La leche materna y su sucedáneo

La leche materna no cuesta dinero y los niños que la toman tienen menos enfermedades. La leche artificial produce enormes beneficios económicos a algunas empresas, pero se relaciona con mayores índices de enfermedad y, en casos de emergencia o países desfavorecidos, su uso aumenta la mortalidad infantil.

.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=IQJfq9QZze0]

.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=9BiIHy96jxc]

.

En España, por ejemplo, solamente el 30% de las madres logran amamantar a sus hijos seis meses. El resto, generalmente por problemas diversos, dejan la lactancia materna anticipadamente. Más allá de los seis meses, cuando se introducen la alimentación complementaria o se retorna al trabajo, la mayoría de las madres dejan de amamantar muy pronto.

Las lactancias maternas de dos años, lo mínimo que recomienda la Organización Mundial de la Salud, son una minoría escasísima. ¿Qué sucede? Esta es la pregunta que nos plantea este vídeo de la TV venezolana.

La creencia de que la leche artificial es casi tan buena como la leche materna, así como mitos y errores sobre lactancia materna están muy extendidos.

IMG_1821Pero lo realmente serio y preocupante es que tantas mujeres no reciban información veraz sobre lactancia materna.

La influencia de una sociedad en la que se utiliza el sucedáneo de leche materna para alimentar a la mayoría de los bebés, es muy poderosa. De este tipo de alimentación y cultura se benefician muchas empresas importantes (fabricantes de leche y otros alimentos, de envases, de objetos de puericultura, agua mineral, compresas y tampones…).

DibujoLa salud de los niños es un derecho, así lo proclama UNICEF, pero se amenazado por los intereses comerciales de grandes y poderosas empresas. Aunque en los países occidentales se obliga a las marcas productoras de sucedáneo a indicar en sus envases que la leche materna es mejor, el cumplimiento de esta normativa sigue siendo irregular.

En España, por ejemplo, sí está permitida la publicidad de leche de continuación, a pesar de que los organismos internacionales recomiendan que se siga con la lactancia materna hasta los dos años porque es mejor para la salud de los niños.

Además, suele ser habitual que se insinúe, en contra de los protocolos, que leches de determinada marca son mejores unas que otras, cuando no hay ninguna demostración de ello.

Y, aunque no se permita la publicidad directa de leche artificial en los consultorios, todavía en muchos reparten muestras gratuitas entre las madres y las salas aparecen llenas de referencias constantes a las marcas más importantes.

A pesar de ser universalmente reconocida la superioridad inigualable de la lactancia materna sobre la artificial, que la leche materna no enriquezca empresas importantes sigue siendo un obstáculo para lograr su completa instauración y el reconocimiento social que merece.

2008-643mCon la Lactancia Materna nadie gana dinero directamente, no parece rentable. Sin embargo, hablamos mucho del ahorro económico directo que supone la  lactancia materna para las familias y de los beneficios de la lactancia materna en el niño y la madre. Pero estos beneficios llegan mucho más allá: a toda la sociedad, a todo el planeta. La lactancia materna no es patrimonio exclusivo de la madre y el bebé, que son los que la llevan a cabo directamente, sino que nos pertenecen a todos.

Para todos es mejor, por múltiples razones, vivir en una sociedad que amamante que en una que no amamante o lo haga de forma anecdótica.

Para producir leche de madre no hay que tener enormes campos sembrados para alimentar las vacas. Ni hay que tener granjas de vacas que tanto daño hacen al medio ambiente. No hay que envasarla, no hay que transportarla, no hay que almacenarla, no hay que calentarla. De hecho, no hay ni que venderla.

El Código de Sucedaneos de la Leche Materna, implantado en 1981, ha sido aceptado por todos los países, excepto Estados Unidos. Pero siguen produciéndose violaciones cada año.

Muchas mujeres siguen creyendo que no tienen leche o que su leche es de mala calidad, cuando ambas cosas son inciertas y solamente se constatan en casos que no superan el 1% de las mujeres.

.

Bebés y más

SINA

¿Cuánto nos gastamos durante el primer año de vida de nuestro bebé?

2 Respuestas

  1. Muchas veces me pregunto cómo podríamos hacer llegar esta información a las mismas madres que viven cerca de nosotras.
    ¡Resulta tan difícil “convencernos” de que lo que dice la publicidad no es siempre cierto!: la consulta del pediatra está empapelada con pósters de niños gorditos y sanos patrocinados por determinadas marcas de fabricantes de sucedáneos, las tablas de los percentiles también llevan su logo (y qué curioso, los niños que toman LME siempre están justitos de peso y necesitan “apoyo”), y las matronas dan “maletitas ” con chupetes, tetinas, botellas de agua y sobrecitos de leche…
    Menos mal que los grupos de apoyo a la LM denuncian estas prácticas, informan y devuelven a las madres la confianza en su instinto y capacidad de amamantar!
    GRACIAS pr esta denuncia.

  2. Con el tema de la lactancia pasa lo mismo que con el tema del parto: llega poca información a la madre que, queriendo lo mejor para su hijo, en muchos casos es vulnerable frente a cualquier situación desconocida.
    Sigo pensando que el éxito en LM estaría en hacer llegar a toda mujer embarazada el máximo de información VERAZ y de manera fácil de asimilar. Por desgracia, no todas las mujeres tienen acceso a grupos de apoyo en LM, ni a foros, y a veces tan siquiera a una información básica. Se debería de trabajar desde el primer momento de la concepción y empezando desde los grupos de la sanidad “oficial” pues, aunque no queramos, se le sigue dando más crédito a lo que dice el médico y/o la matrona, aún a pesar del inmenso trabajo que realizan los grupos de apoyo en LM.
    No olvidemos que con la información se tiene el poder.
    Con cariño.

Comentarios Cerrados.