Charla del Dr. José Mª Paricio el pasado 19 de dic. 2009

El pasado 19 de diciembre, tuvimos la oportunidad de disfrutar de una charla del Dr. José Mª Paricio, Jefe de servicio de Pediatría desde el año 1992, en el Hospital Marina Alta (Dènia, Alicante):

LACTANCIA Y MEDICAMENTOS. PROMOCIÓN DE LA LACTANCIA. RECOMENDACIONES INTERNACIONALES. CASOS EXTRAÑOS

Le agradecemos mucho que compartiera con nosotros su experiencia, fue una gozada escucharle. Agradecemos también al grupo de trabajo de FORMACIÓN de SINA el esfuerzo realizado para organizar esta actividad tan interesante.

Intentaremos transmitiros un resumen de la charla.

.

Aspectos históricos y culturales de la lactancia materna

La lactancia materna, además de un instinto, es una cultura.

En los humanos, además de un proceso biológico, la lactancia es un comportamiento determinado por la cultura. Es, por tanto, un fenómeno BIO-CULTURAL:

  • BIO (madre e hijo).
  • CULTURAL (madre).

Y es tan importante, que da nombre al tipo de animales que somos: MAMÍFEROS.

Es sabido que el pecho funciona según la demanda: más le pides, más produce; menos le pides, menos fabrica. Pero esto es muy desconocido incluso entre los profesionales, lo que produce gran desconfianza hacia la lactancia materna.

Existe la creencia de que si un niño de lactancia materna llora es por hambre, y si es de biberón es otro motivo. El hecho de que sea un fenómeno cultural, produce que en el momento en que se pierde esta cultura (sobre el año 1850) se degrada la lactancia materna.

La OMS recomendaba la lactancia materna en exclusiva hasta los 4 ó 6 meses. Para pasar a decir que era mejor hasta los 6 meses, hubo que realizar muchas pruebas y trabajos. Siguiendo este mismo proceso, quizá en un futuro se recomiende lactancia materna en exclusiva hasta los 9 meses.

Sin embargo, en torno a 1850 no se hizo ningún experimento para sustituir la lactancia materna por otra. Esto ha tenido consecuencias desastrosas en el mundo pobre (muertes de niños) y muy graves en el mundo desarrollado. Esto último resulta muy difícil de demostrar, que se mueren por esta causa, porque se mueren muy pocos (la tasa de mortalidad se situa en un 5 por mil, incluyendo prematuros).

Sin embargo, en la revista Pediatrics se publicó un estudio que demostró que en todo EEUU la mortalidad era mayor en niños no amamantados.


Sobre el año 1950 un grupo de mujeres fundaron La Liga de la Leche y esto hizo remontar algo la lactancia materna. Es de sobra reconocida la relación de los grupos de apoyo con el aumento de las tasas de lactancia, numerosos estudios científicos lo demuestran. Las primeras en defender la lactancia materna en el S. XX son precisamente mujeres y asociaciones ciudadanas:

 

  • Cicely Williams, en 1939
  • La liga de la Leche, Chicago 1956
  • Años 70: Oxfam, Christian Aid, IBFAN…


Linneo clasificó los animales y nombró por primera vez el término “MAMMALIA”. Definió a los mamíferos según las siguientes caracterísiticas:

  • Cubiertos de pelo
  • Sangre caliente
  • 3 huesecillos en el oído medio
  • 4 cámaras cardíacas
  • Tienen mamas

Aristóteles nos había clasificado como “cuadrúpedos”. “Mamíferos” significa en latín “los que llevan mamas”.

Resulta curioso que esta característica, sólo presente en la mitad de los individuos y en la etapa adulta (mujeres) le dé nombre al grupo. Esto se puede entender mejor por el contexto histórico en el que tuvo lugar, ya que en el Siglo en que Linneo lo propone había un gran debate en Europa sobre la familia, la lactancia materna y los aspectos naturales (vuelta del hombre a la naturaleza), incluso propuestos por el propio Rosseau.

Hasta al segunda mitad del S. XIX la inmensa mayoría de los niños eran alimentados por su madre o una nodriza.

Las primeras noticias sobre nodrizas son terribles (Mesopotamia, S. XIX a. C.):

  • Leyes de Esnunna (pago)
  • Código de Hammurapi (castigo). Está escrito en una piedra tallada.

Se dicen cosas tan terribles como que:

A la nodriza que haya cambiado el niño cuando vayan a recogerlo se le cortará el pecho

Esta es la primera noticia sobre nodrizas, y nos permite apreciar las situaciones tan duras que se vivían, pues se cobraba el trabajo a la entrega y si no entregaban al niño, por supuesto no cobraban. En el caso de vivir el niño, muchas veces había también resistencia a entregarlo por parte de la nodriza y resistencia a irse por parte del niño, debido a los fuertes vínculos que se creaban.

