Fotografías de madres

Algunas fotografías de madres de todo el mundo, tan diferentes entre ellas y a la vez con tantas cosas en común.

Estas fotografías han conseguido reconocimiento internacional o han sido distinguidas con importantes premios por su valía artística y a la vez consiguen transmitirnos vivencias profundas e instintos primitivos de la especie humana.

.

* La foto de esta sonriente, feliz y realizada mujer al terminar su trabajo en los campos de arroz en la India ganó el concurso de fotografía ambiental de la Chartered Institution of Water and Enviroment. Su autor es Abhijit Nandi.

.

* Esta foto, donde vemos a la mozambiqueña Sofia Elface Fumo junto a su hija Alia, ganó el Premio Ortega y Gasset de fotografía 2008 y es del fotógrafo Gervasio Sánchez. La imagen transmite fuerza, voluntad, belleza, amor por los hijos… que asoman incluso en las circunstancias más difíciles de la vida y a pesar de las minas antipersonas.


.

* Floris Leeuwenberg: “Cuando el bebé asomó la cabeza supe que ésa sería una de mis fotografías más importantes

En mis reportajes he intentado siempre enseñar la belleza del mundo. Mi primera hija nació bajo el agua y supe que éste era un tema con el que podría mostrar la alegría y el drama desde un punto de vista positivo. Es realmente interesante, ya que se trata del inicio de la vida de una persona y los partos bajo el agua aún no están muy extendidos.

Para realizar un tema así tuve que aprender fotografía subacuática, que es muy diferente a lo que hacemos habitualmente, sobre todo por el equipo utilizado. La inmersión era otra dificultad técnica a tener en cuenta, ya que algunas de las imágenes del reportaje tenían que realizarse dentro de piscinas. Yo había hecho un curso de inmersión hacía ya años y apenas recordaba nada, así que tuve que volver a empezar.

Las parejas que deciden tener un parto bajo el agua por lo general son muy abiertas, y conseguir algunos permisos fue sencillo. Además, yo ya conocía ese mundo de mi primera experiencia y el acercamiento fue más sencillo. En otras ocasiones resultó más difícil convencerlos. Necesité un año y medio para realizar el reportaje y visitar varias localizaciones, algunas incluso en casas particulares.

Cuando hice esta fotografía, me encontraba en un hospital de la localidad belga de Ostende, y supe que había una mujer que iba a dar a luz a su bebé bajo el agua. Jamás creí que me darían permiso para fotografiar ese momento, pero accedieron.

Cuando el bebé asomó la cabeza fui el primero que pudo verlo directamente, y sentí algo muy especial. En 20 años como fotógrafo, sabes que ésa es una de tus tomas más importantes.

El reportaje se ha expuesto en 73 países, se ha publicado más de 40 veces y con él gané un segundo premio en la categoría de Ciencias y Tecnología del World Press Photo de 1999 y el primer premio de Silver Camera, el concurso más importante de fotografía en Holanda.

Estoy muy orgulloso, porque ha abierto muchas discusiones y ha generado debates muy importantes. En Corea del Sur, por ejemplo, tuvo mucho impacto, y ahora los padres pueden asistir al parto de sus hijos.

.

.

Floris Leeuwenberg: Fotógrafo autodidacta, se inició como asistente en un estudio de publicidad y después viajó para documentar todo aquello que se iba encontrando. Hoy, el holandés Floris Leeuwenberg es un reconocido fotoperiodista con más de 100 reportajes realizados a lo largo de los seis continentes. Su estilo personal y fresco lo ha hecho valedor de prestigiosos galardones, entre ellos un segundo premio en el World Press Photo de 1999. Es cofundador de la agencia The Cover Story, ha publicado varios libros y ha trabajado para revistas como Rolling Stone, National Geographic Traveler, The Independent y Le Figaro Magazine.

.

* Premio Pulitzer 2009: parir en Haití

Acaba de parir tumbada en esa camilla, acompañada de otras mujeres en camillas paralelas que también esperan un bebé. Esta mamá se levanta después de parir para dejar paso a la siguiente. Hay pocas plazas y hay que parir deprisa. Una lágrima recorre su rostro, a punto de llegar a su labio, fruto del dolor, de los nervios, del momento…

No hay sábanas, ni aire acondicionado, ni demasiada higiene. No hay intimidad ni posibilidad de desconectar, no hay silencio que le permita relajarse. No hay tampoco ninguna amiga ni familiar que la acomode en una habitación, o que venga de vez en cuando para ver cómo va de dolor o qué tal se coge el niño al pecho, ni un control de aquí a unas horas para ver que su hijo y ella estén bien.

Esta mamá se levanta, como una más, para coger a su bebé recién nacido y volver a su casa. Eso es todo, “ya pasó”. Así se pare en Haití. Esta fotografía ha sido premiada con el premio Pulitzer 2009.

.

* Migrant Mother”:

Muestra a los desposeídos cosechadores de arvejas de California, centrándose en Florence Owens Thompson, de 32 años, madre de 7 hijos, en Nipomo, California (marzo de 1936).

.

Esta fotografía se convirtió, desde su publicación en diferentes revistas ilustradas, en estereotipo universal de la miseria en el mundo. La dignidad estoica con la que la madre ofrece su rostro y su mirada hablan de los apartados del sueño americano.

Dorothea Lange (1895- 1965) fue una influyente fotoperiodista documental mejor conocida por su obra la “Gran Depresión” para la oficina de Administración de Seguridad Agraria. Las fotografías humanistas de Lange sobre las terribles consecuencias de la Gran Depresión la convirtieron en una de las periodistas más destacadas del fotoperiodismo mundial.

La mujer en la foto es Florence Owens Thompson,  pero Lange aparentemente nunca supo su nombre.

En 1960 Lange habló de su experiencia al tomar la foto:

Vi y me acerqué a la famélica y desesperada madre como atraida por un imán. No recuerdo cómo expliqué mi presencia o mi cámara a ella, pero recuerdo que ella no me hizo preguntas. No le pedí su nombre o su historia. Ella me dijo su edad, que tenía 32 años. Me dijo que habían vivido de vegetales fríos de los alrededores y pájaros que los niños mataban. Acababa de vender las llantas de su coche para comprar alimentos. Ahí estaba sentada reposando en la tienda con sus niños abrazados a ella y parecía saber que mi fotografía podría ayudarla y entonces me ayudó. Había una cierta equidad en esto.

De acuerdo al hijo de Thompson, Lange se equivocó en algunos detalles de esta historia,pero el impacto de la fotografía se basó en mostrar la fuerza y necesidad de los obreros inmigrantes.

Otras fotografías que Lange tomó de la misma familia:

 

 

Mar Alegre

Madre voluntaria de la Asociación Sina

.

www.quesabesde.com

www.abc.es

wikipedia

http://edition.cnn.com

http://www.airarchive.com/migrant-mother.htm

Comentarios Cerrados.