidado en que pueda disponer de ello de manera segura y controlada, siendo ésta una prioridad máxima.

Explican que están trabajando en un documento específico sobre la atención a los bebés de madres con VIH en este país que sirva de guía segura a las organizaciones de asistencia, aunque remiten a la numerosa documentación que a este respecto ya ha publicado UNICEF.

.

Donaciones de leche materna

Tambien señalan que en Haití no existen condiciones que aseguren la correcta pasteurización de la leche materna ni su conservación en frío, por lo que, en principio, no consideran que deba donarse leche materna sin haber consultado directamente con UNICEF previamente.

.

Conclusión

Para concluir, instan a los gobiernos a que dediquen recursos a la promocion adecuada de la lactancia materna, para, entre otras cuestiones, tener una población preparada para adoptar las mejores medidas para evitar la desnutrición y la muerte de los niños pequeños en casos de emergencia relacionados con la falta de amamantamiento.

El UNICEF, la OMS y el PMA instan enérgicamente a todas las entidades involucradas en la financiación, planificación y ejecución de la respuesta de emergencia en Haití a que eviten enfermedades y muertes innecesarias mediante la promoción, protección y apoyo a la lactancia materna y la alimentación complementaria apropiada, así como evitando la distribución y el uso no controlados de sucedáneos de la leche materna.

La UNICEF, Organizacion Mundial de la Salud y el Programa Mundial de Alimentos consideran que la lactancia materna es vital para la supervivencia de los niños de Haití.

.

UNICEF

www.bebesymas.com

Se aconseja no enviar leche artificial en caso de desastre humanitario

Comentarios Cerrados.