La historia de Moisés, en La Biblia, resulta especialmente conmovedora, pues fue abandonado en el Nilo y lo recogió una princesa. Esta, para criarlo, buscó una nodriza que resultó ser su madre. Existen multitud de citas a las nodrizas en los escritos religiosos e históricos.

"Madonna del Latte". Ambrogio Lorenzetti, sobre 1340

En el Renacimiento aparece la cultura de la “Madonna del Latte”: se populariza la imagen de la Virgen amamantando al niño en el arte. Entre los pintores más conocidos de la época, se sabe que el único que mamó de su madre fue Leonardo Da Vinci, de origen humilde.

Hasta principios del S.XX se les dejaba “en nodriza” a los recién nacidos hasta los 2 ó 3 años. Entonces, la familia biológica iba a recoger al hijo y se vivían escenas dramáticas de separación. Además, la mortalidad en nodriza era alta.

Este fenómeno de nodrizas se extendió por Europa, entre las clases nobles, luego aristócratas y más tarde las clases medias. Esto tuvo efectos demográficos, pues las clases ricas, con gran interés en dejar al menos un heredero, tenían más hijos. Pero al dejarlos “en nodriza” se morían más.

Se tiene constancia por ejemplo, del caso de la Condesa de Lincoln. Tuvo 18 hijos y sólo sobrevivió uno (los dejaba en nodriza). Cuando éste tuvo un hijo, la condesa le escribió a su nuera diciéndole que le diera pecho pues sospechaba que tendría más posibilidades de sobrevivir.

Se hacen famosas algunas regiones por la excelente calidad de sus nodrizas.

En España fueron las pasiegas, en Francia las de Morvan. A pesar de que en 1850 la industria empieza  a producir sucedáneos de la leche materna, hasta alrededor de 1950 continúa exitiendo el fenómeno nodriza y hermanos de leche.


La elevada mortalidad de los niños “en nodriza” se justifica porque la lactancia no es sólo leche materna, sino un conjunto de cuidados, vínculo, etc. que aumenta la superviviencia.

Las nodrizas eran personas muy expertas en lactancia materna, verdaderas profesionales de las que tendríamos mucho que aprender, pues se resolvían sus propios problemas.

En la mitología, la alimentación de niños con leche de otros animales aparece en ocasiones, como en la leyenda de Rómulo y Remo.

 

El desarrollo de la Sociedad industrial (siglos XIX-XX) trajo consigo:

 

•Creencia ciega en avances científico-técnicos
•Modernidad mal entendida (artificial mejor que natural). Maternidad científica
•Feminismo inicial
•Presión de la industria de leches artificiales
Abandono-Desinterés de la clase sanitaria

La presión de la industria de leches artificiales se puede entender porque un niño alimentado con lactancia materna exclusiva durante 6 meses consumiría, si tomara leche de fórmula, unos 30 Kg de ésta. El equivalente en dinero es:

  • De 450 a 800 por niño
  • 70-130 millones de pts por mil niños

Cada leche se adapta a la velocidad de crecimiento de la especie: si la cría crece muy rápido, la leche producida por esa especia contendrá más aporte de proteínas.

 

Los asnos y caballos crecen poco (nacen ya muy grandes), por eso su leche contiene menos proteínas que otras especies y los niños se morían menos cuando se alimentaban con estas leches, en comparación a los alimentados con leche de otros animales. El riñón de los recién nacidos no puede digerir un contenido excesivo en proteínas.

Otras historias en la mitología es la de Zeus alimentado por una cabra.

.

.

En Cuba existían las “chivas crianderas”. Las vacas se acabaron imponiendo como animal lechero por su elevada producción y su carácter dócil.


La cultura del biberón empezó a popularizar también otra forma de criar, como podemos ver en estas curiosas imágenes de postal y publicidad.

.


Asociados a la aparición de la leche artificial, surgieron diferentes artilugios como el “biberón pompe”. Pronto se prohibieron porque el tubito no se podía limpiar y esto producia multitud de infecciones.

.

Farmacocinética y sentido común

La lactancia materna es un fenómeno biológico, psicológico, social, cultural y ecológico de la humanidad que aporta beneficios a todos los aspectos que abarca.

