Síndrome de Raynaud en el pezón

publicado en: Lactancia: problemas | 0

El síndrome de Raynaud [i] se define como una isquemia transitoria, o falta de riego sanguíneo, en las zonas más distales del cuerpo: dedos de las manos y de los pies, orejas, punta de la nariz y también pezones.

Los siguientes síntomas nos ayudan a diferenciar el síndrome de Raynaud de otros procesos, como una infección bacteriana o un traumatismo por mala postura:

  1. La punta del pezón cambia de color al acabar la toma. Puede tratarse de un cambio bifásico (blanco/ azulado) o trifásico (blanco/ azulado/ rojo).
  2. El dolor empeora mucho con el frío y mejora con la aplicación de calor local.

El miedo y el estrés también empeoran el cuadro, pues las catecolaminas y noradrenalinas que se segregan en estas situaciones son altamente vasoconstrictoras. Estas mujeres suelen mejorar mucho cuando están en un entorno favorable donde se sienten atendidas y escuchadas.

Un problema mecánico (anquiloglosia, mala postura…) puede desencadenar por sí solo un síndrome de Raynaud, ya que el pezón queda aplastado contra la cresta alveolar inferior, lo que limita el riego sanguíneo. En algunos procesos infecciosos también se produce Raynaud, ya que éstos provocan alteraciones vasculares.

.

Tratamiento

El tratamiento consiste en aplicar calor local antes y después de las tomas. Se aplica el calor justo antes de la toma e inmediatamente después de ésta.

Consumir  bebidas calientes que no contengan cafeína  o teína (vasoconstrictoras ambas) antes de amamantar y hacerlo en lugares cálidos también puede contribuir a paliar los síntomas del Raynaud.

Es importante que la madre madre esté relajada y  tranquila mientras da el pecho. De esta manera, no segregará una oleada de hormonas del miedo que puede entorpecer aún más el proceso.

El síndrome de Raynaud se cuenta entre los efectos secundarios del tabaquismo, y a veces pueden padecerlo incluso mujeres que son fumadoras pasivas.

Si las medidas físicas no funcionan, hay estudios que refrendan el uso de un vasodilatador como Nifedipino. Se trata de un fármaco apto para las madres que dan el pecho, ya que es seguro para los bebés, aunque puede ocasionar efectos secundarios leves a las madres. [ii] , [iii]

En este sentido, recordamos que la web del Hospital de Marina Alta de Dénia (www.e-lactancia.org) ofrece una magnífica base de datos de farmacología y compatibilidad de medicamentos con la lactancia, coordinada por miembros del Comité de Lactancia de la AEPED (Asociación Española de Pediatría).  Se trata de una herramienta de trabajo muy útil para cualquier profesional sanitario.

.

Ante un síndrome de Raynaud que no remite pese a las medidas físicas, la madre debe acudir a su médico, con toda la información pertinente, para que éste determine si conviene o no recetarle medicación.

.


[i] Raynaud’s Phenomenon of the Nipple: A Treatable Cause of Painful Breastfeeding. Jane E. Anderson, MD*, Nancy Held, RN, MS and Kara Wright, MD

[ii] http://toxnet.nlm.nih.gov/cgi-bin/sis/search/f?./temp/~A3ch5Z:1

[iii] http://www.e-lactancia.org/

.

Extraído de: “CAUSAS TRATABLES DE DOLOR AL AMAMANTAR”

Inma Marcos y Alba Padró

IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant)

Asesoras de Alba Lactancia Materna (Barcelona)

Comentarios Cerrados.