Tecnología alrededor de la lactancia: SACALECHES, PEZONERAS Y OTROS ACCESORIOS

publicado en: Lactancia en general | 3

Ana Mª Morales, consultora de lactancia IBCLC de reconocido prestigio, nos habló de este interesante tema en el V Congreso FEDALMA (sept. 2008, Zaragoza):

Estamos asistiendo en los últimos años a un espectacular auge si no de la prevalencia de la lactancia materna al inicio, sí a un aumento de la prevalencia en el tiempo de amamantamiento, así como una mayor valoración de la leche humana tanto en sus aspectos nutricios como inmunológicos. Buena prueba de ello en el sector sanitario es la implantación paulatina en las unidades neonatales del método madre canguro y alimentación del bebé prematuro o enfermo con leche de madre, el aumento de la creación de bancos de leche y de hospitales IHAN. Por otro lado, cada vez más profesionales y agentes de la salud en sentido amplio desean formarse en lactancia materna.

Paralelamente, el espectacular crecimiento de grupos de apoyo a la lactancia materna en todo el país da buena prueba de que la lactancia materna comienza a ser la mejor forma de alimentación y desarrollo de nuestros hijos e hijas.

Pero como nadie es ajeno al mundo en el que vivimos, cada vez más, muchas multinacionales y empresas se han dado cuenta del mismo hecho: proliferan en el mercado todo tipo de “accesorios” cuya publicidad asegura que “facilitan la lactancia materna”

Teniendo como marco el V Congreso Fedalma sobre Lactancia Materna y Desarrollo Sostenible, me gustaría exponer en esta mesa redonda algunas reflexiones en voz alta con el único objetivo de promover el debate y hacernos pensar y ser críticos con dichos “accesorios”.

Estas reflexiones en voz alta no están basadas en evidencia científica ninguna, sino que son fruto de mi experiencia como madre, como asesora de grupo y como consultora profesional. El privilegio de atender a cientos de madres y bebés me ha hecho recolectar un sinfín de informaciones y también de anécdotas sobre dichos “accesorios” o “artilugios” pero sobretodo sobre su uso, el buen o mal uso, el abuso y las consecuencias sobre la lactancia materna para la madre y su bebé.

ana-con-macas

Vamos a ver algunos de ellos:

Sacaleches
• Pezoneras
• Cojines de “lactancia”
• Cremas y otros ungüentos para el “cuidado del pezón”
• Protectores del pezón
• Infusiones y bebidas que “aumentan la leche”


Accesorios para la lactancia materna: ¿¿son necesarios??

Los accesorios para la lactancia son objetos y por tanto por definición son neutros. Es su uso o su mal uso lo que los hace perjudiciales.

ññ

Sacaleches:

extractormanual_1Se está extendiendo de manera impresionante la costumbre de añadir al “Kit de los primeros cuidados del bebé” un sacaleches para las madres después del parto ” porque lo necesitarás”:

  • Para la ingurgitación mamaria que puede suceder los primeros días. Su uso es muy aconsejado tanto por los profesionales de la salud como por los propios familiares y otras madres En general la ingurgitación mamaria nos avisa que (entre otras razones) quizás hay una mala dinámica de lactancia: mala posición que no permite un buen drenaje, restricción horaria en las tomas ya sea en la frecuencia o duración, bebe que duerme demasiado…. La ingurgitación después del parto no se resuelve extrayendo la leche con sacaleches. La presión que ejerce un sacaleches sea manual o eléctrico puede inflamar más todavía la zona de la areola, congestionándola más de lo que estaba y produciendo más inflamación y más dolor. Si a esto le añadimos que la copa sea demasiado pequeña para el tipo de pezón, éste resulta dañado ya que puede provocar grietas. El resultado final es que además no sale apenas calostro con lo que la madre se siente minada en su capacidad de producir leche. Soluciones: buen posicionamiento, tomas  no estrictas y frecuentes y si es necesario aliviar la congestión, lo mejor es la expresión manual de pecho: es sostenible, sale más leche y le da un poder a la madre impresionante sobre su cuerpo, ya que puedes exprimirte donde quieras sin esfuerzo.
  • “Por si te quieres ir un ratito y así se lo da tu marido en un biberón”. Cada vez es más común esta frase, dando por sentado que una madre desea salir corriendo de su casa y dejar a su bebe para “hacer sus cosas”. Respetando todas las opciones de crianza, como madre y consultora puedo afirmar que aunque a veces sí desearías “salir corriendo”, generalmente lo harías con tu bebé. Lo pernicioso de esta situación no es usar un sacaleches sino la frase que te hace pensar que debes usarlo, ya que se puede hacer creer a una madre que lo normal en un posparto es que tengas que salir sin tu bebé. Amamantar a un bebe no sólo es darle la leche sino poder salir al mundo y seguir amamantando con tu hijo a cuestas en público: en tiendas, en juzgados, en museos, en restaurantes, en la peluquería o yendo de rebajas. Es un derecho del bebé y de la madre.
  • “Porque tengo grietas y me duele mucho”. Al igual que con la ingurgitación un sacaleches mal utilizado o con la copa inadecuada no soluciona el problema, sino que lo acentúa. Lo mejor es la expresión manual del pecho junto con la corrección y la capacitación de la madre para conseguir un buen agarre y posición del lactante al mamar.
  • “Porque así tendré mas leche”. Producir más leche de la que el bebé quiere tomar desemboca en una obstrucción y en mastitis, provocando justamente lo contrario a lo deseado, y esto es una reducción de la producción.