En el aspecto biológico, destacamos la menor morbilidad para el lactante y para su madre, incluso en sociedades ricas. También la especial urdimbre madre-hijo, única en las relaciones humanas, que se apoya de manera especial en la lactancia. Contraindicarla, retirarla, dificultarla o ignorarla sin motivo no es ético ni responsable.
.
Las mujeres van, en muchos casos, por delante de sanitarios en la defensa de la lactancia, rebelándose y huyendo de profesionales que no las respetan, ni a ellas ni a sus hijos.

El 90% de mujeres en periodo de lactancia toman medicamentos:

  • Existen drogas psicoactivas, unas legales y otras no, que son tomadas por mujeres en periodo de lactancia.
  • Una parte importante de la población, cada vez toma más productos de fitoterapia, sobre los que existe poca información validada.
  • La preocupación por la salud medioambiental es, con razón, cada vez mayor.

 

Si tomamos como fuente EL VADEMECUM, encontramos multitud de información similar a la siguiente:
  • Domperidona (Motilium). La cantidad total de domperidona excretada en la leche humana se espera sea menor de 7µg por día en los regímenes de dosificación mayores. Se desconoce si esto resulta perjudicial para el recién nacido. Por lo tanto, no se recomienda la lactancia en madres que estén tomando Motilium.
  • Corticoide oral. Durante la lactancia, al igual que con los demás corticoides, solamente podrá ser administrado por expresa indicación médica.
  • Corticoide tópico. La seguridad de aplicación tópica durante la lactancia no se ha establecido en forma absoluta; por consiguiente, no deberá ser usada en grandes cantidades, ni períodos de tiempo prolongados en estas situaciones. Se debe tomar una decisión en base a los riesgos- beneficios en cada paciente.
Todo esto ofrece información desde el desconocimiento de la lactancia materna, perjudicándola.
.
Las fuentes de información habituales resultan intrínsecamente hostiles a la lactancia, a la mujer, a la infancia, a la salud, y no nos sirven de ninguna ayuda. Todo esto influyó para que el Servicio de Pediatría del Hospital Marina Alta de Dènia, Alicante, se decidiera a realizar el esfuerzo de desarrollar la página www.e-lactancia.org, para ofrecer información fiable y contrastada científicamente, sobre la compatibilidad de la lactancia materna y medicamentos.
.
Además, esta página se mantiene actualizada incluyendo los últimos conocimientos. Es referencia para los profesionales sanitarios bien informados pero, gracias a internet, también es de muy fácil acceso para las madres bien informadas. En el caso de incompatibilidad de algún medicamento, se propone sustituvo, con el mismo efecto y compatible con la lactancia.
.
.
.

Toxicidad farmacológica mediada por la lactancia materna

.

.

TOXICIDAD FARMACOLÓGICA – 1

Para clasificar el nivel de riesgo, cuando existen publicaciones, lo que prima es conocer la cantidad de medicamento que pasa por la leche y sus consecuencias para el lactante:

  • Dosis teorica para el lactante (mg/Kg/día)
  • % de dosis relativa (adulto ou pediátrica)
  • Efectos sobre el lactante

 

TOXICIDAD FARMACOLÓGICA – 2

En caso de no existir artículos científicos, hay que tener en cuenta los datos farmacocinéticos:

  • Peso molecular
  • % Fijación a proteínas
  • % Biodisponibilidad (oral)
  • Liposolubilidad y pH
  • T max (tiempo de pico)
  • T ½ (semi-vida plasmática)
.

Contaminantes ambientales

 

Según la OMS:

Los beneficios de la lactancia materna tienen más peso que el riesgo derivado de bajos niveles de contaminantes ambientales en leche humana, en muchos casos inferiores a los de leche de vaca u otros alimentos.

.
.
José Mª Paricio IIJosé Mª Paricio es Doctor en Medicina y especialista en Pediatría. Realizó su Tesis doctoral sobre “Lactancia materna y hospitalización por infecciones en el primer año de vida” presentada en el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública del la Universidad Autónoma de Madrid en Noviembre de 2004. Sobresaliente cum laude.  Es Jefe de servicio de Pediatría desde el año 1992, en el Hospital Marina Alta (Denia, Alicante), perteneciente al sistema público de la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana (acreditado como Hospital Amigo de los Niños por OMS/UNICEF en 1999).
Participación profesional:
– Coordinador del Comité de Humanización de la Asistencia en el Hospital Francesc de Borja de Gandía en 1984 y 1985.
– Miembro de la Comisión de Investigación del Hospital Marina Alta de Denia desde 1992.
– Miembro de la Asociación Española de Pediatría desde 1980.
– Miembro del Comité de Redacción del Boletín de la Sociedad Valenciana de Pediatría en 1997.
– Miembro del Grupo Asesor Técnico de Pediatría de la Conselleria de Sanitat y Consum de la Generalitat Valenciana desde el año 1988 hasta el 1995.
– Miembro del Comité de lactancia materna de la Asociación Española de Pediatría desde 2000.
– Miembro de ASMI (Asociación para la Salud Mental Infantil desde la Gestación)
Premios de Investigación.
– 14 trabajos de investigación premiados por la Asociación Española de Pediatría o alguna de sus sociedades dependientes, cuatro de ellos de temas relacionados con la lactancia materna.

