La cuna vacía

publicado en: LIBROS | 6

la cunavaciaLa cuna vacía es un libro que nace de una necesidad. La necesidad de hablar, sin temor ni falsos mitos, acerca de una realidad que viven muchas parejas y para la que nadie está nunca preparado: la pérdida de un bebé en algún momento del embarazo, los hijos que nunca llegan a nacer.

Cuando esta dura experiencia tiene lugar, es preciso abordarla desde diferentes perspectivas, que en estas páginas se desarrollan con la intención de aportar luz sobre un tema casi siempre relegado a la sombra: la correcta información, el buen acompañamiento y el apoyo del entorno, la intervención psicológica, la despedida y los rituales de la pérdida, los estudios médicos posteriores… Aspectos que no deben ser tratados como tabúes, porque en tal caso sólo contribuyen a añadir un dolor innecesario a un dolor de por sí inevitable.

En palabras de Michel Odent, cirujano y fundador del Centro de Investigación de la Salud Primal de Londres: “Desde hace algunas décadas, la probabilidad de una “cuna vacía” en el embarazo o tras el parto se ha reducido notablemente. Pero cualquier madre, padre o profesional que lo haya sufrido sabe que no es razón para ignorar los problemas que conlleva”.

M. Àngels Claramunt, Mónica Álvarez, Rosa Jové y Emilio Santos abordan de frente estos problemas desde una perspectiva del siglo XXI, científica, sociológica y cultural.

.

Autores: M. Àngels Claramunt, Mónica Álvarez, Rosa Jové y Emilio Santos
La Esfera de los Libros
Publicado en junio de 2009
ISBN: 978-84-9734-850-8

6 Respuestas

  1. mirla rodriguez

    mi hermosa wiskeilis era esperada por toda mi familia yo estaba emocionada,tenia tantos sueños he iluciones soñaba con cada ropa que le iva a poner tenia con cual la iva a sacar de hospital todo estaba planiado , para esperar a mi hermosa princesa el dia 20 de agosto del 2012 fui a mi consulta , porq estaba muy hinchada y con trension alta el medico me mando a realizar varios examenes para cesarearme el dia 22, ese dia prepare todo estaba feliz y a la vez asustada llegue a me casa y dormi como a las 12 de la noche senti un colico llame a mi esposo y sorpresa para mi que al levantarme revente fuente , me fui al hospital y me enviaron a un centro de salud el cual queda a dos horas de mi pueblo y sabian que tenia 5 dilataciones esas hora en esa ambulacia fueron las peores de mi vida sentia que me moria cuando llegamos al hospital mi beba nacio muerta. fue lo peor que me pudo pasar senti que mi mundo se derrumbo .no lo podia creer todos mi sueños y mis iluciones se derrumbaron era una pesadilla solo decia porq a mi . el dolor mas grande fue cuando me enseñaron a mi beba para que la conociera fue lo peor yo queria conocerla pero no haci mi wiskeilis era hermosa como siempre me la imagine nunca pense pasar por esto desde ese dia mi vida para mi cambio a pesar que tengo mi hijo de 5 años , no puedo reir se me hace muy dificil al ver las madres con sus bebe siento una gran impotencia deseo solo dormir y no despertar ya no tengo fuerzas ni de llorar necesito que me entiendan y me digan como puedo salir de este dolor que me calcome el alma ayudenme.

  2. elblogdesina

    Estimada Mirla:

    Es una gran tragedia pasar por lo que has pasado. Entendemos que la herida emocional tarde en sanar; es muy duro perder a un hijo y más de la forma en que te ocurrió.

    La ayuda que necesitas es profesional y puedes buscar asesoramiento en psicólogos especializados en psicología perinatal. La muerte perinatal es tema principal en varios sitios en internet, pues, desgraciadamente, a las madres que se enfrentan a un dolor tan grande no se les presta la atención debida.

    Te aconsejamos que busques apoyo y te deseamos mucho ánimo.