En líneas generales, con un recién nacido sano NO es necesario tener ni usar un sacaleches durante los primeros meses de vida.

Entonces, ¿por qué se recomienda? En general se hace por desconocimiento del patrón normal y fisiológico de un lactante amamantado. Lo cierto es que, si una madre lo tiene delante lo acaba utilizando.

Pero, ¿cuando son necesarios? Pues como su palabra indica, cuando hay necesidad.

En situaciones de separación de la madre y el bebé: prematuros, lactantes enfermos, madre hospitalizada o pendiente de hospitalizar, vuelta al trabajo antes de los siete meses….
En obstrucciones y mastitis (junto con la medicación adecuada) que no se resuelven con mayor frecuencia de tomas y con expresión manual por estar la zona obstruida muy dura.
En anomalías tanto de la cavidad oral del bebé ( succión inmadura, frenillos cortos que dañan el pezón, fisuras palatinas completa, retrognatias acentuadas…) como de la anatomía del pecho (pezón muy plano o invertido…) u otras que impiden establecer un buen patrón de lactancia y que van a suponer unas semanas de lactar en diferido mientras se solucionan.
En relactaciones o inducciones de leche materna.
• En algunas situaciones que por razones personales la madre desea dar su leche al bebé pero no directamente al pecho.
• Para donaciones a Bancos de Leche.

Los sacaleches tienen en estas situaciones un grandísimo valor: producen/mantienen la producción de la leche y el lactante es alimentado con ella.

Pero no hay que olvidar lo principal: el sacaleches por si solo no obra milagros. En cualquiera de estas situaciones, el sacaleches es un instrumento al servicio del lactante y de la madre, pero la lactancia directa se recupera porque todo el proceso es ACOMPAÑADO (y por tanto el uso del sacaleches) por los profesionales de la salud /asesoras.

¿Todos los sacaleches son buenos por igual?: NO

¿qué es lo que se ha de tener en cuenta en la elección de un sacaleches?

  • En primer lugar la copa: hay muchos sacaleches con una sola talla de copa, La copa es importantísima, debe ser “cómoda”, que no comprima demasiado el pezón , ya que si no, éste se dañará y el dolor inhibe la eyección láctea.
  • Cómodo en el manejo, tanto si es manual como eléctrico.
  • Higiénico: que sea fácil de limpiar y que no queden recovecos inaccesibles a la limpieza que puedan generar gérmenes.
  • Silenciosos para no inhibir la eyección láctea.
  • Con varias fases de succión e intensidad de aspiración para que la madre pueda regular el flujo de leche de inicio a fin de la extracción.

Recordemos siempre que en primer lugar hay que animar y capacitar a la madre para hacerse extracciones manuales y si es necesario el uso del sacaleches orientarla en la elección y enseñarle a como hacerlo (masaje previo, doble extracción si el bebé está enfermo, ajuste de la copa…).

ññ

Pezoneras

pezonerasSe abusa en demasía de las pezoneras. En los grupos de apoyo a lactancia una de las situaciones mas frecuentes es la de madres que llegan con pezonera sin causa justificada. En general su uso viene recomendado desde los hospitales, generalmente por:

  • La madre “no tiene pezón”. Es increíble y tristemente risible ver como madres con un pezón más que protuyente sea grande o pequeño acuden a los grupos con la pezonera puesta.
  • Dolor al mamar y/o grietas. La madres acuden a los grupos con las pezoneras y con más grietas y dolor.