8 Respuestas

  1. Sofía

    Es un profesional magnífico, y una persona encantadora.

    Su aportación es valiosísima, cuando actualmente, por desgracia, diariamente conocemos casos de madres a las que se aconseja destetar innecesariamente por tener que someterse a tratamientos que, en la mayoría de los casos son compatibles con la LM o que tienen una alternativa que lo es.

    El doctor Paricio difunde información fiable, fundamentada y que facilita las lactancias felices y prolongadas.

    Gracias!!

  2. Concha

    La verdad es que fué un placer verlo y oírlo. Tan cercano y tan fiable en sus aportaciones.

    Gracias por acercarlo hasta nosotras.

  3. Que un profesional de su categoría defienda de tan grata manera la LM, cuando estamos cansadas de que los pediatras (muchos de ellos) la “tiren por tierra” y al primer problemilla “receten” biberón, me llena de satisfacción y me reafirma en que “no somos un puñado de locas ni una secta” las personas que defendemos la LM y una crianza más natural y respetuosa.

  4. […] (FOTO) Eats on Feets es solo una plataforma, no somos donantes ni gestionamos la leche donada. Las nodrizas se ganaban la vida con ese trabajo mientras que las donantes de hoy en día son madres altruistas que saben que su hijo ya tiene el mejor alimento y ademas desean que el prójimo también tenga acceso a el. […]

  5. […] (FOTO) Eats on Feets es solo una plataforma, no somos donantes ni gestionamos la leche donada. Las nodrizas se ganaban la vida con ese trabajo mientras que las donantes de hoy en día son madres altruistas que saben que su hijo ya tiene el mejor alimento y ademas desean que el prójimo también tenga acceso a el. […]

  6. Gracias por el resumen! me ha encantado, muy completo. Qué suerte las que pudisteis acudir en directo a esta charla.

    En cuanto al Bras Maternel, ese invento para que el bebé se alimentase por él solo y sin moverse de la cuna, quería hacer una aportación:

    Hubo un invento parecido, pero en su versión más casera, que fue muy usado en la Galicia rural allá por los años 40-50. Consistía en una botella de cerveza grande, de litro, con una especie de tetina en la boca (o en algunos casos, un canuto a modo de pajita), que colgaban boca abajo sujeta por un cordón a un costado de la cuna. El niño, que hasta que no caminaba se pasaba el día allí tumbado, la cogía con sus manitas y se autoabastecía.

    La madre llenaba la botella con leche de vaca, muy rebajada con agua, y un poco de azúcar (si tenía, que no todo el mundo se lo podía permitir) y se marchaba al campo, o a las labores que realizase. El bebé se quedaba a cargo de sus hermanos, en muchos casos poco mayores que él. A veces la madre tardaba horas y horas en volver, por lo que este sistema le resolvía la alimentación del bebé durante todo ese tiempo.

    Esta práctica causó no pocos accidentes, enfermedades y muertes infantiles; fuese porque la botella se rompía y ocasionaba cortes al bebé; porque la leche se acababa y no había nadie para reponerla; porque los “cuidadores” tenían tanta hambre como su hermanito y aprovechaban la marcha de la madre para beberse su leche, quizás antes de que el bebé hubiese tenido tiempo de alimentarse; por las infecciones, favorecidas por la absoluta falta de esterilización e higiene en general (la botella se enjuagaría con un poco de agua sólo de vez en cuando, y que decir de los recovecos de la tetina), de hecho las fuentes decían recordar perfectamente el desagradable olor a leche cuajada que rodeaba siempre la cuna. O, simplemente, por el tan inadecuado contenido del “biberón”, que día a día, mes a mes debía de ser una bomba para el organismo del pequeñín.
    Y no nombraremos las consecuencias psicoafectivas, porque eso daría para muchos, muchos párrafos.

    No sé a partir de qué momento se dejó de utilizar este dudoso “brazo maternal”, pero en algunos hogares debió de subsistir durante generaciones, a juzgar por lo arraigado y normalizado que estaba.

  7. […] Charla en 19 de diciembre de 2009 para Sina […]

Comentarios Cerrados.