Técnicas de consejería, por Rosa Jové

publicado en: Asesoría LM | 0

GAMDividiremos “Técnicas de Consejería” en tres partes: ESCUCHAR, COMPRENDER Y RESOLVER.

.

ESCUCHAR:

Cuando una madre acude a un grupo (o a una de nosotras), normalmente suele hacerlo desesperada porque los cauces que ella tenía para solucionar su problema con la lactancia no han funcionado.

Seguramente viene de una lucha no sólo interior (¿lo estaré haciendo bien?) sino también exterior (pediatras, comadronas y seguramente familiares bien intencionados).

Es una persona que necesita ante todo HABLAR. Por lo tanto, no podemos simplemente darle remedios para con sus problemas con la lactancia sino que, si queremos hacer una verdadera atención, también hemos de ESCUCHAR todo aquello que no ha tenido oportunidad de contar.

Para ESCUCHAR hacen falta básicamente dos cosas:

  1. Tiempo.
  2. Que la otra persona se dé cuenta de que la estamos escuchando de verdad.

Respecto al tiempo,

hemos de tener claro que no podemos atender a una madre con prisas.

Se ha de “perder tiempo” en presentarse y en “mirar” a la madre. Eso os dará una pista de cómo es y cómo le gusta que le hablen o la traten.

Y sobre todo, en dejar que hable todo lo que quiera. Si no lo hace, animadla a que explique una y otra vez cualquier cosa relacionada con su embarazo, parto y posparto. Seguro que así se abre poco a poco y aparece algún problema relacionado.

Perded tiempo también en preparar el local o lugar en donde las recibáis. Tienen  que sentirse acogidas y a gusto.

.

En cuanto a que se dé cuenta de que la estamos escuchando,

hemos de potenciar la escucha activa, que consiste sobre todo en no interrumpir mientras habla y en hacer pequeños gestos de asentimiento (ya sea con el cuerpo o con la voz) de que vamos siguiendo su discurso. Eso anima mucho a que una persona siga hablando.

Pero también hay otras cosas que se pueden hacer:

  • Pedirle pequeñas explicaciones de su narración (sentirá que os interesáis en ella).
  • Hacerle siempre preguntas abiertas (fomenta que amplíe el discurso).
  • No le expliquéis vuestros problemas (la protagonista tiene que ser ella).
  • No minimicéis su problema (para ella es el más importante).
  • No la sometáis a un interrogatorio al principio, dejadla que hable, ya lo haréis más tarde.

.

COMPRENDER:

1-Nunca podréis atender a una madre del todo si no la llegáis a comprender

No se trata de encontrar bien lo que hace, sino llegar a entender por qué lo hace.

Yo nunca encontraré bien a una madre que “pega” a su hijo, pero puedo entender que, una madre agobiada por problemas laborales, de pareja etc., pueda perder los estribos con su hijo que protesta por algo.

Si en ese momento no la entiendo sólo podré criticarla (“eso lo haces mal, no tienes que hacerlo”) y seguramente no la veré más. Si la entiendo, mi discurso será del tipo “qué mal lo estás pasando, ¿has probado en cambiar tu táctica y hacer…?” y seguramente me escuchará más.

En el grupo que llevo, muchas madres acuden por primera vez con problemas de lactancia. Muchas llegan con el chupete y algún que otro biberón (ni que sea de agua) en la bolsa. Si empiezo a decir “has de quitarle el chupete, haces mal en darle biberones etc.” se sentirá criticada. Hemos de entender lo que la lleva a ello y darle estrategias por ejemplo, para consolar al niño que no sean el chupete y las tetinas.

No somos nadie para criticar a los demás. Ayudaremos más estando al lado que enfrente.

2- No neguéis nunca su percepción de la realidad

Seguramente vendrá ofuscada y algunas cosas sin importancia para nosotras las puede encontrar importantísimas. No le digáis que está equivocada, pues pensará que no acabáis de entenderla. Trabajad con ella para hacerle ver de otro modo las cosas.

.

RESOLVER:

Es importante solucionar los problemas de lactancia de una madre. Pero mi experiencia me dice que, si se han hecho bien los dos apartados anteriores, muchos se solucionan por sí mismos.

Para resolver hace falta saber y por ello es fundamental la información y preparación de las asesoras de lactancia. Pero también hemos de discernir hasta qué punto quiere una madre que le solucionemos los problemas:

Hay madres que prefieren una atención puntual, cuando ellas quieran y les cuesta integrarse al grupo, en cambio las hay que les gusta el grupo y sentirse protagonistas y hacer cosas por las demás, etc. Por ello siempre hay que dejar a las madres una puerta de salida por si no quieren volver de momento y otra de entrada para que puedan hacerlo cuando quieran.

.

CASOS ESPECIALES

Una mujer tiene más probabilidades de amamantar si sus redes sociales (pareja, amigos, familiares cercanos etc.) la apoyan en esa decisión. Desgraciadamente eso no siempre es así y a veces nos encontramos con mujeres que no cuentan con el más mínimo apoyo.

Quizás no podamos hacer mucho por los amigos o parientes lejanos, pero en la medida de lo posible hemos de “hacernos” con el apoyo del padre y de las abuelas (madre y suegra). Hemos de hacerles notar lo importantes que son y lo mucho que los necesitamos. No les critiquemos lo que han hecho mal hasta ahora, sino que hemos de explicarles cómo nos pueden ayudar a partir de ahora. Intentemos hacer de ellos un aliado.

.

Rosa Mª Jové i Montanyola. Psicóloga y psicopediatra

Dibujo de la “Guía Visual” de ALBA Lactancia materna

.

rosajove2Rosa Mª Jové Montanyola (Lleida, 1961), licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona, está especializada en psicología clínica infantil y juvenil y en psicopediatría (bebés de 0 a 3 años). Igualmente es licenciada en Historia y Geografía con especialización en antropología de la crianza. Presidenta de la delegación de Lleida del Col.legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya y responsable del programa de salud materno-infantil de UNICEF en Lleida, es miembro fundador del grupo de psicólogos en emergencias y catástrofes de Cataluña, con más de treinta intervenciones, entre las que destacan las inundaciones de Biescas o los atentados del 11-M.

Desde 1994 es la responsable del gabinete de psicología del Centro Médico CMS en Lleida, pero dada la avalancha de niños con problemas del sueño abrió consulta también en Barcelona. Actualmente está estudiando la posibilidad de hacerlo en Madrid.

Autora de varios artículos de divulgación sobre psicología infantil, cursa un doctorado sobre sueño infantil en la Universidad de Lleida.

Madre de dos niños de seis y ocho años, su marido, médico, colabora con ella en las investigaciones sobre el sueño.

.

Ilustración:  Guía visual de lactancia (Alba Lactancia Materna Barcelona)

Comentarios Cerrados.