En ambos casos, la recomendación (y a veces imposición) del uso de pezoneras se hace por un total desconocimiento tanto de la anatomía de la mama como del mecanismo de succión de un lactante: todas las madres tienen pezón y en su defecto todas tienen areola y un buen posicionamiento del bebe al pecho evita el uso de pezoneras sin provocar daño en el pecho. Esto que parece tan sencillo, y que de hecho lo es en una sola toma donde el bebe se agarra solito sin “ayuda” de la pezonera, en muchas madres se convierte en una muleta necesaria para amamantar.

El uso injustificado de pezoneras durante periodos largos puede afectar profundamente a la madre dándole el mensaje de que “mi pecho no es suficientemente bueno”.

Pero, ¿a veces son necesarias? SI, cuando como su palabra indica son necesarias.

  • En pechos con pezón plano o auténticamente invertido y que después de repetidos intentos el bebé daña y provoca mucho dolor a la madre.
  • En bebés que por problemas de succión o cavidad oral no puede hacer un buen sellado y succionar y prolongar el pezón dentro de su cavidad oral para estimular la succión: se agarran pero no consiguen mamar o resbalan sobre la areola sin conseguir el agarre. La pezonera facilita que el bebé active el punto S de succión y por tanto facilite la succión y el sellado.
  • Pueden ser necesarias para bebés prematuros o enfermos que han estado alimentados en diferido para la transición al pecho directo, así como en relactaciones.

En estos casos el uso de pezoneras debe ser temporal y acompañando y capacitando a la madre tanto en la colocación como en el agarre en las tomas. Hay que garantizar que el bebé mama bien y no daña la areola y pezón y capacitar a la madre para evaluar la toma.

En el caso de pezones planos o invertidos con dolor intenso en el agarre y toma, hay que asegurar que la pezonera y el bebé se colocan bien, ya que mal colocada, la pezonera aumenta la intensidad del dolor y bien colocada, aunque
no se consiga una toma indolora, disminuye la intensidad del dolor y este efecto “barrera” relaja a la madre.

No hay que apresurar ni presionar a la madre para retirar las pezoneras, sino explicarle claramente por qué se recomiendan y cómo se va a mejorar la situación así, como la importancia y el valor de la lactancia directa (aunque sea
con pezonera) frente a la lactancia diferida por su valor tanto para la producción de leche como de vínculo con su bebé.

En general, con práctica, paciencia y algo de tiempo, las pezoneras se van retirando poco a poco. Se puede recomendar a la madre que intenté hacerlo a veces sin pezonera después de un rato de estar mamando el bebé, cuando esté mas dormido etc.

¿Todas las pezoneras sirven? NO

¿Cuáles son las más adecuadas?

  • Las de silicona fina y flexible y a ser posible que permitan una franja en contacto directo del pecho con la cara del bebé.
  • Que selle bien la areola de la madre para que no se suelte.
  • Debe evaluarse cuidadosamente el diámetro de la pezonera: Al igual que con el sacaleches el pezón debe estar “cómodo” dentro. Si la pezonera es pequeña para el diámetro de pezón de la madre, lo comprime y lo daña.
  • Hay que evaluar también la longitud del pezón artificial en relación al paladar del bebé. Un pezón demasiado largo para una boca pequeña invade demasiado al lactante pudiendo provocar reflejo de náusea en lugar de succión.

ññ

Cojines de lactancia, protectores del pezón, cremas y ungüentos y bebidas e infusiones…y otros artilugios varios

En este apartado no voy a entrar en detalle, ya que considero que este grupo pertenece a los artilugios que sólo sirven para ser vendidos y por tanto los beneficios son para las empresas y no para las madres y sus bebés.

