Ser padres en Suecia sale rentable

publicado en: Varios crianza | 0

Suecia destaca por ser uno de los países de la Unión Europea con una mayor tasa de fertilidad, cercana a los 2 hijos por mujer (1.7).

No es de extrañar que las parejas suecas se animen a formar una familia, teniendo en cuenta las facilidades que el Estado del Bienestar les proporciona. Las parejas  suecas pueden disfrutar de 16 meses  de baja maternal y paternal. Dos meses son para la madre, dos para el padre y los 12 meses restantes, a dividir entre ambos según consideren oportuno.

Durante la baja, los padres reciben el 80% de su sueldo. Si nunca han trabajado, entonces reciben 400 euros al mes. Si después del casi año y medio de cuidado del hijo, el padre o la madre decide que no quiere volver al trabajo, el Estado sueco paga a la familia 300 euros al mes. No es mucho, pero si uno de los padres trabaja y el otro es ama o amo de casa, al menos reciben una paga mensual.

Para promover la igualdad, el Estado sueco también establece una bonificación si la pareja repartió la baja al 50% (8 meses para la madre y 8 para el padre). Si tienen gemelos, entonces el permiso por maternidad se multiplica por dos: 32 meses a repartir o bien 16 meses para los dos miembros de la pareja.

Además, la familia recibe por cada hijo alrededor de 100 euros al mes hasta que éste cumple 18 años. Otro dato curioso es el hecho de que no está permitido llevar a niños menores de 1 año a la guardería. Lógico, en realidad… si puede disfrutar de sus padre en casa, ¿por qué dejarlo al cuidado de extraños?

Todas estas facilidades contrastan con la realidad española. La tasa de fertilidad se acerca peligrosamente a 1 hijo por mujer (1.3) y se mantiene gracias a la inmigración. La baja por maternidad es de 4 meses. Seis semanas obligatoriamente para la madre, el resto a repartir entre los dos (eso sí, con el 100% del sueldo). Independientemente de que se repartan o no la baja, el padre tiene derecho a 13 días. Si la pareja tiene gemelos, entonces la madre puede disfrutar de dos semanas más y el padre, de 2 días más.

También las familias españolas reciben 100 euros al mes por hijo, pero sólo hasta que el niño cumple 3 años y sólo si la madre trabaja. A esto habría que sumarle los 2500 euros por hijo que Zapatero aprobó en 2007.

Las diferencias entre ambos países parecen claras. Los suecos pagan más impuestos, pero también disfrutan de más ayudas.  Mientras que el Gobierno español celebró en 2007 el derecho de paternidad de 13 días, los padres suecos pueden disfrutar desde 1974 de hasta un año de baja y de dos meses intransferibles desde 2002.

Paloma Goñi Fernández, Halmstad (Suecia) (23/XI/2009)

Paloma es estudiante de periodismo en Suecia. Concienciada en temas sobre la infancia y la crianza, es una admiradora de los grandes adelantos de la sociedad sueca (productos ecológicos en cualquier supermercado, baja de maternidad y paternidad etc.).

www.periodistasporelmundo.com

www.elblogalternativo.com

La educación sueca

Comentarios Cerrados.