Feed on
Posts
Comments

.

Una joven pareja entró en el mejor comercio de juguetes de la ciudad. Se les acercó una dependienta muy simpática.

“Mire”, le dijo la mujer: “nosotros tenemos una niña pequeña, pero estamos casi todo el día fuera de casa y, a veces, hasta de noche”.

“Es una cría que apenas sonríe”, dijo el hombre.

“Quisiéramos comprarle algo que la hiciera feliz”, añadió la mujer, “incluso cuando no estuviéramos nosotros… Algo que le diera alegría aún cuando estuviera sola”.

“Lo siento”, sonrió la dependienta con gentileza, “pero aquí no vendemos padres”.

.

Como cada tarde Iker recibió a su padre al llegar del trabajo. El padre le cogió en brazos, le dio un beso y lo volvió a dejar en el suelo.

- ¿Cuánto te pagan a la hora, papá? – preguntó Iker a su padre.

¿Qué? Umm, pues, me pagan unos 20 euros la hora.

Papá, ¿podrías darme 10 euros?

– ¿Qué? ¿Para eso me lo preguntabas? No hijo, no puedo darte 10 euros. Además, ¿has hecho ya los deberes? Pronto tendrás que ir a dormir…

Iker dejó solo a su padre, como cada tarde, ya que tras una dura jornada de trabajo necesitaba descansar un poco. Tras algún que otro infructuoso intento de hacer que su padre pasara algún rato con él Iker cenó y se fue a dormir. Su padre se quedó algo pensativo y con remordimientos al no haber preguntado a su hijo para qué eran los 10 euros. “Quizás eran para algo importante y yo no le he escuchado”.

Entró en la habitación de Iker y le preguntó: – Hijo, ¿duermes?

- No papá, aún no.

- Mira, toma, aquí tienes los diez euros que me pedías – le dijo dándole un billete. Iker sonrió, su rostro se iluminó y se lanzó a los brazos de su padre para darle un enorme abrazo que su padre no entendió.

- Pero, ¿para qué son? – le preguntó. El niño metió la mano y sacó un billete de 10 euros de debajo de la almohada.

- Mira papá, estos diez euros me los dio el otro día la abuela. Ahora, con los diez que me has dado, tengo veinte euros para que mañana, cuando vengas del trabajo, pasemos una hora juntos.

.

Forges

www.bebesymas.com

Deja un comentario