En línea general ninguno de ellos no sólo NO son necesarios para la lactancia materna, sino que además pueden ser perjudiciales para la misma:

  • cojinCojines de lactancia: interfieren en la posición para el agarre y la toma. El bebé queda demasiado horizontal, impidiendo la visión a éste y pudiendo provocar regurgitaciones continuas, además de problemas de agarre. Pueden tener una cierta utilidad para gemelos pero cualquier almohadón de casa podría hacer la misma función. Puede crear (y la crea) dependencia e inseguridad en la madre, que “siente” que no puede amamantar sin el cojín.
  • discosProtectores de pezón o discos. Caros, poco ecológicos y perjudiciales: mantienen la zona de la areola y pezón en constante humedad, macerándolo y pudiendo irritarlos. Su uso, transmite a la madre el mensaje de que chorrear leche o mojar es antiestético y algo que debería ocultarse impidiendo la normalización de la lactancia. Los protectores discos si la madre desea utilizarlos deberían ser de tela y transpirables. Unos retales de toalla hacen perfectamente la misma función.
  • Cremas y ungüentos varios para “prevenir el dolor en el pezón”: No sirven absolutamente de nada tanto si el pezón está irritado como si no lo está. Si el pezón tiene grietas o está irritado es debido a una mala posición. Si se corrige el agarre, el pezón y la areola NO necesitan nada y si no se corrige, el pezón seguirá irritado aunque le pongas cremas varias. La lanolina es inocua , pudiendo crear un efecto placebo en la madre, pero hay muchas otras que por su composición pueden arrastrar la grasa protectora que segrega la areola y algunas pueden penetrar en los conductos provocando serios problemas para el amamantamiento (rechazo de bebé …).
  • Infusiones y otras bebidas que “hacen más leche”. La leche la “hace” el bebé con la succión. Las infusiones y otros brebajes pueden ser perjudiciales para la salud de la madre y el lactante. Además el mensaje que recibe la madre es (como en los otros artilugios) que su cuerpo es insuficiente para producir lo que su bebé necesita.

Podríamos seguir extendiéndonos en describir otros muchos artilugios, que no llegan ni a la categoría de accesorios, ni mucho menos de instrumentos, y que sólo sirven para enriquecer los bolsillos de las empresas y comercios que las venden, y que en definitiva, NO FAVORECEN LA LACTANCIA MATERNA, sino más bien lo contrario: hace sentir a la madre que ella y su bebé son incapaces por si mismos de producir leche y amamantar, creando la necesidad de “echar mano” a cosas de fuera (cojines, sacaleches, pezoneras…) e impidiendo con barreras la fusión necesaria para el amamantamiento.

ññamamantando1

ññ

Porque para amamantar SÓLO hacen falta un pecho materno y un bebé unidos como un solo cuerpo

ll

ññ

ññ

ññ

Ana Morales es una experta en MATERNIDAD:

Ana Morales • preparadora para el parto y pos-parto
doula
• asesora de lactancia IBCLC
• alma y monitora del grupo de lactancia de Castelldefels (MaCas)
• experta en masaje infantil
conferenciante sobre el tema
profesora-formadora en lactancia tanto de mujeres asesoras como de profesionales sanitarios (médicos, enfermeras, comadronas…)
• miembro activo de la Federación Catalana de Lactancia Materna
• miembro del Comité de Lactancia Materna del Hospital infantil y maternal Sant Joan de Deu de Barcelona.

Ha aprendido con los mejores (Michel Odent, Laura Gutman, etc.) y su posición privilegiada entre los dos mundos (el sistema médico y las madres) le otorga una visión global, profunda y certera del tema.

Su profunda vocación hacia la maternidad, su completa formación/CV, su experiencia con más de 600 madres atendidas personalmente y miles de consultas telefónicas, su actitud de servicio a las familias, nos da una idea de la categoría de Ana como persona y gran profesional en el campo de la lactancia materna.

Enlaces relacionados:


3 Respuestas

  1. hola podriais explicarme como contactar con el grupo de lactancia? mis grietas son muy dolorosas y no consigo qejoren, gracias

  2. Hola Sara,
    tienes nuestros datos de contacto y horarios de los GAMS en el apartado “Información SINA” en la cabecera de la página. Te invitamos a que nos contactes y te pases por el GAM de tu conveniencia. Un abrazo.

  3. Hola mi bebe tiene dos meses y estoy intentando la relactacion es que nunca lo he podiddo amamantar ya q antes q nacierame internaron por q me dio flu y despues me hicieron la cesarea pero no me permitieron verlo y tampoco lo tuve los 3 dias q estuve en el hospital asi estuvimos separados cuando por fin lo tuve intente yo sola en mi casa pero no pude se negaba y solo lloraba y poco a poco se me fue mi leche ahora en el wic una de lactancia me dijo q si se puede q me tome fenugreek y q

Comentarios Cerrados.