“Lactancia materna: salud y bienestar”, por José Mª Bermúdez de Castro

aut-jose-m-bermudez-de-castroEn octubre del 2007, y a consecuencia de varias expulsiones de madres lactantes de lugares públicos, el gran científico José Mª Bermúdez de Castro escribía este artículo para el diario Público en el que nos recuerda la naturalidad y beneficios de la lactancia materna, critica la actual hipocresía en este tema y reivindica un modelo social con verdadera conciliación laboral y familiar y ayudas a la maternidad (lo que ocurre en los países nórdicos) para proteger a los bebés y la libertad de las madres.

Estas son sus palabras:

Resulta sorprendente que hace un par de semanas muchos padres y madres tuviéramos que salir a la calle para reivindicar un hecho tan natural como la lactancia materna. Los mamíferos hemos tardado muchos millones de años en perfeccionar un proceso fisiológico que permite alimentar y proteger a las crías durante un cierto tiempo después del parto.

La estrategia de la lactancia proporciona el alimento necesario, suficiente y adecuado, que cambia en su composición y propiedades durante el desarrollo de las crías, desde el nacimiento hasta la edad del destete. No se trata de descubrir aquí las extraordinarias propiedades de la leche materna, ni de escribir acerca de sus beneficios para la correcta nutrición, la salud inmediata y prolongada en el tiempo, la estabilidad psíquica y emocional, el mayor nivel de inteligencia y, en general, la calidad de vida tanto para los bebés como para sus madres.

Nuestra humana estupidez y ciertos intereses económicos, que tampoco considero necesario descubrir, han llevado a nuestras sociedades modernas a considerar la lactancia como un acto socialmente mal visto, al menos, en público. Que no se le ocurra a una madre sacarse el pecho en un restaurante para dar de comer a su hijo, ¡faltaría más!. ¿Se imaginan a las madres del Pleistoceno refugiándose en lo más recóndito de la cueva para evitar ser observadas durante el amamantamiento?. ¿No será que nuestro cerebro ha aumentado de tamaño, pero que nuestra evolución mental ha entrado en regresión?. Pues yo no me imagino un acto más hermoso que una madre alimentando a su hijo. ¡Y nos lo queremos perder!

Verdad es que la mujer pierde terreno frente al hombre en lo profesional por la ataduras que conllevan los últimos meses de la gestación y los primeros meses de cuidado del bebé. Una lactancia prolongada durante meses aún agravaría el escenario profesional de la mujer, obligada por las necesidades de su hijo. Pero no es menos cierto que en el siglo de las comunicaciones las posibilidades de conciliación entre la vida familiar y la vida laboral y profesional han aumentado en gran medida. ¿Y porqué no pueden el Estado y las empresas costear el periodo de lactancia con un salario para las madres y la cotización correspondiente?. ¿Se imaginan, señores políticos, cuánto nos ahorraríamos a largo plazo en horas de trabajo perdidas por baja laboral, en medicamentos y hospitalizaciones, si nuestros hijos tuvieran la mejor de las dietas durante sus dos o tres primeros años de vida?.

Una sociedad con un buen nivel de vida, que combinara la lactancia prolongada con una dieta equilibrada, como la mediterránea, sería una sociedad sana y mejor, con una expectativa y calidad de vida extraordinarias. Que cada uno elija su opción.

El Blog Alternativo

.

Un estudio de Atapuerca concluye la conveniencia de leche materna hasta los 4 años

.

José María Bermúdez de Castro, es doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid.

Codirector de las excavaciones de los yacimientos pleistocenos de la Sierra de Atapuerca, junto con Juan Luis Arsuaga y Eudald Carbonell. También interviene en el yacimiento de Pinilla del Valle (Madrid) y ha participado en las excavaciones de los yacimientos musterienses de Valdegoba (Burgos) y l´Abric Romaní (Barcelona).

Es, junto con los demás codirectores de Atapuerca Premio Príncipe Asturias de Investigación Científica y Técnica (1997). Premio de Ciencias Sociales y Humanidades de la Comunidad de Castilla y León (1998). Profesor Titular de la Universidad Complutense, Investigador del CSIC. Profesor de Investigación en el Departamento de Paleobiología del Museo Nacional de Ciencias Naturales, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), miembro del Comité Científico del la Revista Española de Antropología Biológica (desde 1995) y miembro del Comité Científico del la Revista Española de Paleontología (desde 1991). Vicepresidente y patrono de la Fundación Atapuerca. Miembro del Comité Evaluador del la revista Journal of Human Evolution (SCI), miembro del Consejo Asesor de la Fundación Duques de Soria y miembro del Consejo Permanente de la Asociación Internacional Para el Estudio de la Paleontología Humana de la UNESCO: “Conseil International de la Philosophie et des Sciences Humaines, Union Internationales des Sciences Préhistoriques et Protohistoriques” (2000). Académico Correspondiente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia (2002).

Es autor de los libros “El chico de la gran Dolina. En los orígenes de lo humano” e “Hijos de un tiempo perdido. La búsqueda de nuestros orígenes” .

2 Respuestas

  1. ojala todos pensaramos igual,es muy triste que un medico le diga a una mama que esta amamantando a su bebe de 10 meses ,que la leche materna solo aporta beneficio hasta los 6 meses y encima que esta perjudicando a su bebe y a ella misma…de verdad que me indigna…chicas TODAS A DAR TETA

  2. Yolanda Edo

    HA MÍ me han dicho muchas tonterias pero mi hijo y yo hemos disfrutado cuatro años y medio………….que le den morcillas no hay que hacer caso,de gente que ni siquiera lo sabe por experincia propia,A DAR LO QUE QUERAIS CHICAS

Comentarios Cerrados.