    Un abrazo,

    Asociación Sina

  3. Mariali

    Tengo 34 años, un lindo hogar formado con mi esposo y tres angeles cuidandome desde el cielo.
    Ha sido un golpe a nuestros sueños el haber perdido a mi José María, Mariagracia y Mariajosé.
    El tiempo pasa…y en mi corazón viven siempre…aunque me duele saber y sentir que para gente cercana a mi nisiquiera los recuerdan.
    El haber perdido a mis bebes tan pequeños nisiquiera me ha dado derecho a poderlos llamar “hijos” ante las personas… me ven mal, me “consuelan” diciendo que ya pronto vendrán.
    Que importante es reconocer su presencia en nuestras vidas… poco a poco lo he ido haciendo, sugiriendo hasta en mi propia familia.

    Mientras tanto, el tiempo pasa, y a mi esposo y a mi, la única ilusión que nos queda es reunirnos con mis 3 traviesos un día!

  4. elblogdesina

    Estimada Mariali:

    Sentimos mucho que hayas tenido que pasar por tan duros momentos y esperamos que algún día la vida te regale lo que tanto has anhelado.

    Es cierto, como bien comentas, que las pérdidas perinatales están muy mal gestionadas en nuestro entorno. No sólo se resta importancia al dolor de la madre (incluso prácticamente negándole el derecho a sentir su pérdida como tal), sino que se tiende a desterrar el apelativo de “hijos” a aquellos que no nacieron.

    Esperemos que poco a poco estas situaciones sean cada vez más anecdóticas. Las madres que pasan por estas pérdidas lo merecen, esos niños que no están junto a nosotros también.

    Mucho ánimo desde la distancia,

    Asociación Sina

  5. PATRICIA

    Hace 7 años, después de un embarazo normal, cumplidos los 9 meses, me realicé el último control para programar la cesárea, ya que mi gordita estaba sentada. No había latidos…no podía entender lo que estaba sucediendo. Al dolor desgarrador y sin consuelo, se sumaba lo que me decía la gente….menos mal que no nació… si nacía y moría hubiera sido peor… todas frases que me hacían sentir que yo no tenía derecho a sufrir! Busqué información por internet, tenia la necesidad de sentir que alguien me entendía! Al año de la muerte de Lucía, encontré el Grupo Era en Abril, (ahora Fundación), grupo de ayuda mutua para padres de bebés fallecidos en el embarazo, el parto, o después de nacer. Actualmente trabajo en la fundación, y la necesidad de las mamás y papás que llegan, es encontrar gente con la que se pueda hablar libremente de sus hijos. Acá encuentran el espacio para hacerlo, ya que nadie más que alguien que ha pasado por este dolor puede comprendernos mejor. El dolor no se va, pero con el paso del tiempo, se va aliviando, y le deja paso al amor, ya que aunque nuestros hijos no estén físicamente con nosotros, el amor que sentimos por ellos no se termina nunca. Gracias por dejarme contar mi experiencia. y los invito a visitar nuestra página http://www.eraenabril.org

  6. elblogdesina

    Estimada Patricia:

    Gracias por compartir tu experiencia con nosotras.

    Como comentas, el dolor ante una pérdida perinatal no está bien aceptado en nuestra sociedad. El entorno, en estas situaciones, trata de pasar página lo antes posible, negando el dolor de la madre, haciendo que sienta que no tiene fundamento… Hay mucho que trabajar en este campo…

    Te mandamos un enlace a una de nuestras entradas sobre el manejo de la lactogénesis en madres que han sufrido una pérdida perinatal. Muchas no son informadas y se encuentran, tras perder a su bebé, con los pechos llenos y los brazos vacíos. Nadie las pone sobre aviso de esto, ni les informa sobre cómo gestionarlo. Este es el artículo: http://www.asociacionsina.org/2011/08/01/pecho-lleno-brazos-vacios-manejo-de-la-lactogenesis-ii-en-la-perdida-perinatal-por-angels-claramunt-y-susana-cenalmor/ No sabemos si en la asociación os encontráis con estos casos a menudo. Tal vez este artículo os sea de utilidad.

    Por último, te damos nuestra enhorabuena por participar en el proyecto Grupo Era en Abril. Es una iniciativa preciosa y muy necesaria.

    Un saludo,

    Asociación Sina

Comentarios Cerrados.